El gobierno está en EE.UU. negociando con los buitres. En nuestro país hasta la Iglesia ha sacado una declaración pidiendo “unidad” para negociar. Todas las fuerzas políticas patronales, los empresarios y lo más granados dirigentes sindicales están a favor de pagar, no quieren hacer olas. Todos quieren que se pague lo antes posible y que se pase el “mal trago”. Que Cristina haga los “deberes”, aplique el ajuste económico y entregue el mando en el 2015 a un nuevo gobierno “más amigable a los mercados”.

Sólo la izquierda se ha pronunciado por rechazar el fallo de Griesa, por no pagar. Pero con pronunciarnos no alcanza. Debemos poner en marcha una acción: un polo político que se plante contra el pago de la deuda a los fondos buitres y demás acreedores. Esto es, generando una enorme movilización nacional por el no pago de la deuda externa de la mano del enfrentamiento al brutal ajuste económico que viene imponiendo Cristina, la criminalización de las luchas obreras y la persecución al activismo identificado con la izquierda como la reciente y heroica lucha de los compañeros de Gestamp.

Llamamos a todas las fuerzas de la izquierda, a las fuerzas que se consideran realmente anti-imperialistas, democráticas, sindicales e, incluso, a aquellos sectores originados en el kircherismo que dicen honestamente tener cuestionamientos al pago a los fondos buitres, a organizar una gran movilización nacional contra el pago de la deuda externa para que sea el pueblo el que decida en las calles qué hacer con la deuda eterna imponiendo su salida.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb