Ante las elecciones de autoridades universitarias en la UNCO

La situación nacional amerita que todos los que nos llamamos de izquierda reflexionemos acerca de nuestras tareas por delante. El tarifazo permanente de Macri, las paritarias a la baja que les ofrecen a los docentes y al conjunto de los sectores de trabajadores, el vaciamiento sistemático de la educación pública llegando hasta al cierre de escuelas y la reducción de los presupuestos universitarios son algunos de los rasgos que pintan el cuadro de la argentina actual, donde el gobierno beneficia a unos pocos mientras miles y miles van viendo cómo su situación empeora día a día.

Por otra parte, el rol de los K y las burocracias sindicales es completamente traidor. Se juegan a mantener la gobernabilidad a toda costa, a no hacer olas, a que todo se resuelva en las urnas, y en ese sentido es que los K y el PJ parecen estar unificados detrás de la consigna “hay 2019”. Pero los trabajadores, la juventud y el movimiento de mujeres no podemos esperar de brazos cruzados viendo cómo se deterioran nuestras condiciones de vida.

Estamos orgullosos de haber llenado las calles el 8M por el aborto legal, además de protagonizar las jornadas de lucha del 14 y 18 de diciembre, donde le hicimos frente a la policía represora de Macri y Bullrich. También la juventud estudiantil y trabajadora mostró voluntad de lucha organizándose por verdad y justicia en la marcha del 24 de marzo, así como en la lucha por justicia para Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. La izquierda y los sectores combativos somos el canal donde puede expresarse la bronca popular, esa que se expresó en el “hit del verano” (MMLYQTP) en el subte, colectivos, estadios de fútbol y recitales.

La izquierda no debe adaptarse al “planchazo” que generan las burocracias sindicales y los K. No podemos adaptarnos a que “todo se decida en las urnas” como quiere la burguesía, y es por ello que desde el Nuevo MAS e IZQUIERDA AL FRENTE POR EL SOCIALISMO estamos proponiendo al FIT y al resto de la izquierda realizar un acto común el primero de mayo, que exprese un polo de independencia de clase y que exija a la burocracia un plan de lucha contra las políticas de ajuste del gobierno. La no aceptación de esta propuesta expresaría la adaptación electoral del Frente de Izquierda, que últimamente por salida a todo problema propone audiencias públicas en la legislatura e intervención de los diputados, dejando de lado muchas veces la movilización y la lucha en las calles.

 

LA SITUACIÓN EN LA UNCO Y EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

Este año no es como cualquiera, se eligen autoridades en la UNCO. El peronismo, el MPN y los K han demostrado cómo año tras año se han adaptado a la miseria presupuestaria. No pasaron de alguna que otra declaración acerca de que “el presupuesto no alcanza”, que terminó en alguna acción simbólica (como sesionar el consejo en la calle) ocultando que año tras año se vienen adaptando a ese vaciamiento, incluso aprobando ordenanzas como la 1048, que permite no reemplazar a los docentes que se jubilan. También vimos como el actual rector Gustavo Crisafulli defendió la tercerización en la universidad a tal punto de exigir (junto al decano ilegítimo de FADECS Ponce de León) que entre la policía a la facultad para desalojar a las trabajadoras que se encontraban protestando junto al activismo estudiantil, violando la autonomía universitaria con una política represiva sin precedentes en los últimos años.

El PCR que dirige la FUC, la cual ha convertido en una cáscara vacía sin ningún peso ni carácter de lucha real, presenta a sus candidatos a decanos y rectora. Como Inés Tripin para rectora y Bonato para decano de Humanidades. Los estudiantes ya tuvimos una desagradable experiencia con los reformistas del ECU siendo nuestras autoridades. El decano Carlos Pescader fue elegido en 2014 con el apoyo mayoritario del entonces frente estudiantil FULE (Independencia-PCR-PO). Desde el Nuevo MAS advertimos desde el principio los límites de su programa y carácter posibilista. Límite que se expresó apenas comenzaron los conflictos presupuestarios como la lucha contra vaciamiento de la orientación en Locución (sin operadores técnicos, docentes y ayudantes suficientes para cursar en condiciones) o los reclamos de los compañeros de trabajo social. Pero las contradicciones se expresaron con toda su violencia cuando comenzó el conflicto de las trabajadoras de limpieza. Pescader no sólo no pudo dar una sola respuesta favorable, sino que terminó renunciando a su cargo, dejándole la manija de resolución del conflicto a los sectores más reaccionarios de la UNCO los cuales no dudaron en impulsar una salida represiva al conflicto contra los estudiantes y las trabajadoras.

En la facultad de humanidades, hay un candidato que tiene tradición de lucha junto a la izquierda, Ariel Petruccelli, quien propuso conformar un frente Inter-Claustro junto a las agrupaciones del movimiento estudiantil. Estamos en discusión con su espacio pero hemos señalado las limitaciones de su programa el cual hace eje en las posibilidades de gestionar el decanato de manera principista y democrática (vía asambleas inter claustro) pero creemos humildemente que de lo que se trata en este contexto es de generar un polo que pueda realmente ser una fuerza transformadora hacia el conjunto del movimiento estudiantil, y esto es muy difícil si los acuerdos se limitan a firmar un programa de gestión diferente por más progresista que sea, y apoyar una candidatura. Nuestra propuesta ha sido llevar la discusión a conformar un genuino frente con campaña y lista única en los distintos claustros que parta de la política de enfrentamiento al ajuste y vaciamiento del gobierno nacional y la gestión del rectorado, con los métodos históricos de lucha del movimiento estudiantil.

Desde el Nuevo MAS tenemos una responsabilidad extra en estas elecciones, dada por el hecho de dirigir junto al POR y el MST un centro de estudiantes con una gran tradición de lucha, el CEHUMA, que junto a otros centros combativos como el de Trabajo Social hemos movilizado innumerables veces junto a los distintos sectores en lucha. El año pasado impulsamos el FRENTE DE ESTUDIANTES COMBATIVOS, surgido de la confluencia en las calles de los sectores más dinámicos de la universidad, logrando incluir a la mayoría de las agrupaciones de izquierda de la universidad, y quedando a pocos votos de conquistar un consejero superior.

Este año creemos que está más que planteado redoblar la apuesta por un polo de izquierda en el movimiento estudiantil que tenga expresión en FADECS, Trabajo social, Humanidades, Medicina, Ciencias de la educación y más allá. Y es por ello que convocamos a todas las agrupaciones, activistas y centros de estudiantes combativos y de izquierda, a una primera reunión el próximo martes a las 15hs en la facultad de humanidades, para comenzar a discutir la posibilidad de generar este espacio más que necesario ante los desafíos que se vienen.

 

¡Ya Basta! – Juventud del Nuevo MAS – Presidencia del CEHUMA

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 480

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion