El lunes 9 de Abril, a menos de una semana de la Asamblea Universitaria que renovará las autoridades de la UNLP, Patria Grande, fuerza que se dice de ‘izquierda popular’, hizo público un comunicado anunciando que se suma al negociado de la Franja Morada y el kirchnerismo para llevar a la presidencia de la Universidad al radical Fernando Tauber.

En una renovación de autoridades marcada por el anuncio del gobierno de recortar 3 mil millones de pesos al presupuesto de las universidades nacionales, con un nuevo aumento del comedor y cientos de compañeros quedando afuera del Boleto Educativo y el albergue universitario, Patria Grande (presidencia de la FULP) se ha sumado al carro de las agrupaciones que junto con la Franja Morada han expresado con fotos y comunicados su apoyo a la candidatura de Tauber. A su vez se han encargado de vaciar los espacios de participación estudiantil, maniobrando en las asambleas para pasar su apoyo a las gestiones mediante un ‘pliego de reivindicaciones’.

Durante las últimas dos semanas, mientras estas agrupaciones negociaban por abajo con el Rectorado las condiciones de su capitulación, en las facultades se dedicaban a hacer campaña por tal o cual decano, intentando ganar el apoyo de los estudiantes con el verso de construir un ‘pliego de reivindicaciones’ para que los decanos firmen ¡Como si no los hubieran firmado y luego desconocido una y otra vez en la historia del movimiento estudiantil! Pero no les fue tan fácil. En facultades como Humanidades, Trabajo Social y Psicología en las asambleas estudiantiles se les impuso no sentarse en espacios antidemocráticos como la Asamblea Universitaria y sólo recurriendo a mentiras y maniobras miserables pudieron hacer pasar las elecciones de decanos.

El reciente apoyo de Patria Grande a Tauber es un verdadero salto, es llevar a la presidencia de la Universidad a una figura del radicalismo que hoy es parte del gobierno de Macri. En un solo movimiento Patria Grande entierra cualquier atisbo que le quedara de independencia política y, con ella, entierra también a la FULP, que con esta conducción no pasa a ser más que una dependencia del Rectorado radical.

Llamamos a aquellos compañeros que honestamente han apostado a Patria Grande como un espacio de lucha, desde la militancia o la simpatía, a aquellos con quienes, más allá de nuestras importantes diferencias, compartimos la lucha por la democratización de la UNLP años atrás, a repudiar esta capitulación. Pero también a entender que es el resultado final de una serie de capitulaciones que tuvieron como puntos importantes el apoyo a Scioli en 2015, la participación en la interna del PJ en 2017, acrecentando con cada paso sus métodos burocráticos y su transa con las autoridades de la universidad. Los instamos a sumarse a la lucha independiente que, como defendemos desde el ¡Ya Basta! y el Nuevo MAS, es la única posible para ser una oposición y una alternativa real.

Luego de las masivas jornadas del 14 y 18 de Diciembre contra la reforma previsional el gobierno nacional quedó fuertemente golpeado, los insultos contra el presidente se multiplicaron en todas las canchas y recitales del país a la par que su imagen y la de todo el gobierno se desplomaban. En el peor momento de Macri, la burocracia sindical y la oposición patronal salieron a su rescate. Nucleados tras la consigna de “Hay 2019”, se abocaron a sacar la bronca de las calles, a tratar de encausar todo por la vía de las urnas

¡Cuando aún falta un año y medio para las próximas elecciones!

En la UNLP esta estrategia desmovilizadora redundó en que el peor año de Macri arrancara con la FULP más pasiva de los últimos años. Atrás quedaron las clases públicas, las asambleas intercalustro y las movilizaciones. Mientras el ajuste nos arranca cientos de compañeros de las aulas y todos sufrimos los efectos de los nuevos tarifazos en el transporte y los servicios, no ha habido una sola respuesta por parte de las conducciones del movimiento estudiantil. Cuando mejores condiciones había para luchar, más se llamó a la calma para cuidar la gobernabilidad.

El movimiento estudiantil debe organizarse para rechazar estas autoridades de ajuste, tanto en las gestiones como dentro del movimiento estudiantil. Llamamos al conjunto del movimiento estudiantil a movilizar el sábado 14 de Abril a la Asamblea Universitaria en rechazo a estas autoridades de ajuste y la capitulación de Patria Grande 6 la FULP. Debemos construir desde abajo una nueva conducción para arrancarle al macrismo nuestras conquistas y para arrancarle los centros de estudiantes y la FULP a quienes hoy se han convertido en los mejores aliados del Rectorado y la Franja Morada: Patria Grande, Miles y JUP.

 

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 480

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion