Los estudiantes de Humanidades, organizados en el CEHUMA y distintas asambleas interfacultades, venimos impulsando una lucha a brazo partido en defensa de nuestra educación, contra el avance privatista de la LES y la CONEAU. Lucha que ha puesto en completa evidencia la traición de los consejeros estudiantiles vendidos de la Mella, quienes el pasado 10 de mayo transaron con Crisafulli el avance de la CONEAU en varias carreras de nuestra universidad.

A partir de la movilización estudiantil al consejo, la gestión de Crisafulli ha lanzado una campaña de difamaciones y calumnias contra nuestra organización estudiantil, diciendo que los activistas del CEHUMA somos “violentos”, “antidemocráticos” y que el consejo no había podido sesionar por el “hostigamiento a los consejeros”.

Con un discurso calcado del rector, la agrupación estudiantil La Mella inició inmediatamente una campaña de difamaciones contra los activistas del CEHUMA. Estos traidores sin vergüenza lanzaron una provocación por las redes sociales y grupos de whatsapp donde se acusaba a un compañero de nuestra organización de “macho violento” e incluso se llegó a poner la confirmación de estas graves acusaciones en falsas palabras de la presidenta del centro de estudiantes, Ximena.

Este provocador se atrevió incluso a traer las difamaciones a una asamblea estudiantil, que terminó votando por amplísima mayoría el repudio a la traición de los consejeros, además de a las difamaciones y calumnias para tapar su traición a la lucha de todos los estudiantes.

En horas de la mañana del 31 de mayo, nos hemos enterado que la agrupación estudiantil La Mella ha dado un paso más en su intento por destruir nuestra organización estudiantil, inventando una falsa denuncia al protocolo contra la violencia sexista, para que la gestión intervenga censurando la participación democrática de nuestra agrupación en los espacios de organización estudiantil. Bastardeando, de paso, la lucha del movimiento de mujeres y deslegitimando la herramienta de la denuncia, al manipularla y usarla para sus mezquinos intereses políticos de esta corriente acomodada y aliada a la gestión privatista de la universidad.

Esta organización completamente vendida, que ocupa cargos rentados en la universidad como las áreas de ingreso y permanencia, y que se oculta tras espacios supuestamente “sin política” como las asambleas de filosofía, intenta dar un zarpazo reaccionario contra un centro de estudiantes que es un bastión de lucha del movimiento estudiantil, que ha estado a la cabeza de la pelea por poner de pie a los estudiantes en defensa de la educación pública.

Por otra parte, la virulencia de esta campaña se explica por el enojo de esta agrupación contra el CEHUMA y su presidencia, quienes expusimos a La Mella ante todo el movimiento estudiantil en un video donde se veía el momento exacto en que traicionaban la lucha y transaban con Crisafulli la acreditación de varias carreras a la CONEAU.

Es por ello que desde Bandera Roja, el Nuevo MAS y la presidencia del CEHUMA repudiamos y rechazamos estos métodos reaccionarios, y llamamos al conjunto del estudiantado a ponerle un freno a estos métodos policiales sin principios, y a defender nuestra herramienta de lucha y organización. Asimismo reafirmamos nuestro compromiso con la lucha del movimiento estudiantil contra las acreditaciones, en la perspectiva de crear un movimiento estudiantil democrático y combativo para enfrentar el ajuste del gobierno de Macri y las gestiones privatistas.

¡Los métodos de censura no pasarán!

¡Fuera la gestión privatista y la burocracia estudiantil vendida!

¡Defensa del CEHUMA como herramienta de organización y lucha!

 

Presidencia del CEHUMA

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 480

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion