FUNA: en la Universidad Nacional de las Artes, el Partido Obrero y el Kirchnerismo se unen para lanzar una Federación de espaldas a los estudiantes

 
El viernes de la semana pasada los estudiantes de la Universidad Nacional de las Artes Audiovisuales nos reunimos en asamblea con el objetivo de darle continuidad al debate que nos fue negado a fines del año pasado: el lanzamiento antidemocrático de la supuesta Federación Universitaria de las Artes. 

¿Quiénes y cómo crearon la FUNA?

El 5/12/2017, pasando por encima del mandato de asambleas departamentales e interdepartamentales, habiendo terminado las clases y mediante un evento de facebook, los estudiantes de la UNA nos desayunamos con que el Partido Obrero (Conducción de Visuales y Movimiento) y Nuevo Encuentro (Conducción de Audiovisuales y Crítica de Arte) nos invitaban cordialmente al Congreso Fundacional de la FUNA. Ante esto, distintas agrupaciones, conducciones, secretarías y compañeros independientes de los diferentes Departamentos de la Universidad, nos hicimos presentes para refrendar la posición establecida previamente en asambleas al respecto de no elegir una Federación como herramienta de organización en la Universidad Nacional de las Artes. Planteamos al PO y NE la necesidad de una asamblea, siendo que la decisión fue tomada de espaldas al estudiantado, pero los compañeros se negaron a cualquier discusión que no fuera posterior a la acreditación de delegados y votación de autoridades, terminando por retirarse del debate. Luego de esto, sacamos un comunicado de cara a nuestros compañeros de la Universidad donde explicábamos lo que había sucedido y que por tanto considerábamos a la FUNA como ilegítima, a la vez que los llamábamos a seguir construyendo desde las bases una verdadera herramienta de organización y lucha.

Al día de la fecha, el Partido Obrero y Nuevo Encuentro no sólo siguen haciendo oídos sordos al mandato asambleario que nunca votó una Federación, sino que directamente lo deslegitiman: en la asamblea del viernes pasado, Juan Manuel Cerdeira, autoproclamado “Presidente de la FUNA” por el Partido Obrero, argumentó que en tanto ellos y Nuevo Encuentro ganaron las elecciones a Centro de Estudiantes, pueden hacer lo que quieran, más allá de lo que digan los estudiantes en asamblea. Un discurso digno de un burócrata cualquiera, totalmente adaptado al sistema antidemocrático en que vivimos donde la política la hacen los de arriba, de espaldas a los intereses y voluntades de los de abajo. ¿Acaso el gobierno de Macri está habilitado a ajustar y reprimir a los trabajadores, las mujeres y la juventud, porque fue votado en las últimas elecciones? Una concepción que no es propia de un partido que tiene el tupé de llamarse revolucionario, sino de un aparato que sólo actúa en función de sus propios intereses.

Desde ArteInsurrección entendemos que lo que se vota y gana en elecciones son las Conducciones, ¡pero el Centro de Estudiantes somos todos! La asamblea es nuestra herramienta de organización y ningún aparato puede pasarle por encima, sin importar cuántos porotos haya juntado.

¿Por qué no la FUNA?

Desde ArteInsurrección, no nos oponemos por principio a una Federación, pero sí creemos que este formato no se corresponde con las necesidades organizativas de nuestra Universidad. El estatuto de la FUNA, basado en un sistema de delegados que se consiguen a partir de los votos que cada organización obtiene en elecciones una vez al año, excluye a la mayoría de los estudiantes, incluso departamentos enteros,  impidiéndoles una participación activa: no pueden proponer ni votar, sólo acatar. Además, no se entiende cómo una Federación trucha como esta, concebida a espaldas de los estudiantes, informada sólo a través de un evento en facebook y votada en una sede vacía habiendo terminado la cursada, puede servir para algo más que la repartición de porotos y chapas. Sobre todo teniendo en cuenta que está conformada por dos organizaciones cuyas políticas van en direcciones diametralmente opuestas. Y es que desde que Cambiemos ganó, el kirchnerismo no para de garantizarle la gobernabilidad y el ajuste, votando todo en el Congreso y negándose a enfrentarlo en las calles, proponiendo “votar bien en 2019” como única alternativa. Mientras tanto, el Partido Obrero se muestra más preocupado por diferenciarse de los K que por ponerle un freno al macrismo, negándose a la unidad de acción en las calles e incluso a la unidad de la izquierda. Pero claro, a la hora de poder llamarse “Presidencia de Algo”, no le hace asco a nada y se junta en una mesa chica con los K a fraguar una federación trucha y mentirle a los estudiantes.

¿Cómo es que esta Federación vaciada y dividida desde el minuto uno puede ser capaz de llevar adelante un plan de lucha? En el movimiento estudiantil ya contamos con un ejemplo de Federación de estas características: la FUBA, paralizada y aislada de las luchas hace años, incapaz de generar algo más que sellos y banderas que a duras penas tienen un militante en cada palo.

Entonces, ¿qué tipo de organización necesitamos en la UNA?

 

Desde ArteInsurrección vemos más que necesario un espacio de coordinación entre los diferentes departamentos de la UNA. Sobre todo en la coyuntura actual: el gobierno reaccionario de Macri no para de arremeter contra la educación pública, el cine independiente, el movimiento de mujeres y amenaza al conjunto de la sociedad con una reforma laboral que nos roba el futuro. Al mismo tiempo, fortalece su brazo represivo y persecutorio hacia los que nos organizamos independientemente. Y dentro de la UNA, la gestión K le hace el juego al Gobierno: sigue votando presupuestos de miseria y desoyendo los reclamos de los estudiantes, incluso quiso aprobar un “Reglamento de Convivencia” que atenta contra el derecho de organización y protesta del estudiantado, cosa que frenamos coordinando y haciendo unidad de acción con compañeros de los diferentes departamentos.

Ante esto, las y los estudiantes necesitamos organizarnos y estar preparados para dar las peleas hasta el final. Y para eso, proponemos poner en pie una Coordinadora de Estudiantes de la UNA, que se organice democráticamente a través de asambleas de base a las que todos podamos acercarnos para informarnos, debatir, proponer y construir; una Coordinadora donde todos tengamos voz y voto y podamos estar a la cabeza de las acciones. Esta Coordinadora no es un invento nuevo, es la forma en que históricamente nos organizamos en la UNA para dar grandes luchas. Y tenemos que retomarla. Fue a través de la Coordinadora que formamos parte del estudiantazo en 2010; que frenamos recortes en los planes de estudio; conseguimos edificios nuevos; rodeamos de solidaridad las tomas de los departamentos más chicos; protagonizamos movilizaciones, como la lucha por el boleto educativo. Tenemos que darnos la tarea de garantizar un espacio para esta coordinación, con reuniones, agitaciones, pasadas por curso y asambleas sistemáticas y rotativas en todas las sedes. Nuestra Universidad está llena de activistas con la voluntad política de coordinar y poner el cuerpo, que entienden que luchando se consiguen las cosas. ¡Así frenamos el 2×1! ¡Así nos plantamos contra la reforma previsional el 18 de diciembre! ¡Así logramos que llegue al Congreso el debate por el #AbortoLegal!
¡No dejemos que nos pasen por encima con una Federación trucha que sólo va a ser un obstáculo para salir a luchar! ¡Confiemos en nuestras propias fuerzas!
¡Sigamos construyendo desde las bases!
¡Vamos por la Coordinadora!

ArteInsurrección UNA

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb