En la tarde del 17 de mayo y tras varios meses de lucha, los trabajadores del Yacimiento Carbonífero de Río Turbio y del Servicio Ferroportuario de Punta Loyola obtuvieron una gran victoria al lograr la reincorporación de 171 compañeros despedidos por la empresa. Los despidos fueron en realidad 470, siendo los compañeros no reincorporados  aquéllos que en su oportunidad se acogieron al retiro voluntario.

 

Un elemento a destacar es que los trabajadores en conflicto no se aislaron en la propia lucha e intentaron por todos los medios rodearse de la solidaridad de los trabajadores de otros gremios y de los partidos de izquierda, que a lo largo de este tiempo acompañaron sus reclamos.

 

Se llegó así a la realización de un acto unitario del 1° de Mayo, que supo concretar en la calle la unidad que en otros lugares del país no pudo lograrse (en un mismo acto confluyeron los trabajadores de diferentes gremios y los compañeros tanto de Izquierda al Frente como del FIT). Mientras se desarrollaba este acto, es de destacar que la burocracia se acoplaba a un acto paralelo organizado por la gobernadora en la localidad de Puerto Santa Cruz (a unos 250 km del lugar más cercano en  donde se estaba desarrollando el conflicto).

 

Esta lucha supo mostrar cómo las calles son el único escenario posible para lograr la derrota de los planes de ajuste que llevan adelante tanto el Gobierno Nacional de Macri como el Gobierno Provincial de Alicia Kirchner (recordemos que lo/as trabajadore/as dependientes del Estado Pcial. sufren un congelamiento salarial de más de 2 años que ha provocado una pérdida de su poder adquisitivo de más del 40%).

 

Este conflicto está enmarcado por la brutal política de ajuste que se está llevando adelante, que genera grandes beneficios a quienes realizan negociados de carácter financiero en detrimento de la calidad de vida de los trabajadores y que no tiene en cuenta el más mínimo desarrollo productivo.

De allí la importancia de este conflicto que, a pesar de haber logrado esta victoria parcial por parte de los trabajadores, sigue amenazando a la fuente laboral con un Procedimiento Preventivo de Crisis que es rechazado de plano por los trabajadores y que la patronal no ha podido fundamentar el por qué dicha crisis se ha generado ni en qué consiste.

 

La lucha de las bases ha sido la única garantía para lograr este triunfo.

 

¡NO AL AJUSTE DE MACRI Y ALICIA KIRCHNER!

¡NO AL PROCEDIMIENTO PREVENTIVO DE CRISIS DE LA PATRONAL!

¡POR EL CONTROL OBRERO DE LA EMPRESA PARA EVITAR FUTURAS MANIOBRAS!

¡MANTENGAMOS EL ESTADO DE  DELIBERACIÓN DE LAS BASES COMO ÚNICA GARANTÍA DE UNA EFECTIVA DEFENSA DE LA EMPRESA!

 

Nuevo MAS Santa Cruz – Las Rojas

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 474

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion