Que te despidan en este momento de ajuste, cuando hay que arañar para llegar a fin de mes, cuando las cifras de desocupación empiezan a crecer, es terrible para cualquier laburante. También es terrible que para poder conservar tu fuente de trabajo, haya que soportar condiciones de persecución y hostigamiento constantes. Esa es justamente la función del flamante Ministerio de Modernización; garantizar despidos y persecución.

El Ministro Ibarra tiene un currículum bien abultado en perseguir trabajadores y trabajadoras, desde su gestión en el Gobierno de la Ciudad. Pero fue cuando llegó a Nación, que pudo desplegar con todo su aire de matón a sueldo.

Desde los primeros días de gestión este personaje nefasto fue el garante de las decenas de miles de despido en el estado, a costa de generar un clima de miedo y terror en las oficinas y dependencias públicas. Obligando a los y las trabajadoras a abrir sus facebook personales frente a sus superiores para demostrar que no eran K, ni zurdos, ni andaban haciendo lío por ahí. Poniendo gente de afuera a controlar las conversaciones en los pasillos, buchoneando a los jefes cualquier actitud “sospechosa”. Los constantes y eternos rumores de “se vienen los despidos, no hagas bardo” para mantener a todos a raya. Reuniones intimidatorias con los funcionarios de la gestión, para saber “si todo está bien”. Y ya, sin mayores preocupaciones, metiendo a la policía adentro de los edificios públicos, ¡y hasta adentro de los hospitales!

Así es como trabajamos la mayoría de los y las estatales que no fuimos echados. Con la mirada de las cámaras en nuestra nuca, al mejor estilo Gran Hermano, sin saber cuándo un comentario puede ser motivo de sanción.

Por eso, decir que el Ministerio de Modernización es la Gestapo del gobierno de Macri refleja claramente lo que cada estatal siente o piensa de la administración de Andrés Ibarra; ha sido el responsable de generar las condiciones de miedo y terror en cada repartición, para facilitar que pasaran los miles y miles de despidos que vienen ejecutando desde que asumió Macri.

Un Ministerio encargado no sólo de ser el ejecutor de la política de ajuste del FMI en el Estado, también al servicio de imponer un clima de terror en los lugares de trabajo. Con la excusa de que en el “Estado sobran trabajadores” reventó decenas de miles de puestos de trabajo. Pero siempre enfocado en el activismo, en quién levanta la voz y defiende sus derechos.

Eso fue exactamente lo que hicieron en el Hospital Posadas: los primeros despedidos fueron los y las enfermeras que se negaron a trabajar ¡12horas de noche! rechazando las condiciones de hiper explotación que se les quería imponer. Después se extendió a quienes se presentaron en la lista de oposición Unidad de los que Luchan, contra el entregador Darío Silva de ATE Morón. Todo con policías y gendarmes armados adentro y afuera del Hospital, filmando a quienes participaban de las asambleas. ¡Si hasta aprietan a quién ven conversar en un pasillo con un activista!

También lo hicieron en el INTI, donde echaron al cuerpo de delegados. Y así en cada repartición donde hubo despidos masivos: Mina de Río Turbio, Agroindustria, Anses, Fabricaciones Militares, Energía, y un larguísimo etcétera.

El Ministerio de la Persecución y los Despidos, no sólo se ocupa de achicar la planta estatal: tiene un horizonte bien claro que es barrer con todo lo que pueda convertirse en oposición, resistencia y lucha. ¡Se quieren sacar de encima a cualquiera que piense distinto, que no apoye su proyecto, que no esté dispuesto o dispuesta a agachar la cabeza y hacer silencio mientras este gobierno nos revienta las condiciones de vida!

Y no se incomodan al confesarlo ¡Fue con los más de 350 despidos en Télam que blanquearon públicamente que los despidos eran para quienes no se “ajustaban al proyecto institucional”! ¡Si no pensás como nosotros, afuera!

El gobierno tiene un plan, que es reducir a su mínima expresión la planta estatal. Recientemente anunciaron el recorte de 300 mil millones de pesos para reducir el déficit a 1,3% para el 2019. Todo esto ya lo había adelantado el Ministro de Hacienda Dujovne, junto al entonces director del BCRA Sturzenegger, en una conferencia de prensa, cuando en medio de sonrisas camuflaban cómo lo iban a conseguir: despidos, rebaja de salarios, y más despidos. Y para esto necesitan sofocar todo lo que puedan, cualquier foco de conflicto, generando un clima de terror en cada repartición, para que nadie se anime a levantar la voz.

Pero no es cierto que sea ésta la forma de reducir el déficit fiscal, se nos acusa a las y los estatales de generar un gasto insostenible para el Estado con nuestros sueldos de miseria, mientras le siguen quitando retenciones a los exportadores sojeros y mineros, y mintiendo con la verdadera causa del déficit que hoy es el pago cada vez más pesado de intereses y pagos de capital de la deuda externa.

Y este plan lo comenzaron el día 1 de su gobierno, no hacen más que profundizarlo como parte de las condiciones que le pone el FMI! ¡Es un gobierno que gobierna para los ricos, y en el Estado necesita al gendarme del orden que es el Ministerio de Modernización!

El gobierno de Macri sigue buscando las mil maneras para meter miedo, para evitar que en los lugares de trabajo se exprese la bronca que cada día crece más, pero la tiene difícil. El paro general demostró eso; ¡que el hartazgo de vivir como se vive y trabajar en estas condiciones está colmando la paciencia de todos y todas! Siguen en pie luchas extraordinarias como la del Hospital Posadas o la de Télam, el INTI, la planta de agua pesada en Neuquén, los Mineros de Río de Turbio, o los trabajadores del Astillero Río Santiago que se preparan para una lucha muy dura. Como en muchos ministerios de los que ya se anunció su cierre, y con ello cientos de despidos.

¡Todas luchas valientes y aguerridas que tienen que confluir para pegar con un solo puño! ¡No hay 2019 si el gobierno logra pasar el tremendo ajuste que le dicta el FMI, los empresarios y mercados!

Para que gane el Posadas, Télam, Río turbio, INTI, PIAP, Astilleros y todos los sectores que están en pie de guerra, hay que preparar una gran jornada de lucha nacional confluyendo en una gran movilización al Ministerio de Modernización, lugar donde se concentra el ataque brutal contra los y las estatales. Una jornada de lucha que exija el paro general de 72hs con movilización a Plaza de Mayo.

¡El ataque del gobierno de Macri y sus guardianes en el Ministerio de la Persecución y los Despidos, lo vamos a frenar en la calle!

 

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb