Los trabajadores de Télam están llevando a cabo un paro por tiempo indeterminado a raíz del despido de Ángel Jozami (área de Economía) y Fernanda Arce (Mesa de Edición). El argumento de la patronal es la presencia de supuestos errores en un cable del 13/05/20018, donde según el comunicado de la empresa “había datos falsos sobre el origen de los tenedores de Lebac que vencían 48 horas después”. Los directores del medio, Rodolfo Pousá y Ricardo Cárpena, alegan en el comunicado que colgaron en el portal oficial de la empresa que esto habría conducido a la “pérdida de confiabilidad” y al “desprestigio” de la agencia de noticias.

Ante este falaz argumento, los trabajadores respaldados por SiPreBA dieron una contundente respuesta. Afirman que los verdaderos responsables de corregir o descartar lo que se publica es, como en cualquier medio, el personal jerárquico y que en este caso, las autoridades de Télam habrían decidido no corregir la información en cuestión. Al mismo tiempo denuncian que la “pérdida de credibilidad” de la agencia y la falta de precisión que podría llegar a afrontar la misma, en verdad es explicable con el vaciamiento que la gestión macrista está llevando a cabo al, por ejemplo, poner a disposición de la cobertura del Mundial en Rusia únicamente un fotógrafo y un redactor.

Los trabajadores de Télam, reunidos en asamblea, denuncian que los despidos son un ataque de contenido político y persecutorio contra los compañeros despedidos, encubierto mediante la pantomima del cable “con errores”.

La medida de lucha fue tomada de forma democrática luego de que los representantes de los tres sindicatos que intervienen (SiPreBA, APBA y SiTraPren) se reunieran con Pousá y Cárpena para reclamar que revirtieran los despidos y las autoridades se negaran. Los mismos argumentaron que no tomaran ninguna decisión hasta haberse reunido con el Hernán Lombardi. De ese encuentro puede esperarse poco, ya que el Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, hace tan solo unos meses, encaro el cierre de la TDA, despidiendo más de cien trabajadores, junto con la persecución política de los que aún seguían contratados en el CCK.

Al momento de cerrar esta nota, los compañeros se encuentran reunidos en asamblea, decididos a continuar con el paro por tiempo indeterminado hasta conquistar la reincorporación de Jozami y Arce.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb