Graciela, docentes Zona Sur



El sábado 17 se realizó una charla-debate, con la intención de realizar un balance de la impresionante jornada del 8M, en el local de Temperley con los y las militantes de esa regional y la de Lanús.

Comenzó con una introducción… no, no comenzó con la introducción, comenzó con la inmensa satisfacción de ver desbordado el local, pues además de la militancia local hubo una importante asistencia de invitadas. Lo que está reflejando el avance de los movimientos de mujeres, el interés despertado en la juventud, el deseo de participación, la indignación ante lo que hasta hace poco no se percibía, y hoy para muchas jóvenes salta a la vista y lo cual es la desprotección de las mujeres frente al patriarcado. Que va desde menor oferta de trabajo en comparación con los hombres, menor sueldo en relación a ellos, constante acoso, abusos, violaciones, secuestro con fines de trata hasta la muerte.

 

Introducción con puesta en contexto del último 8M

 

La charla comenzó por una introducción que puso de relieve el contexto en el que se da este 8M. La permanente actitud ajustadora del gobierno sobre obreros, estudiantes y mujeres, (inflación, tarifazos, despidos, cierre de escuelas, de programas a beneficiarios estudiantiles o mujeres. etc.).

La constante lucha de los distintos movimientos de mujeres, batallando en las calles por los derechos vulnerados de las mujeres y la aceleración de ese avance a partir del #NiUnaMenos.

Señalamos el importantísimo viraje que tomó este 8M este año, pues se pasó de una postura defensiva de las mujeres: “No nos maten”, a una postura ofensiva reclamando un derecho: “aborto legal en el hospital ya”.

Para las invitadas dimos un pantallazo de las actividades de Las Rojas: poniendo en la calle los reclamos de las mujeres, visibilizando a los responsables (poderes ejecutivos, judiciales y legislativos, fuerzas de seguridad) de las vulneraciones de las mujeres, acompañando casos particulares de mujeres, en hospitales, tribunales, casas de las provincias, participación en los medios en todas las oportunidades que se tienen.

Quedó en claro que lo que para Macri pudo ser una maniobra, para que el 8M no fuera el reclamo de 500.000 personas contra él, posibilita la presentación del proyecto de ley en el Congreso, para los movimientos de mujeres es una excelente oportunidad de presionar para que esta vez la ley sea tratada y aprobada.

 

Intervenciones

 

Esta fue una parte sumamente rica en esta  jornada. Participaron tanto las militantes como las invitadas, todas ellas muy jovencitas, que hicieron comentarios acerca de la posición “medieval” de funcionarios y políticos, la intromisión indebida de la Iglesia en los asuntos estatales, negándose a la legalización del aborto y provocando males significativos, como la muerte de mujeres por abortos clandestinos en situaciones de inseguridad sanitaria.

Se desataron intervenciones muy interesantes sobre el rol de los partidos políticos patronales, los distintos gobiernos que se han negado a acompañar la legalización del aborto, la Iglesia, los médicos.

Quedó claro el rol que el sistema capitalista les asigna a las mujeres como reproductoras. Y la necesidad de que, como solo reproductoras, no piensen, ni opinen, ni mucho menos decidan sobre su maternidad, vital para que siga funcionando en forma aceitada la maquinaria capitalista.

 

Para cerrar

 

Tenemos una posibilidad de que esta vez el proyecto avance en el Congreso y sea aprobado. No será fácil.

El kirchnerismo, que durante 12 años se negó a tratar el proyecto, ahora que “hace de oposición” se pasea por los medios acusando al gobierno de usar el aborto como cortina de humo, pero sabemos que, como partido capitalista que es, no tiene interés en su aprobación.

Por lo tanto, hoy más que nunca debemos estar en permanente lucha, presionando por alcanzar el aborto legal en el hospital ya. Con charlas en todos los espacios que podamos. Con la permanencia en las calles. Tratando de lograr que más mujeres y varones se sumen a esta lucha. No perdiendo las oportunidades de conversarlo en el trabajo, la escuela, la facultad, con familiares, a los que trataremos de sumar en la protesta en las calles.

Muchas de las presentes se sumaron a las actividades para la marcha del 24, juntándose para hacer banderas y pancartas, y a nuestra columna en la marcha misma.

Quedamos en seguir con estas charlas y juntadas alrededor de la lucha de las mujeres, visto el interés y la cantidad de chicas y chicos que se sumaron.

 

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb