En Mar del Plata, una de las ciudades con mayor índice de desempleo y trabajo en negro del país, los trabajadores de las confiterías Boston vienen luchando desde principio de año contra los despidos y por el pago de todo lo adeudado. Ya son 60 trabajadores despedidos y más de tres sueldos por cobrar. Mientras tanto, los empresarios siguen enviando telegramas y les ofrecieron tan solo el 50% de las indemnizaciones, amparados por la Ley de Contratos de Trabajo de la dictadura (Art. 247). Ante la falta de respuestas del Ministerio de Trabajo y de los dueños de la confitería, los trabajadores decidieron mediante asamblea ocupar las instalaciones hasta que se resuelva el conflicto.

En el año 2016 empresarios austríacos compraron la mayor parte del paquete accionario de Tecomar S.A., donde se dio una feroz lucha, con toma de sucursales, para evitar el cambio de firma y perder la antigüedad. Desde ese entonces, los dueños han venido imponiendo un plan de reestructuración y ajuste sobre los trabajadores, a quienes, entre otras cosas, les aplicaban las retenciones por jubilación y obra social, y estas no eran abonadas. A partir de esta situación, el gremio de gastronómicos (UTHGRA) realizó una presentación ante la Justicia por una deuda que supera los dos millones de pesos, generando el embargo de una de las sucursales.

Socialismo o Barbarie se acercó al lugar y conversó con Lucía, trabajadora con 17 años de antigüedad en la sucursal Centro, ubicada en Buenos Aires y Belgrano.

SoB: Vienen de un conflicto extenso desde hace tiempo, con más de 60 despidos.  ¿Cómo arrancó, y en qué situación están actualmente?

L: Viene desde principio de año. Desde enero nos comenzaron a pagar en tres o cuatro cuotas. Por eso decidimos empezar una retención de tareas antes de Semana Santa. Fuimos al Ministerio de Trabajo, y la señora Vidal agarró y nos mandó una conciliación obligatoria, así que tuvimos que volver a trabajar. Fueron menos de cinco minutos el tiempo que estuvimos en el Ministerio de Trabajo.  Los empresarios son Juan Manuel Lotero y Pablo Lotero (Juan Manuel es el dueño de las panaderías Xocolata, hay cuatro o cinco sucursales acá en Mar del Plata, Pablo vive en Chile, donde tiene un par de empresas) y hay un tercer dueño, austríaco. Supuestamente el austríaco se fue y quedaron los dos hermanos que no nos están pagando.

Tuvimos que volver a trabajar, prometieron que nos iban a pagar y nuevamente se atrasaron. En semana santa nos informaron que con lo que trabajemos pagarían los sueldos, sin embargo les pagaron a los proveedores y a nosotros no nos dieron nada. Y ahí empezamos de vuelta, ya directamente con la toma, porque hasta ahora solo veníamos con retenciones de tareas.

SoB: La última vez que cobraron, ¿en qué mes fue?

L: Nos deben abril, mayo y junio. Y ahora ya nos echaron, más de 50 familias, y hay matrimonios acá trabajando.

SoB: ¿Solamente esta sucursal está en conflicto?

L: No, esta y la de Playa Varese. La sucursal de Constitución estaba trabajando normalmente, pero a quienes primero empezaron a echar fueron a los compañeros de Constitución: ahí empezaron a caer las cartas documentos. Te echan sin sueldo, con diferentes excusas, por agresión, por toma, por rebelde, y hay otros que les pagan por el artículo 247 [Ley de Contratos de Trabajo Nº 20744, sancionada durante la dictadura en 1976. SoB] que es el 50% nada más de indemnización.

SoB: Y la situación de la sucursal de Constitución, ¿cómo está? ¿Hay algún tipo de medidas como las que están tomando ustedes?

L: Sí, a los que estaban trabajando les dijeron que les iban a pagar mil doscientos por semana, nada. Ellos estaban trabajando y fueron a los primeros que echaron, y ahora si tomaron el establecimiento. Hay diez personas que no han sido echadas, están esperando que les llegue el telegrama, mientras van y cumple su horario de trabajo. Los que fueron despedidos permanecen ahí, porque si te vas  ponen un candado y perdés.

SoB: Contanos cómo  decidieron las medidas de fuerza.

L: Fue todo entre compañeros. Nos juntamos Centro y Varese en una asamblea en la costa y ahí decidimos por votación, entre los que querían seguir trabajando por 1000 pesos por semana o la toma; y ganamos, por mayoría, quienes sosteníamos la necesidad de la toma. Y los gremios que nos están apoyando.

SoB: ¿La toma es por tiempo indefinido?

L: Esta semana supuestamente se presenta el abogado que nos echó, desde Buenos Aires, con Marcelo Martín, otro de los abogados y ahí vamos a ver. Vamos a seguir acá, hasta que nos paguen como corresponde, el 100%. No nos vamos a ir. Exigimos no sólo la indemnización completa sino también los tres meses que nos deben.

SoB: ¿Cuándo tienen pensado  hacer otra asamblea?

L: Vamos a esperar la propuesta de los abogados. Nos vamos a presentar todos los delegados junto con los abogados de los gremios y vamos a ver qué es lo que dicen.

SoB: Además de la toma, están haciendo actividades de difusión, ofreciendo café a colaboración y fondo de huelga.

L: Esta fue la primera vez que lo hicimos, por el fin de semana largo. A voluntad, un café y una medialuna; hoy hicimos chocolate y las chicas hicieron tortas fritas. Para poder seguir viniendo, porque imaginate que desde abril que no cobramos, no tenemos ni para cargar la tarjeta de colectivo; entonces, lo que sacamos acá lo repartimos entre todos así podemos seguir estando las 24 hs.

SoB: ¿La gente puede venir sólo en el horario que hacen esta actividad a colaborar o en cualquier momento?

L: Esto lo hicimos por este fin de semana largo, nada más. Porque los gremios de pasteleros y gastronómicos nos trajeron las medialunas y el café. La cooperativa El Amanecer nos dio la leche.

SoB: Además de la conciliación obligatoria, ¿por parte del gobierno recibieron otra respuesta?

L: Cuando pasaron por YouTube el nombre de Juan Manuel Lotero y de Pablo Lotero, el Twitter de la señora Vidal dijo que tenían que sacar el nombre de los dueños, que pongan “los empleados de la Boston”, nada más. El intendente de la ciudad Carlos Arroyo, ¿vos te pensás que se presentó acá? El intendente, cuando regalaban medialunas, pan dulce, budines, para sacarse fotos con todos los Lotero, sí estuvo; pero ahora, ni apareció, no fue capaz de presentarse. Y Vidal, otra cara rota, esa no puede hablar; y Macri, ya es un desgraciado.

SoB: ¿Cuál es el conjunto de las reivindicaciones que piden? ¿Hay posibilidades de reincorporación?

L: Las indemnizaciones completas como corresponde. Pero esto ya no tiene salida, no sólo nos deben a nosotros, les deben a los proveedores, a la AFIP: hace un año que no pagan jubilación ni obra social.

SoB: El gremio le hizo un embargo judicial a la empresa por las cargas sociales. ¿En qué quedó?

L: El embargo que hay es acá es en el Centro, y es lo que nos respalda a nosotros, porque si se levanta el embargo, ellos venden, ¿y con qué los agarramos nosotros?

SoB: Sabemos que a pesar del cerco mediático la jornada del fin de semana largo, hizo más notaria la situación que viven ¿cómo fue la repercusión en la gente?

L: Buenísima. Hay mucha gente que no sabía, de Buenos Aires. Cuando estuvo Tinelli explotó, y cuando fue lo de Mirtha Legrand, también. Nos ayudó un montón. La gente nos está ayudando mucho, colaboran, por un café pagan hasta cien pesos.

SoB: Finalmente te repregunto sobre lo que esperan del miércoles y como sigue el conflicto.

L: Vamos a ver qué dicen los abogados. Igual nosotros somos claros, queremos el cien por ciento de la indemnizacion, a parte de los tres meses que nos deben. En caso de que nos den una respuesta negativa, seguimos. De acá no nos vamos.

Corresponsal

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 476

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion