Luba Matias

En la madrugada del último martes, día Primero de Mayo, coincidentemente en el Día Internacional del Trabajador, tuvimos la tragedia del incendio y derrumbe del edificio Wilton Paes de Almeida, un edificio de 24 pisos que se situaba en el Largo Paissandu (Centro de São Paulo).

El edificio que pertenecía al gobierno federal y fue abandonado hace 17 años por el poder público, era local de ocupación de trabajadores sin techo donde se contabilizaban 372 habitantes. Los bomberos estiman a cuatro personas desaparecidas hasta ahora, pero ese número puede aumentar.

En una entrevista hecha por el diario El País recientemente, Edivania da Silveira Vieira relata: “Mi vida se derrumbó, yo vi a mi madre allí dentro, yo sé que ella estaba allí”, refiriéndose a la mujer de 42 años, trabajadora del área de limpieza de Porto Seguro, que vivía con su compañero y dos hijas en el lugar. Este es sólo uno de los conmovedores relatos.

Si bien se sospecha que el incendio fue causado por un cortocircuito, lo que demuestra la condición precaria a la que esos residentes estaban sujetos, que atestigua la realidad de miles que viven en esa situación de riesgo, tampoco se descarta que haya sido criminalmente provocado.

El ex alcalde de Sao Paulo y pre candidato al gobierno del estado, João Doria, al pronunciarse sobre lo ocurrido, culpabilizó a las víctimas: “la solución es evitar las ocupaciones, el edificio fue ocupado, y parte de esta ocupación estuvo a cargo de una criminal “, dijo Doria.

Declaración absurda y cínica que representa la visión política que tiene la clase dominante y sus representantes -en todos los ámbitos de la administración pública- en relación a la población marginada. Es decir, tanto la burguesía como sus gobiernos quieren eximirse de la responsabilidad por la condición de abandono de miles de personas en el centro de la ciudad de São Paulo o de cualquier otra gran ciudad.

Además de él, otras figuras (que ni merecen ser citadas) de la clase dominante también aprovecharon del hecho para intentar deslegitimar movimientos serios de vivienda, como el MTST por ejemplo, que ni formaban parte de esa ocupación, con el objetivo de desplazar el centro de la gravedad del mismo, el verdadero problema de la falta de vivienda: concentración de la propiedad urbana, altas tasas de desempleo, especulación inmobiliaria y falta de políticas urbanas y de vivienda para atender a la población de bajos ingresos. Es decir, todos los motivos relacionados con un sistema que funciona para garantizar cada vez más la acumulación de riqueza en las manos de pocos. Es abominable que tengamos gobernantes defendiendo la barbarie abiertamente.

Por eso exigimos el inmediato refugio de los vecinos afectados, la implementación de programas de vivienda que alcanzan a todos los sin techo de la ciudad a partir de la expropiación de casas y apartamentos ociosos y que sólo sirven a la especulación inmobiliaria, la recuperación de edificios públicos para fines de vivienda y el financiamiento de la construcción de nuevas viviendas en el centro de la ciudad dirigidas a la población de bajos ingresos.

Políticas que para ser conquistadas es necesario que desarrollemos un movimiento más amplio, radicalizado y articulado de lucha por vivienda y otros derechos. Lo que sólo enfatiza el papel fundamental que el MTST, bajo el liderazgo de Guillermo Boulos, ha tenido en la realidad nacional en los últimos años.

El MTST y el Frente Pueblo Sin Miedo han demostrado ser las principales organizaciones de la lucha por vivienda y de otras demandas populares. Un frente que actúa a nivel nacional y se hace presente en varios estados, ciudades y barrios a partir de la lucha unificada, radicalizada e independiente contra la clase dominante y los gobernantes para luchar en defensa de la vivienda, del empleo, del salario y de los derechos democráticos.

Por eso, nosotros desde Socialismo o Barbarie, estamos contribuyendo con la construcción de ese movimiento en todos los frentes en que actuamos, pues su expansión y fortalecimiento es fundamental para avanzar en otras conquistas.

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 480

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion