Ensenada

Desde que se conoció la noticia de que el gobierno de María Eugenia Vidal quiere imponer el cierre de los primeros años de los bachilleratos para adultos de decenas de escuelas de la provincia de Buenos Aires, la bronca de la comunidad educativa comenzó a expresarse. No podía ser de otra manera, porque el ataque a la educación pública es brutal: la provocación de imponer un 15% en tres cuotas en la negociación paritaria, el ataque al estatuto ofreciendo sumas por presentismo, el intento de cesar docentes, el cierre de escuelas y cursos en toda la provincia… es decir, avasallar la educación en su conjunto. A todo esto se le viene a sumar el cierre de los bachilleratos, que no es otra cosa que despidos de docentes encubiertos, flexibilización del trabajo, un ataque al estatuto (ya que los cargos se concursarían a través de la presentación de proyectos y no mediante actos públicos), y fundamentalmente la prohibición del elemental derecho a la educación para miles de estudiantes jóvenes y adultos.

En este contexto, resulta increíble que los docentes hayamos vuelto a las escuelas a trabajar. Es que según Baradel y la Celeste, “hay que apostar al diálogo con el gobierno” volviendo a negociar la paritaria “con los chicos adentro del aula”. Así negocia Baradel. Vidal, cerrando bachilleratos para adultos.

Pero ni el gobierno ni las direcciones sindicales pueden frenar la organización que desde abajo va creciendo con la lucha de los docentes y la comunidad educativa en toda la provincia. Ese es el caso del distrito de Ensenada, donde en la Secundaria Nº1, una de las escuelas con mayor matrícula de la ciudad, se viene llevando adelante desde el cuerpo de delegados/as un importante proceso de organización a partir del rechazo al cierre de los primeros años del bachillerato de nuestra escuela y de otras de la región. Se han llevado adelante asambleas docentes en todos los turnos, llevando de allí mandatos a una asamblea masiva con más de 100 docentes, alumnos y padres que se llevó adelante el día martes en el turno noche, donde votamos medidas de acción para los días siguientes, que incluyó un inmenso abrazo a la escuela, llevado a cabo el día miércoles. Del mismo participaron alrededor de 700 alumnos, y decenas de auxiliares y docentes, acción que se realiza por primera vez en la escuela en años.

Desde el cuerpo de delegados de la Secundaria N°1, creemos firmemente que este es el camino para frenar todos los ataques del gobierno, y para volver a poner sobre la mesa la exigencia a la dirección provincial de SUTEBA y Nacional de CTERA la puesta en pie de asambleas en todas las escuelas, para decidir desde abajo un verdadero plan de lucha para frenar los cierres de los bachilleratos para adultos, por un salario igual a la canasta básica, el rechazo a la miseria del 15% en cuotas, y por la defensa de la educación pública. Vamos por la unidad entre docentes, estudiantes y la comunidad educativa en la lucha.

Lista Gris Carlos Fuentealba-Ensenada

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb