La semana pasada la justicia hizo lugar a la medida cautelar planteada para ocho enfermeros del turno noche, despedidos por realizar un amparo contra la imposición de las 12hs en este turno. Se suman a las reinstalaciones judiciales de Karina Almirón, Patricia Ávila, Mario Báez y Mabel Villagran, que no han sido acatadas por la dirección del hospital. Cabe destacar que la resistencia de los enfermeros viene soportando casi diez meses de un provocador atropello de la gestión que les paga menos de la mitad del salario. Desde julio del 2017 cuando impusieron las 12hs para el turno noche, los ataques de la gestión macrista del hospital no han tenido pausa; aumento de la jornada laboral, despidos de los que enfrentaron los atropellos, despidos de trabajadores que estaban tramitando la jubilación sin que les haya salido, instalación de cámaras, gendarmería y policía en el interior del hospital. Se sumaron a los despidos de 122 trabajadores en enero, y a fin de junio, nuevos despidos dirigidos esta vez a acabar con la resistencia sindical: la lista de los que encabezaron la resistencia en ATE al lamebotas de la gestión cambiemos de ATE Morón Darío Silva, entre los que se encuentra nuestra compañera Andrea Dopazo (quien encabezó la oposición en el sector de administrativos), junto a Daniela Ruiz Vargas y Jimena Lettieri del mismo sector; Karina Almirón, Edgardo Zacarías y Patricia Ávila de la lista de técnicos, Gonzalo Trímboli de servicios Generales , junto a los delegados de los gremios no oficialistas STS y CICOP.

La gestión del hospital, encabezada por Bertoldi (director Ejecutivo) y Leonardi (director de RRHH), ha hecho de la persecución sindical una bandera que agita por todo el hospital imponiendo un régimen de persecución, miedo y delaciones propio más de una dictadura que de un régimen democrático. “Bajar el perfil o ser despedido”, tal es la dicotomía que se impone a fuerza de despidos, reducción salarial y amenazas patoteriles.

La directiva VERDE de ATE MORÓN: un caso ejemplar de traidores

Darío Silva y su inefable camarilla de la verde han sido la mejor herramienta de la gestión de Macri para imponer el ajuste y la privatización en el hospital. Antes kirchneristas, con el clásico mural de Néstor en las paredes de su “casita”, construyeron su pequeño imperio monopolizando los ingresos al hospital durante los gobiernos K. Manejaban ingresos, ascensos, cambios de sector licencias y todo tipo de movimientos amparados por el hecho de ser el sindicalismo amigo del gobierno K. A cambio, siempre entregaron las luchas de los trabajadores: como fue la del pase a planta permanente o la de justicia por Emanuel (el camillero que murió intentando salvar a un paciente, en el contexto de desidia total del hospital).

Pero la lealtad de esta gente no es con el peronismo; ni con la conducción de ATE, y mucho menos con los trabajadores del hospital. Pasado el triunfo del macrismo, borraron el mural de Néstor y ¡a otra cosa mariposa! Pasaron incondicionalmente a aliarse con la gestión de Macri. En su programa de radio, en sus volantes públicos, en sus “asambleas de la verde” Darío Silva ha sido el primer defensor de los despidos de CAMBIEMOS. No sólo de los despidos: también de las 12hs para enfermería T.N. y de la privatización de los servicios como el  de limpieza (del que hay fuertes indicios que se beneficiaron).

La conducción verde nacional y provincial no ha dado un sólo paso concreto contra estos entregadores de trabajadores y condiciones laborales. Ni siquiera ante la golpiza pública de una compañera en medio del congreso de ATE han respondido. La verde nacional y provincial son, una vez más, cómplices de la entrega de trabajadores. Por mucho que hablen contra Macri, los hechos del Posadas no hacen más que confirmar lo que son: una burocracia hipócrita y cobarde que tiene menos compromiso con los trabajadores que un puñado de compañeras y compañeros que arriesgan su sueldo y años de trabajo para enfrentar el ajuste y la persecución sindical. Va desde estas páginas, y desde nuestra corriente sindical 18 de diciembre nuestro compromiso con la resistencia del Posadas y la lucha por la reincorporación de todos los despedidos.

TODO EL APOYO A LA RESISTENCIA: VIVA LA LUCHA POR LA REINCORPORACIÓN

La resistencia del Posadas es un ejemplo para todos los trabajadores. A pesar de los ataques de la gestión y la burocracia sindical, a pesar de los golpes recibidos, de los intentos divisionistas de la verde, siguen dando batalla por el hospital. Seguramente subproducto de esta resistencia, algunas decenas de trabajadores han renovado su contrato. Pero esto no es más que un pequeño episodio: la pelea por la reinstalación y reincorporación de los que no “bajaron la cabeza” y enfrentan a la patota de Silva es la clave de que el hospital pueda enfrentar el ajuste y las privatizaciones. Por eso llamamos a todos los trabajadores a acompañar la conferencia de prensa en el hospital el próximo lunes 17 de julio en el Posadas y seguir apoyando y difundiendo la campaña por la reincorporación de la oposición sindical en el hospital. De la resistencia y el apoyo que reciban va a depender el futuro de la situación en el hospital.

EL PRÓXIMO 16 DE JULIO A LAS 10 HS. LOS ESPERAMOS EN EL HOSPITAL POSADAS

PARA EXIGIR: CUMPLIMIENTO INMEDIATO Y EFECTIVO DE LAS REINSTALACIONES JUDICIALES

REINCORPORACIÓN DE TODOS LOS DESPEDIDOS POR PERSECUCIÓN SINDICAL

—————————————————————————————————

POSADAS – INTI – TELAM – RIO TURBIO

MODERNIZACIÓN ES LA “GESTAPO” DE MACRI: PREPAREMOS UNA GRAN JORNADA NACIONAL CONTRA ESE MINISTERIO DE LA PERSECUCIÓN IDEOLÓGICA Y LOS DESPIDOS

Modernización es el Ministerio creado por Macri para despedir decenas miles de trabajadores del Estado y ajustar por donde a estos ricachones menos le importa: la salud estatal, la ciencia que regula los negocios de las grandes patronales, las agencias de servicios informativos o medios estatales que podrían ser un negocio para la corporación mediática, y hasta cualquier instituto que regule algún atropello muy grosero como SENASA, medio ambiente etc., extracción de riquezas en manos del Estado como la mina de Río Turbio.

Es necesario unificar estas luchas, para darle fuerza a todas y asestarle una derrota al gobierno. La burocracia de ATE no hace más que fragmentar los conflictos y convocar marchas simbólicas que no han llevado a ningún lado. Se vienen nuevos despidos, y los que resisten hace meses requieren refuerzo. Es hora de preparar medidas de lucha de conjunto que pongan sobre la escena política nacional una verdadera salida a los despidos.  Como planteara Gordillo de Río Turbio en numerosas ocasiones, es necesario coordinar un asedio a Modernización, planteado y desarrollado en coordinación de todos los estatales, que recibirá el apoyo del conjunto de la población, harta ya de ajustes y despidos.

 

 

 

 

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 480

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion