“’No quiero que nosotros seamos los que encendemos la mecha’, confió a PáginaI12 uno de los más encumbrados dirigentes de la central obrera.” (Página 12, 8/5/18)

Ahora nos quedamos más tranquilos… El triunvirato cegetista emitió un comunicado contra el tarifazo y la reforma laboral el 3 de mayo… ¡Y no pararon ahí! El dirigente Schmid se levantó de su sillón y fue a hacer una protesta el viernes 4 de mayo ante el ENRE (Ente Nacional de Regulación de la Electricidad), frente al cual pronunció un duro discurso y hasta amenazó con que tomarán medidas de fuerza! Saludamos sus amenazas, exigimos con la misma vehemencia que su combativo pronunciamiento, que se concreten. Aquí y ahora, no después que nos lluevan las facturas y nos trituren nuestro salario y nuestro derechos laborales.

Frente a la vuelta al FMI, también se pronunciaron en contra con un duro comunicado, planteando como salida… el diálogo. Medidas de fuerza, siguen brillando por su ausencia…

Nuestra apuesta es empujar por el Paro Nacional Activo

La transcripción de las declaraciones con la que encabezamos la nota son, hay que reconocerlo, clarísimas: temen como al dengue ser responsables del recomienzo de jornadas masivas de lucha contra el gobierno y sus planes antiobreros.

También lo han sido, mientras dirimen su interna de cara al 22 de agosto en que se reunirán en el Confederal, las que pronunció el casi seguro futuro jefe máximo de la CGT, Héctor Daer: “Hay un final abierto. (…)”. (La Nación, 3/5/18)

El dirigente cegetista se refería, desde ya, a cómo se conformará la futura cúpula. Quién quedará al frente, si Daer, Schmid; quién se va por la puerta del costado, si es Moyano, Palazzo… Hasta ahora parece que ninguno va a dar un gran portazo.

Pero tomando sus palabras de “final abierto”, nosotros pensamos que son apropiadas si las aplicamos a la actual situación política-económica y cómo vamos a reaccionar los trabajadores, los sectores populares, las mujeres y la juventud frente al cimbronazo en nuestros bolsillos, nuestras espaldas, nuestros nervios.

Nosotros creemos que tenemos que agarrar el guante que nos tiren, si llaman a una medida de lucha, jornada, concentración, paro, pero… cambiar el estilo. Del clásico al combativo, del “aquieta aguas” al poner al agua a punto de ebullición… Porque los trabajadores ya tenemos una experiencia adquirida con este gobierno y con la intervención de las direcciones cegetistas en defensa de nuestros derechos y conquistas: hacen algo cuando “las papas queman” y después transan con el gobierno, con su ministro de Trabajo (retado por la Oficina Anticorrupción, ¡pobre hombre!), con empresarios de todo tipo y color.

Agarrar el guante es ir a las acciones convocadas por ellos porque es “útil” a nuestros intereses. Es una demostración de lucha que, aunque la quieran aplacar, les tenemos que demostrar que la podemos aprovechar. Y aprovecharla para nuestros intereses es ir con un programa propio, sindical y político, nuestro Plan B, que parta de la exigencia de: Paro General Activo ya! Por nuestras demandas: Basta de tarifazos y despidos! No a la reforma laboral! Apoyo a las luchas en curso! Abajo el plan económico!

Podemos incorporar más. Pero sobre todo, debemos sumar a esta discusión a los compañeros de trabajo, en la sección, en la oficina, en el aula. Para ser parte en forma consciente de una pelea que es desigual, pero que no tiene el final predeterminado. Porque comenzamos hace pocos meses, pero si nuestra conciencia y nuestra organización avanzan, les cerraremos el paso y avanzaremos kilómetros.

Junto con quebrar la ofensiva del gobierno reaccionario, fortaleceremos nuestra organización independiente de los “gordos” y los “combativos” de todo pelaje. Aun de aquéllos que se visten de seda porque quieren negociar a rajatabla con el gobierno la conducción del PJ.

 

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 469

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion