por Rosi Luxemburgo

El Supremo Tribunal Federal brasileño inició hoy los debates para analizar la despenalización del aborto hasta la semana 12 de gestación. La iniciativa fue lanzada por el PSOL el año pasado y será debatida en plenario hoy y el lunes. La prohibición del aborto afronta preceptos fundamentales de la Constitución Federal, el derecho de las mujeres a la vida, la dignidad, igualdad, la ciudadanía plena, la no discriminación, el acceso a la salud y la planificación familiar.

¡No se puede más negar este derecho!

Como en el resto del mundo, gracias a la criminalización, las mujeres que hacen parte de la clase trabajadores y el pueblo en general recurren a prácticas no reguladas precarias y degradantes, que las llevan a la muerte y las mutilaciones. Eso ocurre de forma aún más intensa entre las mujeres pobres, negras y de las periferias, que sufren la violencia familiar, los acosos de un violento, los abandonos y de una educación religiosa oscurantista, además de no contar con los medios para pagar abortos seguros, aunque clandestinos.

En un parlamento donde las iglesias legislan, defender la legalización del aborto es defender la vida de las mujeres y el derecho de todas las personas embarazadas de decidir sobre su cuerpo. Así la lucha en Brasil se suma a lucha del movimiento feminista internacional y en este momento en particular a la enorme pelea, que puede hacer historia, de las mujeres argentinas. ¡La marea feminista llega todos lados!

¡Aborto legal, libre y gratuito en el hospital!

#NiDetenidasNiMuertas

¡Iglesia y Estado asuntos separados!

Acompañe en vivo el debate en:

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 480

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion