Repudiamos la represión y asesinato de integrantes de Lof Lafken Winkul Mapu

 

Mientras en la localidad de 25 de Mayo se velaba el cuerpo de Santiago Maldonado, una feroz represión se desataba sobre miembros del pueblo mapuche en Villa Mascardi, Río Negro. Los compañeros habían buscado refugio en las montañas de la persecución que estaba sufriendo su comunidad y hoy, mientras bajaban para reencontrarse con sus familias, fueron recibidos por una represión brutal por parte de Prefectura. Con balas de plomo contra compañeros desarmados, lo que el Gobierno y sus medios están tratando de presentar como un “enfrentamiento”, fue en realidad una verdadera cacería de mapuches que tuvo como resultado varios compañeros heridos y un muerto, del que hasta ahora no se ha hecho público el nombre.

 

Como es sabido, este grave hecho no cae como rayo en cielo sereno. Mientras el Gobierno, el juez Lleral y esas fábricas de mentiras llamadas “medios de comunicación” tratan de instalar que Santiago Maldonado murió “ahogado”, por accidente, como si hubiera caído al río en medio de un paseo; las fuerzas represivas se envalentonan y el día de hoy dejaron por saldo la caída de un compañero de la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu. Los acontecimientos de hoy no son más que la continuidad de la campaña de demonización de los mapuches, con la elucubración de teorías absurdas sobre una “invasión extranjera” y “terrorismo”. La realidad es que la pelea de los mapuches, su legítimo reclamo por sus tierras, es una de las tantas luchas de los de abajo por sus más elementales derechos, a las que el Gobierno quiere hacer pasar sin excepción por criminales.

 

Lo sucedido es un nuevo y grave episodio de la brutalidad represiva que comienza por Santiago Maldonado y los mapuches pero que quieren convertir en una amenaza para todos los luchadores. Por eso este cobarde asesinato simplemente no puede quedar impune. El ajuste macrista no puede pasar sin represión.  El Gobierno, reaccionario en todos y cada uno de sus aspectos, está decidido a avanzar sobre todos los derechos democráticos de los trabajadores y el pueblo argentino, conquistados con largas décadas de luchas. El ensayo del 2×1 a los genocidas es un claro antecedente. En dos sentidos. Primero, en que Macri se juega a quitarnos conquistas que vienen incluso de la caída de la dictadura en 1983. Segundo, que sus intentonas pueden ser derrotadas con la movilización.

 

Esta avanzada represiva y reaccionaria, puesta al servicio de medidas como la reforma laboral, debe ser parada. La defensa del pueblo mapuche, la exigencia de castigo a los responsables del asesinato del compañero caído el día de hoy, es una tarea de primer orden para la izquierda, los luchadores y todas las organizaciones democráticas y de Derechos Humanos. Desde el Nuevo MAS decimos con claridad: el responsable de la cacería del pueblo mapuche y la avanzada represiva es Mauricio Macri. Por eso convocamos a manifestarnos en las plazas de todo el país el día de mañana junto al Encuentro Memoria, Verdad y Justicia. En Capital Federal nuestro partido participará de la jornada de mañana a las 17 hs. en Plaza de Mayo.

 

Comisión política del Nuevo MAS, 25/11/17

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 449

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion