Compartimos las palabras que Manuela Castañeira dirigió a las columnas de Las Rojas y el Nuevo MAS luego de la obtención de la media sanción al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, en las calles de Congreso

 

¡Muy buenos días compañeras y compañeros! ¡Que alegría recibir esta noticia!

Hoy amanecimos en un país un poquito diferente, que medianamente, porque todavía falta la otra mitad, nos aleja del siglo XIX y empieza a entrar en el siglo XXI, donde las mujeres podamos decidir, podamos ser un poquito más libres. Acá estamos alegres y recibimos esta noticia con esta euforia porque sabemos que es nuestra, que no le debemos nada a nadie, que es nuestra victoria, nuestra lucha. Que le doblamos el brazo al Estado, a Macri, al Congreso, para forzarlos a discutir y a esta media sanción. Porque somos una mayoría social, porque convencimos que las mujeres tenemos que decidir, que la Iglesia no se tiene que meter. Y convencimos también que este es el lugar para conquistar derechos: en la calle, en la lucha.

Es este hermoso y maravilloso movimiento de mujeres que ha convencido a todo un sector de la sociedad, a la clase obrera, a los trabajadores que nos acompañan. A los varones, a los jóvenes, a que se sumen a esta lucha para pegar con un solo puño. Acá está en discusión nuestro derecho, pero se discute algo más: ¡Saber que luchando se gana! ¡Que en las calles está el camino! ¡Y que en la unidad de las de abajo y los de abajo está la fuerza para conquistar derechos! Esa es nuestra conclusión.

Hoy tenemos media sanción, pero queremos una ley entera. No la mitad ¡No vinimos de joda! No vinimos solo a debatir, vinimos a ganar, y hasta ganar hay que estar en las calles, hay que seguir. Esta vigilia fue enorme, hay que seguir movilizados para que llegue la discusión al Senado. Tenemos que estallarla, que no haya valla que nos contenga, hay que estallar la Capital y todo el país por nuestros derechos.

Hoy ustedes son las protagonistas y los protagonistas. Quiero felicitarlos a todos porque se bancaron con 6 grados una vigilia enorme, donde esta batucada está sonando hace 24 hs. Estas son las pibas que no transan, no negocian, que tienen principios, que están comprometidas y que están en las calles. Estas compañeras, mis compañeras de las Rojas, nos bancamos todas, contra viento y marea ¡Nos bancamos que nos digan que era piantavotos, que no se podía hablar de esto! ¡Que había Papa argentino, que no era el momento, que cambiemos de tema! ¡Que no había movimiento de mujeres! Nos dijeron un montón de cosas. Eran cobardes ¡Acá están las valientes!

Sigamos con esa valentía, con esa conclusión de que luchando se conquistan los derechos. Que a veces ganás y a veces perdés, pero que si no luchás, la opresión y la explotación siguen, que la historia de nuestros movimientos es la historia de la lucha. Y hoy nosotros somos protagonistas ¡No bajemos los brazos! No confiemos en esa banda de mafiosos que nunca se sabe que van a decidir, que cambien derechos por monedas o por cualquier cosa. No transemos, no confiemos, sigamos en las calles. Esta es la fuerza, este es el futuro ¡Arriba las mujeres que luchan! ¡Arriba la clase obrera que lucha! Hoy es nuestro derecho al aborto, pero sabemos que este tiene que ser un movimiento solidario, porque se solidarizó todo el país. Vamos a pelear nuestro derecho, pero vamos a estar en la calle peleando contra el ajuste, peleando contra el FMI, por el no pago de la deuda, contra los despidos, por presupuesto para salud y educación.

Este movimiento tiene que pelear por todo ¡Y que así sea compañeras! Que sea ley, pero por sobre todas las cosas ¡Que sea lucha!

¡Sigamos en las calles como siempre!

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb