¡Profundicemos la pelea contra el recorte a las incumbencias!

El pasado 22 de mayo, se realizó en la Facultad de Psicología de la UBA una gran asamblea a la que asistieron más de 200 estudiantes, docentes y profesionales de la salud, todos convocados por el brutal ataque del gobierno de Macri a la educación pública y a sus trabajos, o futuros trabajos de los egresados de la carrera. Esta asamblea se dio en consonancia con la que realizaron los compañeros de la Universidad de Córdoba y en ambas se rechazó abiertamente la resolución 1254/18, que plantea el recorte de las incumbencias de nuestros títulos.

No es nuevo que el gobierno reaccionario de Macri atente contra la salud y la educación públicas, lo vemos con las miserables paritarias que quieren imponerles a los docentes; con la idea de abrir la UniCABA; con las propuestas privatizadoras de la salud como ha sido la CUSi; y en especial, los psicólogos, vemos la voluntad de imponer nuevamente un paradigma decimonónico sobre los usuarios de la salud mental, todo esto para cumplir con el FMI.

Es en este marco en el cuál se encuadra la resolución 1254/18. Este nuevo decreto impulsado con el claro apoyo de los Decanos de las distintas Facultades, implica no sólo limitar las prácticas de nuestra profesión y una degradación de nuestros títulos, sino que implica un recorte enorme a nivel global, cercenando derechos del conjunto de la clase trabajadora: se  eliminarían los equipos interdisciplinarios para abordar casos judicializados o problemáticas de género;  volver a la carga contra la Salud Mental fomentando el paradigma del encierro y la manicomialización; y reducir las áreas de Psicología social y comunitaria.

Cabe resaltar que no sólo se ve afectada la carrera de psicología sino que hay más de 30 carreras que han sido golpeadas por la resolución 1254/18, esto demuestra que se pretende dilapidar al conjunto de la educación pública y la profesión de los egresados.

Una batalla que recién comienza

Como señalamos en el principio de esta nota, el 22 del corriente mes se realizó la asamblea multitudinaria, vivo reflejo de la preocupación que despertó la resolución en el movimiento estudiantil de la Facultad.

Ese mismo día, horas antes de la asamblea, las autoridades de la Facultad mandaron un mail a todos los estudiantes diciendo que no debíamos preocuparnos por la resolución pues “no afectaría a nuestro título” y que acuerdan con la resolución, por supuesto. Mediante mentiras quieren embaucar a los estudiantes para hacer pasar el recorte de áreas de intervención profesional.

Pero no es casual esta respuesta del Decano Biglieri (perteneciente a la UCR-Cambiemos). Este personaje pretende profundizar la privatización de la educación pública, destinando todo el edificio de la calle Yrigoyen para posgrados pagos, en vez de destinarlo, por ejemplo, para resolver los problemas de cursada de las carreras de musicoterapia o terapia ocupacional; y esta resolución le

viene como anillo al dedo, convirtiéndolo, una vez más, en el brazo ejecutor del ajuste en la Facultad.

En este contexto,  Mariana de Las Rojas condensó en su intervención esta retrógrada resolución y marcó con claridad que frente a un ataque de tal magnitud, se debían tomar medidas más radicales de lucha, entre las cuales se planteó la vigilia en la Facultad para luego acompañar la Marcha Federal Docente, entendiendo que así se lograba sacar el conflicto de las Facultades a las calles y ganar al estudiantado para dar esta pelea de conjunto.

Afortunadamente, se logró un gran acuerdo sobre la propuesta de la vigilia y luego organizar una columna para marchar, a excepción del PTS que como opinó que la asamblea era demasiado chica, que no había sido llamada con tiempo, propuso entonces que en cada clase se dedicaran 30 minutos para charlar del tema, y quizás en dos semanas, organizar otra asamblea. Consideramos profundamente errada la posición del PTS que parece no ver que el ataque es ahora y que la lucha es ahora.

Es importante destacar que la actual conducción del CEP, el Impulso, no convocó seriamente a la asamblea y, si bien, se posicionó en favor de la vigilia, no organizó una gran columna de estudiantes para acompañar la Marcha Federal, pues tampoco se preocuparon por convocar a los estudiantes, sino que se fueron a dormir a sus casas una vez terminada la vigilia. Claras demostraciones de su tibieza política a la hora de enfrentar el ajuste de Macri y Biglieri de la mano del FMI.

Mención aparte se merece la Franja Morada (EDI en Psico), brazo estudiantil del Decano Biglieri, que también participó en la asamblea para simular una oposición a esta resolución pero que no fue más que una maniobra para salvar su imagen frente al descontento estudiantil, porque en los hechos como mayoría estudiantil en el Consejo Directo, no se opusieron cuando se votó la medida.

¿Cómo seguimos?

En la asamblea del 22 se propuso realizar una nueva asamblea el jueves 31 de mayo para seguir debatiendo sobre este problema. Desde el Ya Basta- Las Rojas, consideramos que hay que poner en pie una masiva convocatoria a dicha asamblea para que el conjunto de la comunidad educativa pueda participar y decidir sobre el futuro de nuestra profesión, donde se defina un plan de lucha para derribar esta resolución y el conjunto de medidas reaccionarias sobre la Educación Pública y la Salud Mental, evitando que las decisiones se tomen entre cuatro paredes a espaldas de los estudiantes y trabajadores de la Salud Mental.

¡Abajo el recorte en educación pública del gobierno de Macri y Biglieri!

¡Derogación YA de la Resolución 1254/18! ¡Defendamos la educación y la salud públicas!

¡En defensa de la Salud Mental!

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb