El recontra traidor de Andrés Rodríguez lo hizo de nuevo, terminó firmando la miseria del 15% y en cómodas cuotas. Es el mejor favor que le pudo hacer al gobierno: que el ministro Dujovne se lleve bajo el brazo un acuerdo a la baja, demostrando que es un buen alumno que cumplirá todas las exigencias ordenadas por el FMI. 

Hace tan sólo unos días el gobierno anunciaba un nuevo super ajuste en las cuentas fiscales y luego apareció la provocación del 12%. El gremio conducido por Andrés Rodríguez, había declarado “incompleta” la propuesta miserable ofrecida por el gobierno nacional. Al parecer, el 3% de diferencia era todo lo que le faltaba…

Una verdadera bajeza firmar ese acuerdo, cuando ya se sabe que la inflación anual no va a ser menor al 25 o 30%. Quedó firmada así la reducción de hecho de nuestro salario.

Pero el 15%, ya de por sí magro, ni siquiera es tal: se va a pagar en 3 cuotas (la primera de tan sólo el 4%!) y la última se cobraría con el sueldo de septiembre, o sea en el mes de octubre.

En su comunicado de la semana anterior, denunciaban fervientemente la negativa del gobierno a agregar una cláusula gatillo, pero ahora sin más anuncian como un logro que habrá una revisión en Marzo, cuando para esa fecha ya se debería estar hablando de la paritaria 2019…

La declaración oficial explica que “no es un acuerdo ideal”, pero que “hemos decidido cerrar el acuerdo priorizando la preservación de los puestos de trabajo para todos nuestros compañeros” con la promesa de suspender los despidos en el estado nacional por 60 días. Nadie se cree ese verso, después del anuncio del recorte del 25% del presupuesto estatal, esa promesa no vale nada. Y claro que no dice nada de los despidos ya efectivizados como en el INTI o el Hospital Posadas, donde los y las trabajadoras siguen dando una pelea enorme por la reincorporación.

El acuerdo no es más que un listado de provocaciones contra los trabajadores y trabajadoras estatales, que tenemos que llegar a fin de mes con sueldos que no alcanzan los 20 mil pesos. Que muchos tenemos la eterna inseguridad por estar contratados con modalidades de precariedad, y por la persecución sindical e ideológica a la que estamos expuestos.

El comunicado de UPCN cierra avisando que se sumará a las acciones que la CGT lleve adelante. Claro, nadie sabe cuándo dónde ni cómo! No hay dudas que si Andrés Rodríguez tuvo que cacarear un poco la semana pasada, fue por la presión de no poder aceptar tan livianamente ese acuerdo espantoso. 

Pero lo importante es que entre los y las trabajadoras la bronca crece por las condiciones de miseria a las que nos quieren condenar.

Es la bronca por ver a un gobierno rompiendo todas sus promesas de campaña, haciendo acuerdos con el FMI que a nadie ni se le pasa por la cabeza que pueda ser para ayudarnos. La bronca de ver al gobierno actuando como un verdadero monarca capaz de vetar cuanta ley se le venga en gana, como hizo con la ley anti tarifazos!! Y es la bronca que ya empieza a manifestarse contra las direcciones sindicales, que ni se esfuerzan en disimular que van a dejar hacer cuanto quiera este gobierno con nuestras condiciones de vida.

La CTA había boqueado que iban a convocar a un gran paro contra el veto, pero rápido se apuraron a esconderse en el letargo de la CGT, esperando que sean éstos quienes pongan la fecha. Pero nosotras y nosotros no podemos esperar más, el sueldo no alcanza ahora, y es ahora cuando tenemos que salir a responder este ataque brutal del gobierno.

La bronca sigue creciendo, a la par de la impopularidad del gobierno. Son los sindicatos los únicos que no quieren salir a enfrentar en las calles este ajuste, y prefieren seguir esperando las elecciones del año que viene!

No es verdad como dice UPCN, que quienes han peleado no han conseguido quebrar los planes del gobierno. Los aceiteros consiguieron romper el techo salarial y los compañeros mineros de Río Turbio lograron la reincorporación! 

Los compañeros del Posadas están resistiendo a brazo partido los despidos arbitrarios y persecutorios. Al momento que estamos escribiendo están preparando una “olla popular” para lograr la reincorporación de los compañeros. También en el Garrahan realizaron asambleas y marchas para frenar los primeros despidos y en reclamo de un aumento del 25% con cláusula gatillo.

Hay que apoyar y coordinar los sectores en lucha, en particular en salud donde también salieron a defender su fuente de trabajo los municipales de los 5 hospitales que Larreta quiere cerrar para llevar adelante el gran negociado inmobiliario que se esconde detrás del Plan Proyecto Sur.

El gobierno de Macri está decidido a todo con tal de hacer pasar su ajuste, pero nosotros y nosotras ya demostramos bien claro que fuerza no nos falta, y decisión para luchar tampoco. Para ganar necesitamos asambleas de base, donde participemos sin distinción de afiliación y con mandatos de los sectores, para discutir y resolver un plan de lucha consecuente y hasta el final.

Exijamos desde las bases que la CGT y las CTA llamen ya a un paro general contra el ajuste del gobierno y el pacto de Macri y el FMI, para que los platos rotos lo paguen los empresarios y no los trabajadores.

Por asambleas de base de todos los estatales!

Apoyemos al Posadas, Garrahan, INTI y a todos los que están luchando!

Basta de despidos!

Reapertura de paritarias sin techo!

Abajo el pacto Macri – FMI!

Lista Gris ATE – Estatales Corriente Sindical 18 de Diciembre

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 480

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion