por Cristian Erre

En el marco de un Campeonato Mundial de Fútbol atípico, en el cual los principales candidatos y sus grandes figuras quedaron fuera de competencia anticipadamente (a excepción del seleccionado francés y sus jóvenes estrellas de ascendencia africana), empieza a adquirir una mayor importancia el mercado de pases regido por el receso europeo.
El cimbronazo indiscutido y el punto fuerte de este verano boreal fue la noticia de que luego de 9 temporadas, 4 Champions League y más de 450 goles Cristiano Ronaldo deja el Real Madrid para irse a la Juventus. Tal fichaje, impresionante desde el punto de vista futbolístico, no solamente conmueve por las cuestiones deportivas. La transacción costará la nada despreciable suma de aproximadamente 350 millones de euros entre los 112 millones por el pase, más los 240 millones por los cuatro años de contrato. Cifra récord en el fútbol italiano. En todo el país se ha desatado una euforia por la incipiente incorporación del astro portugués a la Serie A, y que permita olvidar el fracaso de la no clasificación a Rusia 2018. Aunque también se ha encontrado resistencia en algunos trabajadores del Grupo FIAT.
¿Y qué tiene que ver esto con los trabajadores de la FIAT? Simple. El presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, es junto con su familia, el principal e histórico accionista y director del grupo automotriz italiano.
Es a partir de este escandaloso y obsceno “movimiento del mercado”, que los trabajadores de la FIAT Melfi SATA (planta en la región sur de Italia, inaugurada en los 90′ y con una tecnología de avanzada) agrupados en el USB (Unione Sindicale di Base) opositor a las centrales obreras tradicionales, manifestaron a través de un comunicado el rechazo a esta situación entendiendo que “es inaceptable que mientras la compañía sigue pidiendo a los trabajadores enormes sacrificios a nivel económico, decida gastar cientos de millones para el fichaje de un futbolista”. A raíz de esto, es que se ha decretado un paro desde las 22 hs del domingo 15 hasta las 6 hs del martes 17. Cabe mencionar que FIAT Melfi producía entre varios modelos de distintas marcas del grupo al FIAT Punto, que será discontinuado. Por tal motivo “hay 1640 trabajadores despedidos. La semana pasada se firmó un acuerdo entre Fiat y los sindicatos para liquidar el fondo de despido y el contrato de solidaridad: 5857 trabajadores rotativos tendrán una reducción en el número de horas y sueldo.” (1)
Los trabajadores de la industria italiana, en la cual sobresale la automotriz, vienen sufriendo duros recortes en su calidad de vida. Es que los ataques a conquistas históricas del movimiento obrero y los sectores populares fueron cada vez más brutales de la mano de los partidos tradicionales de derecha o “izquierda”, y sus gobiernos, todos pro Unión Europea. Todos ellos auspiciados y sostenidos por la burguesía italiana, que continuó beneficiándose a partir de la quita de derechos hacia los de abajo. Ajustes y planes de austeridad que por otro lado, no tienen miras de cambiar de la mano del actual gobierno de coalición entre la Lega y el movimiento 5 Stella, el cual sólo promueve la deportación de inmigrantes como salida al actual momento.
Es en este marco que la medida anunciada por los obreros del principal grupo industrial del país, puede convertirse en una punta de lanza que desafíe tanta euforia desatada por el autodenominado “golpe del siglo”, y que genere la posibilidad de contagio del resto de los trabajadores de la península. Entendiendo que el deporte y en especial el fútbol, pasional como lo es, no debe aceptarse como una cortina de humo que haga digerible cualquier manoseo sobre las condiciones de vida de la inmensa mayoría. Que la obscenidad y la ostentación de las sumas movidas por los empresarios y magnates entre fichajes, contratos televisivos y publicidad mientras se empuja a miles y miles a la miseria y la barbarie no puede asimilarse como normal, y que el repudio ante esto puede generar un nuevo camino de unidad de los de abajo. Dependiendo de cómo evolucione la medida, a sabiendas de las trabas que significan las distintas centrales burocráticas en cuanto a la organización por abajo, se podrán ir dando pasos para recuperar el terreno perdido. Y en ese camino, que el fútbol nuevamente sea una ocasión de disfrute en la vida, y no un placebo a costa de ella.
(1) https://www.ilpost.it/2018/07/11/melfi-fiat-fcs-cristiano-ronaldo/

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 480

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion