Un Paro General que paralizó la ciudad de Rosario

El lunes pasado se llevó a cabo un masivo paro general en la ciudad de Rosario. Prácticamente toda la ciudad quedó inactiva, muy pocos comercios abrieron, no hubo casi movimiento en las calles y en el cordón industrial que rodea a la ciudad la inactividad fue total, en la industria aceitera, petroquímica, del frío, en el puerto, etc. La contundencia del paro general demuestra que los trabajadores no quieren ser quienes paguen la crisis, no quieren más los tarifazos, techos salariales, el acuerdo con el FMI, la reforma laboral. No es casualidad que en esta ciudad donde cada día hay más despidos, más suspensiones, donde se viene de luchas como las de los trabajadores como General Motors y Cargill, el paro sea tan contundente. De hecho, mientras escribimos esta nota nos enteramos que en el día de hoy cerró otra fábrica en la ciudad, dejando en la calle a más de 30 trabajadores.

Esto se combinó con que, a diferencia de otras ciudades, acá los diferentes sectores de la burocracia sindical salieron a las calles a marchar. Por un lado, todo el sector vinculado al PJ tradicional y al kirchnerismo, nucleado en el MOS (Movimiento Obrero Santafesino), el MSR (Movimiento Sindical Rosario) y la CTA Yasky, quienes hicieron un acto frente al ANSeS y el sector cercano a la centroizquierda, es decir la CTA Autónoma, ATE Rosario, SiPrUS, Aceiteros, COAD, AMSaFe Rosario, que hicieron un acto en la Bolsa de Comercio. Por fuera de estos dos actos movilizaron también la UOM y Empleados de Comercio. Más allá de las diferentes ubicaciones, todos estos sectores burocráticos coincidieron en algo: en ninguno de todos los actos que hicieron se llamó a exigir un paro de 36 horas que sea un verdadero plan de lucha que permita tirar abajo al plan de ajuste y al gobierno de Macri. Los burócratas se llenan la boca de palabras como lucha, unidad, organización e inclusive hablan de seguir en las calles y de plan de lucha, pero se cuidan muy bien de llamar a un paro activo de 36 horas en el camino de enfrentar realmente al macrismo. Claro, de una u otra manera, todos apuestan a lo mismo, a que la salida pase por las elecciones del 2019, en ninguno de los discursos se escuchó hablar que los trabajadores tenemos que decidir cómo enfrentamos y derrotamos al gobierno.

Por el contrario, desde el Nuevo MAS estuvimos a partir de las 6 de la mañana haciendo activo el paro en el corte de la Autopista Rosario-Buenos Aires a la altura del Casino, junto a los compañeros de la juventud del partido y a nuevos compañeros que se están acercando al mismo. Estuvimos en el piquete junto al PTS, con quienes garantizamos que el acceso sur de la ciudad estuviera cortado y no se pudiera circular por allí. Más tarde llegaron los compañeros del MST, del PO, del POP y de la CCC, que habían estado garantizando otros cortes y que confluyeron en el piquete de zona sur.
Nuevo MAS Rosario

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb