25J

 

La situación se agrava día a día. El peso se devaluó en menos de un mes casi un 30%. Los precios siguen al dólar como la sombra al cuerpo, solo es cuestión de tiempo. Todo sube, todo menos los sueldos. Ya perdimos cerca de un 15% del poder adquisitivo. Las tarifas ya son impagables pero seguirán subiendo, la comida sube, el pan sube, los fideos suben, la carne sube, el bondi sube.

Pero lo peor no pasó. Lo peor está por venir. El acuerdo con el FMI es un acuerdo para pagar la deuda, no para que los trabajadores vivamos mejor. La deuda externa ya está cercana a los 120.000 millones de dólares.

Uno se pregunta ¿A dónde fue toda esa plata? Parte se fugó, la llevaron a los paraísos fiscales que tan bien conocen. Otra parte las multinacionales la enviaron a sus casas matrices, otra parte se la llevaron los especuladores financieros, en donde están muchos amigos de los ministros, empresarios argentinos y extranjeros y los bancos. Otra parte es por el déficit del turismo. Los dólares que gastan en Miami los tenemos que poner nosotros. Otra parte es por el déficit comercial que se importa más de lo que se exporta, pero mucho de lo que se importa no es para la producción sino para el lujo, por ejemplo en comprar autos importados de alta gama.

El gobierno de Macri ha hecho un saqueo brutal al país y ahora quiere que lo paguemos los trabajadores.

Estábamos mal y llegó el FMI

El acuerdo con el fondo es un plan económico por tres años para pagar los cerca de 120.000 millones de dólares en los que se endeudó el gobierno.

Van a hacer un recorte total. Primero de la obra pública, pero también del presupuesto de educación, de salud, van a despedir a miles de estatales. Van a sacar plata de todos lados que va a los trabajadores para darle a los banqueros y al Fondo.

Con la devaluación ya perdimos, con las tarifas ya perdimos. Ahora se van a quedar con la plata de los jubilados, es decir, con nuestros aportes, van a vender el fondo de sustentabilidad de la ANSES. Van a querer subir la edad jubilatoria. El acuerdo con el FMI es un choreo a mano armada a los trabajadores y sectores populares en beneficio de los patrones y el fondo es el garante de que se la van a seguir llevando toda.

Pero lo peor es que estos recortes van a traer recesión y eso quiere decir despidos y suspensiones de a miles.

Y finalmente la CGT llamó al paro

Luego de meses de dar vueltas y tiempo al gobierno, los dirigentes de la CGT llamaron al paro para el próximo 25.  Nosotros nos preguntamos ¿Por qué se tardó tanto? Desde febrero que los trabajadores venimos esperando este llamado.

¿Cuatro meses tardó la CGT para darse cuenta que el nivel de vida de los trabajadores está descendiendo en forma tremenda? ¿Tanto hay que pensar para darse cuenta que Macri gobierna para los ricos y no para los trabajadores y los sectores populares? ¿Tanto hay que meditar para saber que el acuerdo con el fondo nos va a llevar al fondo del tarro?

Obviamente que no, los dirigentes de la CGT no quieren luchar. Son una manga de traidores. Hacen el paro porque no les queda otra. Ellos hacen un paro para descomprimir. Nosotros necesitamos un paro para derrotar el ajuste de Macri y el acuerdo con el FMI.

Son los mismos dirigentes que firmaron paritarias a la baja, que acordaron parte de la reforma laboral que ahora dicen estar en contra. Son los mismos dirigentes que viven como ricos y tienen sueldos de gerente de multinacional.

Hagamos el 25 un paro activo con cortes y piquetes

A pesar de todas las limitaciones que tiene el llamado de la CGT hay que parar con todo: que no se mueva una mosca. Que se corten todos los accesos a la Capital.

¿Por qué debe ser activo? En primer lugar para ayudar a parar a los millones de trabajadores que no están sindicalizados o están en negro, o tercerizados. Los piquetes ayudan a que esos compañeros puedan parar. Pero también para que se vea el reclamo a la CGT que para darle continuidad se necesita un verdadero plan de lucha, que discutamos en asambleas por lugar de trabajo nuevas medidas y una movilización nacional.

No sirve un paro testimonial, necesitamos derrotar el plan del gobierno y el FMI. Ellos quieren el 2019, pero para nosotros el 2019 es una eternidad, no sabemos cómo llegar al 20.

Desde la Corriente Sindical 18 de Diciembre llamamos a parar y a cortar los accesos pero también a organizarse por abajo para imponerle a los dirigentes de la CGT un verdadero plan de lucha nacional discutido en la base de todo el movimiento obrero. Hay que desbordar a los dirigentes, hay que retomar el camino del 18 de diciembre.

 

¡Fuerza compañeros!

Esta vez que la crisis la paguen los patrones

 

>> Reapertura de paritarias ya

>> Aumento de emergencia para los jubilados y pensionados

>> Viva la lucha del Posadas y todas las otras luchas

>> Basta de despidos y suspensiones

>> Pase a planta permanente de todos los contratados del Estado

 

Corriente Sindical 18 de Diciembre

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 476

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion