Por una CTA clasista, unificada y de lucha para enfrentar el ajuste de Macri y el FMI

El pasado viernes se presentó la Lista Multicolor Nº 6 en las elecciones nacionales de la CTA de los Trabajadores, hoy dirigida por Hugo Yasky. La “Multicolor” fue el resultado de un acuerdo político-sindical entre las principales corrientes que actuamos en los gremios de base que forman parte de esta CTA y resolvimos presentar una alternativa clasista, unitaria y de lucha que sirva para que la CTA salga de verdad a enfrentar el ajuste de Macri y el FMI. Por su parte Yasky presentó su lista de la que forman parte dirigentes sindicales del kirchnerismo como Baradel del Suteba, Catalano de ATE Capital o Pedro Waseijko del SUTNA.

Estas elecciones se dan en el contexto de una crisis de magnitud del gobierno de Macri y de su intento de hacérnosla pagar a los trabajadores y el pueblo. Son ya casi 3 años de ajuste tras ajuste, de destruir las condiciones de vida de la población, de bajar los salarios en términos reales con la inflación incesante, de tarifazos que no paran… y la frutilla del postre: el acuerdo con el FMI que profundizará todas estas políticas contra el pueblo. Como contraparte de esta crisis viene emergiendo la lucha desde debajo de los trabajadores, como cuando el 14 y 18 de diciembre decenas de miles salimos a las calles, copamos la Plaza Congreso y durante horas le hicimos frente a la represión logrando por poco impedir que se apruebe la Ley contra los jubilados. Eso sí, la clase trabajadores mostró su fuerza y eso logró que hasta el momento el gobierno tuviese que cajonear la Reforma Laboral. Fueron esos días lo que marcaron el destino político del país de los últimos meses porque quedó en evidencia que hay un despertar de conciencia y organización entre los trabajadores decido a enfrentar la política de ajuste.

Sin embargo, otro ha sido el cantar de los dirigentes sindicales, desde la CGT a las CTA, tanto la Autónoma como la de los Trabajadores. Todos, con sus matices, se juegan más a un recambio electoral en el 2019 que salir con fuerza a enfrentar hoy el ajuste de Macri. Se dedican a decirle a los trabajadores que “tienen que votar bien” en lugar de organizar la lucha para derrotar hoy mismo los planes de Macri y el FMI. En el caso de la CTA la cosa es muy clara. Por ejemplo la CTERA, principal entidad gremial de la Central no ha llamado ningún Plan de Lucha Nacional Unificado desde que asumió Macri. Han hecho paros y marchas aisladas pero no un plan de acción que busqué imponerle al gobierno la convocatoria de la paritaria nacional. En su lugar los dirigentes sindicales provinciales de CTERA se han dedicado a negociar los salarios cada uno por separado. El resultado está a la vista: ¡en el principal distrito del país como la Provincia de Buenos Aires aún no hemos logrado nada! Nuestro balance es categórico: ¡la dureza del gobierno no viene siendo replicada con una dureza de los gremios y esto por entera responsabilidad de los dirigentes!

Desde la “Corriente 18 de diciembre” como parte de la Lista Multicolor queremos una CTA que oriente su política en un sentido distinto: que ponga como principal tarea la puesta en marcha de un Plan de Lucha Nacional por el salario, el presupuesto y la defensa de la educación pública.

La conformación de la Lista Multicolor

Desde la Corriente 18 de diciembre participamos de la Lista Multicolor apostando a unificar a todas las corrientes políticas y sindicales para dar una pelea necesaria contra la burocracia sindical. En ese sentido sumamos a destacados referentes de las luchas de cada gremio. En primer lugar a nuestro compañero obrero de Fate y referente del SUTNA Jorge Ayala, uno de los principales protagonistas de la recuperación de la Seccional San Fernando en la rebelión obrera contra la burocracia kirchnerista años atrás. Lamentablemente en las últimas horas se conoció la noticia escandalosa de que ¡el padrón del SUTNA no participará de la elección de la CTA! Al cierre de esta edición, desconocemos los motivos por los cuales el SUTNA tomó una decisión de este tipo.

También forman parte de la Lista numerosos trabajadores docentes de la Provincia de Buenos, como la referente de la Lista Gris Carlos Fuentealba Marina Alonso, de la Seccional de Suteba de General Sarmiento, Eric “Tano” Simonetti del Suteba La Plata, Marina Ferdman de la Comisión Directiva del Suteba Quilmes y Facundo Gaspari de Suteba Ensenada. De ATE integran la Lista, entre otras, la compañera trabajadora social Marina Hidalgo Robles, destacada luchadora sindical y del movimiento de mujeres junto a Las Rojas; y la compañera Silvana Piñeyra del Hospital Garrahan. Entre otros referentes se encuentran Guillermo Uribe de la UNTER de Río Negro, Eduardo Mulhal de la UEPC, sindicato docente de Córdoba y Juan Arnedo, delegado General de ATE INVICO Corrientes.

Por su parte en la seccional del SUTEBA Tigre varias corrientes políticas resolvieron un criterio político excluyente y de aparato en contra de privilegiar la unidad dejándonos fuera de la Lista. Es un malo antecedente de método de construcción política de una alternativa clasista.

Hay que re-unificar la CTA desde abajo

La CTA surgió en los 90´ como central sindical alternativa a la burocrática y entreguista CGT y despertó grandes expectativas en todo un sector de los trabajadores. Aunque sirvió para darle vida un activismo sindical que buscaba organizarse y luchar contra las políticas de ajuste neoliberal de Menem, no se propuso ser parte de un proyecto político de los trabajadores independiente de los patronales, sino siempre con algún vínculo con el peronismo u otra variante patronal reformista. Luego con el gobierno de la Alianza esa falta de independencia política y de clase se pagó caro: desde la dirigencia de la CTA se impulsó el apoyo a De la Rúa y se orientó la política sindical hacia el FRENAPO en lugar de organizar la huelga general cuando el pueblo se levantaba en rebelión en diciembre de 2001. La historia es conocida por todos.

Luego con la asunción de Néstor Kirchner la Central se orientó a apoyar al nuevo gobierno y buscó realizar la vieja receta del peronismo de “conciliar al capital con el trabajo” en busca de un capitalismo “más humano” y de algunas reformas progresistas. Apenas 5 años después la Central entró en una crisis que llega a nuestros días. En el 2008 cuando fue el conflicto entre el gobierno y las patronales del campo, la propia dirigencia de la CTA se dividió en dos campos. ¡El sector de Yasky se embanderó con uñas y dientes a apoyar a Cristina Kirchner y el sector de Michelli y Godoy se pasó entusiasta a apoyar a las patronales agrarias! Ninguno mantuvo, como debería ser para dirigentes de los trabajadores, una posición de independencia política, es decir: no apoyar ni a uno ni otro sector patronal, tal como sostuvimos de la Lista Carlos Fuentealba. Porque entendemos que fue un conflicto entre patrones. ¡El gobierno pretendió aumentar las retenciones para dárselas a las patronales de la industria y pagar la deuda externa, y del otro lado los sojeros defendiendo su ganancia empresaria! De ninguno de los dos lados estaban representados los trabajadores. Pero la burocracia de Yasky y Michelli optaron por uno de los bandos y arrastraron a la CTA a la cola de alguno de los dos proyectos patronales, llevando a la fractura.

Los trabajadores debemos oponernos a esta división hecha desde arriba y en función de intereses ajenos a los trabajadores y necesitamos la reunificación de la CTA para fortalecer la lucha contra el ajuste que tanto el gobierno, los industriales y la “patria sojera” están descargando sobre los trabajadores. Pero esta reunificación no vendrá de la mano de los dirigentes sindicales actuales, ni de Yasky ni de Cachorro Godoy, ambos prefieren mantener su cuota de poder en lugar de abrir un proceso de debate amplio en las base gremial que avance hacia un Congreso Nacional de Reunificación con mandatos de cada lugar de trabajo y refunde la CTA sobre nuevas bases.

Dar una pelea por una CTA dirigida por el clasismo sería un paso fundamental para avanzar hacia la unidad de la CTA y para ir conquistando cada uno de estos sindicatos de base hoy en manos de la burocracia, que está más preocupada en evitar que los trabajadores irrumpan en la escena nacional que en organizar de forma consecuente la lucha contra el ajuste del gobierno. Para fortalecer esa perspectiva el próximo 6 de septiembre apoya a la Lista Multicolor.

 

Corriente Sindical 18 de Diciembre

Corriente Nacional Carlos Fuentealba – Lista Gris

Lista Marrón del SUTNA – Gremio del Neumático

Lista Gris Carlos Fuentealba – ATE.

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 476

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion