Corte en Puente Pueyrredón

Minutos antes de las 5 de una madrugada que se aventuraba fría, desenrollábamos nuestras banderas sobre la Avenida Mitre, en Avellaneda, para darle carácter activo al paro general.

Tal como planteamos durante los días previos, era muy importante que la izquierda se jugara a cortes y piquetes en los principales accesos y rutas. Muchos trabajadores no sindicalizados necesitaban de esta “excusa” para poder aprovechar el derecho a huelga que la patronal intenta restringir. También es una manera de exigir desde las calles la continuidad de la medida a la CGT, con un plan de lucha que derrote la política de ajuste del gobierno y el FMI.

Con esta comprensión fuimos con una delegación compuesta por trabajadores del neumático, químicos, docentes, judiciales, bancarios; estudiantes secundarios y de la UNQui, UNAJ, UNLa, UNLZ, y varios profesorados de la zona sur. Cantamos al ritmo de la batucada para que la CGT convoque a un paro de 36 hs., para romper el pacto con el FMI, y para gritar que a Macri hay que derrotarlo en las calles.

Con el paso de las horas fueron llegando el resto de las corrientes políticas y sociales, con las cuales logramos a acceder a cortar los accesos del Puente por Mitre, y permanecer algunas horas. Finalmente, nos movilizamos cruzándolo pasadas las 10 de la mañana. A esa altura, el paro era un parazo.

Corresponsal

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 476

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion