Ni siquiera habían terminado formalmente las vacaciones cuando llegaron las noticias de los posibles primeros ataques del gobierno para los docentes y la educación pública. Y esos ataques comenzaron a materializarse una vez que volvimos a pisar las escuelas, aquellas que corrieron la suerte de no ser cerradas.

Es que el año ha comenzado muy movido en las escuelas, el gobierno de Vidal y Macri han vuelto a la carga sobre los docentes y las escuelas mostrando parte de lo más brutal del ajuste. Apenas entrábamos a las escuelas y ya nos confirmaban que muchos cursos en toda la provincia serían cerrados; que se cerraban escuelas enteras de las islas del Delta; que los docentes que están ejerciendo, pero al mismo tiempo están estudiando, podrían ser cesados de sus cargos obtenidos por concurso; que rige un nuevo sistema de licencias que no permite poner suplentes; que hay docentes jubilados a la fuerza y como si fueran pocas las malas noticias, que nos ofrecían un aumento de 15% en 3 cuotas, sin cláusula gatillo y con un tramposo presentismo que sólo podía obtener un robot (no podés faltar en todo el año por ningún motivo). Y todo esto es sólo para arrancar el año.

La lógica empresarial de la educación significa: docentes sin trabajo y chicos sin escuela

El cierre de cursos y escuelas del Delta son las problemáticas más sentidas, muchos profesores perderán cursos, pero en el caso de docentes de primaria y jardín serán cargos enteros. Muchos son los docentes que verán afectados sus salarios y su vida laboral. Se habla de miles de cursos en toda la provincia, desde la visión del gobierno es plata que se ahorran con cursos que no “rendían”, en los que no dan las cuentas de su manejo empresarial del Estado. La verdad es que estos cierres no sólo afectarán el salario de los docentes desplazados, sino que los que hace años que trabajan en una escuela deberán cambiar su rutina y además se verán afectados los estudiantes: cursos superpoblados, chicos y jóvenes que deberán pasar de un turno a otro (y quizás no puedan por trabajo o lo que sea), etc. Esto no ayuda a mejorar la educación, todo lo contrario, significa menos puestos de trabajo y más estudiantes expulsados de las escuelas.

Cierre de escuelas del Delta: Escuela que cierra, comunidad que muere

Quizá el caso más sentido a nivel social es el del cierre de las escuelas en las islas del Delta, un caso que es sumamente particular, ya que estas escuelas tienen una lógica similar a las escuelas rurales. La escuela es un ente sociabilizador en toda la sociedad, pero en las islas (como en las zonas rurales) la escuela es mucho más aún. Es la comida, es el médico al que llevan los chicos los docentes, es el lugar de encuentro de los chicos y la familia. No se puede utilizar una lógica mercantil (son pocos alumnos por escuela, dice el gobierno) para analizar estas escuelas (otras tampoco, es cierto), ya que el cierre significa lisa y llanamente la muerte de la comunidad que rodea la escuela. Y es allí, y no sólo en el “ahorro” estatal, donde deben buscarse las razones de este ataque. Esos terrenos que hoy ocupan las escuelas y las familias isleñas son terrenos muy valorados para el negocio inmobiliario/turístico. Así haya un solo estudiante al que educar, el Estado tiene la responsabilidad de no vulnerarle el derecho a la educación, sin importar las “pérdidas” que dice tener.

Debemos decir que al cierre de esta nota, y gracias a la organización y la movilización de docentes e isleños (de las que hemos sido parte con la Lista Gris), han empezado a circular las noticias sobre el retroceso del gobierno en el cierre de estas escuelas, lo que no quita que debemos seguir alertas y movilizados.

El ataque a los docentes más jóvenes: ceses de los docentes no recibidos

Sumado a estos “ahorros”, ya desde el año pasado se viene amenazando sobre el cese de miles de docentes sin título, que en su gran mayoría están estudiando la carrera y que han tenido que salir a trabajar mientras estudian. Poco antes de comenzar las clases (y las paritarias) el gobierno volvió al ataque con ese tema y mandó a pedir cientos de papeles a las escuelas como medida de presión. Esta medida ahora parece que no sería tan fuerte gracias a la presión de los docentes. La realidad es que hay materias en donde faltan docentes recibidos, y dictan clases muchos estudiantes mientras estudian y trabajan. Si cesan a estos docentes, los estudiantes quedarán sin profesor porque nadie ocupará esos cargos.

En definitiva, este es uno más de los ataques de Macri y Vidal a los jóvenes, ya que son en su mayoría los afectados por esta política de ceses. Además usa esta medida para dividir a los docentes entre recibidos y no recibidos e ir metiendo su “gran idea” de la meritocracia en la cabeza de los docentes y la sociedad. Esta medida dejaría sin trabajo a miles de docentes y sin clases a miles de estudiantes, principalmente de las zonas más vulnerables, que son donde están las escuelas con mayoría de suplentes.

Y entre tanto ataque, también atacan el bolsillo

El ajuste continuó con docentes jubilados compulsivamente, con la jubilación mínima y una nueva forma de tomar licencias vía la computadora o un app del celular, pero que no permite poner suplentes en los cursos afectados por la licencia.

Y la frutilla del postre, es el ofrecimiento (podríamos llamarle burla, sin temor a equivocarnos) en las paritarias que es de un 15% en 3 cuotas sin cláusula gatillo, y como mayor provocación aún, un premio (que saldría por decreto) para aquellos que no faltaron en todo el año. Lo ofrecido es una vergüenza, nadie en este país cree que a inflación va a ser del 15%, tampoco se habla del blanqueo de las sumas en negro, del básico, ni nada de lo que haría que los docentes tuvieran un sueldo digno. El premio que ofrecen es claramente un ataque al sindicalismo, no lo cobrarían los que hicieron paros, ni los que se enfermaron. En definitiva, la mayoría de la docencia no va a cobrar esto, que más que premio es un castigo a los que hicieron paro.

Mientras tanto el Frente de Unidad Docente…

Fueron muchos ataques en tan poco tiempo, en las escuelas los compañeros discuten y se enojan, los gremios parecen no recoger el guante, por lo menos no de la forma que deberían. Los ataques son brutales, pero el FUD no actúa. Diferencias internas o lo que sea, pero el FUD sólo habla de salario y deja de lado el resto de los ataques. Es verdad que individualmente, cada sindicato del FUD, hace algo, pero la respuesta es sólo presentaciones en papel sin convocar a los docentes, o como hacen SUTEBA y UDOCBA, llaman a medidas por distrito de un día para otro.

En cuanto a las paritarias, la discusión pareciera ser si hay cláusula gatillo o no, pero no se habla del porcentaje de aumento y las cuotas, menos aún de el resto de los problemas.

En las escuelas hay ganas de enfrentar el ajuste, pero no hay decisión de los gremios de enfrentarlo seriamente. A las medidas brutales del gobierno, hay que oponer una gran fuerza, sino la educación está condenada. Es necesario empezar a discutir el no inicio de clases, pero también organizar un plan de lucha que ponga fin al cierre de cursos, jubilaciones obligatorias y demás. Hay que sacar a la docencia a la calle, de conjunto, todos los sindicatos deben ponerse a la cabeza (sobre todo FEB y SUTEBA que son los más grandes) de una gran lucha, pero para eso vamos a necesitar organizarnos en las escuelas y presionarlos, porque evidentemente no hay una gran decisión de enfrentar el ajuste.

  • NO AL CIERRE DE CURSOS Y DE ESCUELAS DE ISLA
  • NO A LOS CESES DE SUPLENTES Y PROVISIONALES
  • NO A LAS JUBILACIONES COMPULSIVAS
  • AUMENTO DE SALARIO YA DEL 35%
  • MÁS PRESUPUESTO PARA LA EDUCACIÓN PÚBLICA, BASTA DE SUBSIDIOS A LA PRIVADA
  • PARO DE 72HS A EMPALMAR CON EL 8M
  • ASAMBLEAS PARA DECIDIR LA CONTINUIDAD DE LA LUCHA

 

Lista Gris Carlos Fuentealba

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 480

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion