El viernes 8 por la tarde falleció el compañero Leonardo Mármol por de la negligencia de la patronal que no arregla las calderas, no mantiene las más mínimas condiciones de seguridad en las maquinas, ni brinda atención médica durante las 24 horas de producción.

La muerte del compañero nos retrotrae inmediatamente al “accidente” que casi le cuesta la vida a un trabajador en FATE. La sed de ganancias de los empresarios le cuesta accidentes graves cada día a los trabajadores, y muchas veces la vida. Para esos patrones explotadores y asesinos, vaya nuestro más profundo rechazo.

Los accidentes graves nos sacan de la rutina diaria y nos enfrentan mediante la tragedia a la realidad. Nos obliga como trabajadores a reconocer el grado de opresión al que estamos sometidos cotidianamente. A veces plantea de manera brutal la necesidad de arrancarle de las manos a los traidores nuestros organismos de base.

La pelea que dieron por la recuperación del cuerpo de delegados, tras la negativa permanente a renunciar de los delegados mulos de la AOT (Asociación Obrera Textil), se cierra con un enorme triunfo. ¡El cuerpo de delegados está ahora en manos de los trabajadores!  Sin dudas no remedia el dolor por la pérdida del compañero. Pero permite ponerle un límite a la patronal explotadora y exigir condiciones de seguridad para que no nos sigan matando en las máquinas ni nos revienten el cuerpo.

Tampoco puede ser que los compañeros cobren 7 mil pesos por quincena cuando producen millones de pesos en tela, y que tengan que laburar hasta 14 horas diarias (incluso sábados y domingos) para poder llevar un plato de comida a sus casas.

La exigencia innegociable de que renuncie el gerente Scigliano y los responsable de la muerte del compañero, la conformación de una comisión de seguridad de los trabajadores con poder suficiente para parar las maquinas en caso de falta de condiciones seguras de trabajo, el apego a la democracia obrera en asamblea  para que ningún delegado se “aísle” de los trabajadores que están en la máquina, y  la absoluta independencia de la patronal que nos quiere explotar al máximo para aumentar su riqueza, son, en nuestra humilde opinión, las tareas más importantes que tienen por delante los compañeros y los delegados por ellos elegidos.

La Corriente Sindical 18 de Diciembre los felicita ante el enorme triunfo, y se pone a disposición para lo que ustedes y la familia de Leonardo necesiten.

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb