SUPERAR EL SECTARISMO PARA AVANZAR CONTRA EL AJUSTE

El jueves 17 de mayo se realizaron las Elecciones  a Centro de Estudiantes y Claustro Estudiantil en toda la Universidad de Córdoba. La fecha de este importante evento para toda la militancia fue adelantada por el Rector Hugo Juri casi un mes, con el objetivo de liquidar la elección estudiantil temprano en el calendario, y dedicarse de lleno a la instalación de la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe -CRES-, una conferencia que impulsa una contrarreforma a 100 años de la histórica Reforma de 1918, que apunta a precarizar a lxs estudiantes mediante pasantías gratuitas en las empresas, y modificar los planes de estudio con una orientación abiertamente neoliberal.

El adelantamiento de las elecciones fue aceptado sin chistar por las conducciones de los Centros de todas las facultades. La autonomía gremial de los Centros está siendo vulnerada por las autoridades de la UNC, que pretenden enfriar la situación política para cuando lleguen a la ciudad de Córdoba los privatistas de la CRES. Este panorama explica -en parte- que en la mayoría de las Facultades, se renueven las conducciones y que la sorpresa la haya dado la Franja Morada en la Facultad de Lenguas, siendo electa como la nueva conducción. En general, las elecciones estudiantiles reflejaron la parálisis del movimiento estudiantil frente a la crisis global del gobierno de Mauricio Macri.

DE MACRI NO SE HABLA

Durante la campaña electoral, observamos que los materiales que difundían las agrupaciones como La Bisagra, Sur o Patria Grande no mencionaban ni por asomo la necesidad de organizarse frente al ajuste que está descargando Macri sobre la Universidad pública con sus recortes sobre el presupuesto, y en muchos casos ni siquiera hacían mención de la responsabilidad que recae sobre Juri, correa de transmisión de la política anti- educativa de Cambiemos. Quienes impulsamos los procesos de organización estudiantil, sabemos de la irresponsabilidad de las agrupaciones adaptadas a la miseria presupuestaria, al recorte de planes, a la acreditación de las carreras frente a la CoNEAU, etc.

Pero este año la sorpresa la dieron las organizaciones de la izquierda roja, que encararon una campaña electoral estrechamente sindical, centrando sus denuncias sobre las conducciones de los Centros, y no así sobre el gobierno nacional y provincial. En sus volantes ni se hace mención del nombre de Macri, y queremos dejar en claro que no señalamos esto a modo de chicana, sino que lo ponemos a discusión porque entendemos que las elecciones son uno de los momentos donde la enorme mayoría de lxs estudiantes universitarios se detienen a pensar en qué tipo de representación sindical necesitan, y es tarea de las agrupaciones independientes señalar a los responsables de los grandes déficits que atraviesa la UNC y los espacios educativos estatales en general. Si dejamos pasar esta chance de aportar políticamente a la conciencia de lxs estudiantes, perdemos una excelente oportunidad para poner de pie al movimiento estudiantil.

NO HAY LUGAR PARA TIBIEZAS

Desde la agrupación ¡Ya Basta! hicimos un llamado público a todas las organizaciones de la izquierda independiente y clasista a conformar frentes que sirvan al conjunto del movimiento estudiantil. Finalmente, por responsabilidad del FIT, esa unidad no fue posible, y también nos expresamos públicamente repudiando los métodos de calumnias con los que se despacharon contra nuestra organización. Con los resultados finales de la elección, observamos que hubo una Facultad que pudo haber revertido el balance electoral de una elección conservadora: en la Facultad de Filosofía y Humanidades, los votos de la izquierda en su conjunto demuestran que peleando en unidad, pudimos disputarle de igual a igual la conducción a la agrupación kirchnerista La Bisagra. Por responsabilidad de las agrupaciones que integran el FIT y por la agrupación CAUCE se dejó pasar una oportunidad importantísima, la de tener un Centro que contribuya e impulse la organización del movimiento estudiantil frente al macrismo. Lamentablemente, La Trinchera –PTS, CAUCE, PO e IS- jugó a favor de La Bisagra, de la burocracia estudiantil, al negarse a generar la más amplia unidad de lxs que luchan.

El pasado fin de semana dimos cuenta de un nuevo avance reaccionario del macrismo: un cambio muy regresivo en las incumbencias de 37 carreras de grado de todas las universidades del país; la resolución 1524/2018 afecta a carreras ligadas a la Ciencia, la Salud y las Ingenierías y se les recortan los alcances de títulos para trasladarlos a postgrados arancelados. En momentos como éste, es urgente que el movimiento estudiantil y el activismo se organicen para enfrentar al gobierno de Cambiemos, que atraviesa una profunda crisis y tiene de aliado ni más ni menos que al FMI y sus recetas de hambre. Desde ¡Ya Basta! estamos a disposición de lxs luchadorxs y llamamos a presionar a las nuevas conducciones de los Centros de Estudiantes para que tomen posición y organicen la lucha contra el ajuste de Macri y Juri.

¡FMI NUNCA MÁS! ¡EL PUEBLO TIENE DERECHO A DECIDIR!

¡ASAMBLEAS E INTERSASAMBLEAS YA! PARA ORGANIZAR LA LUCHA CONTRA EL AJUSTE DE MACRI

 

Agrupación Universitaria ¡Ya Basta! Juventud del Nuevo MAS Córdoba

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb