El lunes 25 tendrá lugar el paro general convocado por la CGT. El triunvirato llamó al paro presionado por la bronca que crece desde abajo contra el ajuste de Macri y el FMI. La crisis económica y política que se viene en Argentina es muy grande. Una tasa de interés al 47%, el dólar a 28,5$, la tendencia al aumento sideral de los precios y unas paritarias firmadas en su mayoría en un 15% auguran una crisis económica gravísima para todos los trabajadores.

El gobierno, de la mano del FMI y de los empresarios, pretende que los trabajadores paguemos la crisis. En este contexto la CGT se vio obligada a convocar a un paro general. Pero la central sindical quiere darle un carácter pasivo y sin continuidad, lo que no alcanza para derrotar el ajuste del gobierno. Por esta razón, entre los sectores mas activos de los trabajadores (Hospital Posadas, SUTNA, INTI y mineros de Río Turbio, entre otros), junto a las fuerzas de izquierda y de todos los gremios combativos, estamos convocando a realizar para el lunes a la mañana un paro activo.

Un paro activo es necesario por varias razones. Primero, para facilitarle a los millones de trabajadores en negro y precarizados la participación en la medida de fuerza. A estos trabajadores la CGT les suelta la mano y los deja librados a su suerte. Segundo, para luchar para imponer la continuidad de la medida de fuerza frente a una CGT que ha venido acompañado permanentemente al gobierno, siendo cómplice de su ajuste, y que no ha convocado medidas de fuerza contundentes para derrotar el ajuste.  Por esta razón creemos que en todos los lugares de trabajo se tienen que realizar asambleas para discutir cómo sumarse a la realización de un paro nacional activo.

Los trabajadores necesitamos la reapertura inmediata de las paritarias para lograr un aumento del 30% indexado mensualmente. También necesitamos la prohibición por ley de los despidos y las suspensiones que se vienen de manera masiva debido al ajuste recesivo del gobierno. Es necesario dejar de pagar la deuda externa, la cual ha crecido de manera sideral bajo este gobierno. Tiene que cobrarse más impuestos a los empresarios al mismo tiempo que bajárselos a los trabajadores, como por ejemplo el aberrante impuesto al consumo (IVA). Deben retrotraerse las tarifas a los valores de finales de 2016 y que paguen las empresas energéticas. En definitiva, necesitamos un plan económico de los trabajadores, derrotar el acuerdo de Macri con el FMI y que la crisis la paguen los empresarios.
Por todas estas razones, y para darle un carácter activo al paro nacional, desde el Nuevo MAS y la Corriente Sindical 18 de Diciembre estamos convocando a cortes de ruta en todo el país para el próximo 25 de junio en Panamericana y 197, en el Puente Pueyrredon, en el Acceso Oeste frente al Hospital Posadas, en General Paz frente al INTI, entre otros lugares.

Corriente Sindical 18 de Diciembre

Nuevo MAS

 

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 480

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion