En la semana del 7 al 10 de noviembre se realizaron las elecciones para elegir la conducción del Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales, Economía y Administración (CECSEA). En líneas generales, los resultados confirmaron un panorama similar al año pasado, donde HLI (COB-La Brecha) esta vez junto al PTS Y el PO mantuvieron la conducción (34%) reflejando que la universidad sigue en términos generales ubicada a la izquierda. Pero también hay un fortalecimiento y avance de las agrupaciones más conservadoras y reaccionarias: Franja Morada (8,5%), que retuvo su caudal de votos y consagró una secretaria por primera vez; y la FUJA (La Cámpora-JUP-PC) que incrementó los votos conseguidos en 2016 (28%) y mantuvo la segunda posición. A su vez, logró ampliarse nuestro espacio representado en el FEL (Nuevo MAS-PSTU-IS) que conquistó 100 votos (7%) y logró plantearse como un polo que aglutine al activismo de la universidad en la pelea por derrotar los ataques del gobierno de Macri, al calor de la campaña por Justicia por Santiago Maldonado y contra el plan de reforma laboral que intenta implementar Cambiemos.

¿Unidad para qué?

Párrafo aparte merecen las dos principales fuerzas integrantes del FIT (PO y PTS) quienes en una clara muestra de oportunismo político decidieron conformar un armado electoral detrás de una de las rupturas de la conducción desde hace tres años (HLI-COB- La Brecha) quienes demostraron no estar a la altura de los desarrollos políticos, ya que priorizan una posición de diálogo y no enfrentamiento con la gestión de la universidad; y cuya campaña electoral fue de gestión y aparato, y no en la pelea estratégica de organizar a los estudiantes de cara a los embates del gobierno que se avecinan. Desperdiciando la oportunidad de construir una alternativa de lucha unitaria que fuera superadora y obligará a las agrupaciones que conducían el centro a realizar un balance en la perspectiva de superar la política desmovilizadora.

Al calor de la lucha conquistamos 100 votos para organizar la pelea

Ante una campaña electoral vaciada de contenido político, nos plantamos con un claro perfil político de enfrentamiento al gobierno de Macri, cuyo gobierno desapareció y asesinó a Santiago Maldonado; y al rector Villar y su camarilla docente quienes por acción u omisión dejan pasar el ajuste en la Universidad y avalan un Protocolo de la impunidad contra la violencia de género que establece una cláusula de confidencialidad y es cerrado a las organizaciones del movimiento de mujeres y la comunidad educativa en general.

Al calor de las declaraciones de Macri acerca de que el presupuesto universitario es “mucho” y se lo “administra mal”, pudimos dialogar con los estudiantes alrededor del  modelo de universidad que intenta implementar Cambiemos: uno que responda a los intereses de las grandes empresas y que desligue al Estado de sostener la educación pública, obligando a las universidades a firmar convenios con empresas o cobrar aranceles en ciertas carreras con los acuerdos con YPF, Monsanto o Santander Rio; y la universidad virtual arancelada, todo esto amparado por la nefasta Ley de Educación Superior sancionada en el menemismo.

Desde el ¡Ya Basta! y Las Rojas en el FEL sostuvimos que la mejor forma de encarar la pelea por una universidad crítica al servicio de los trabajadores, las mujeres y la juventud es con la organización en nuestros espacios para enfrentar en las calles los ataques que Macri ya lanzó. En este sentido es que entendemos esos 100 votos al servicio de la pelea estratégica de poner de pie al movimiento estudiantil.

Tenemos que prepararnos para no dejar pasar la reforma laboral, impositiva y previsional de Macri. En ese camino de romper la inercia es que participamos de la primera movilización en rechazo a las mismas, el 15/11 con la Izquierda al Frente por el Socialismo. Este ataque global que lanza el gobierno se lo debe enfrentar con una respuesta total, es necesario que las centrales sindicales rompan cualquier tipo de negociación con el gobierno y convoquen ya a un plan de lucha con paros, piquetes y asambleas en los lugares de trabajo hasta derrotar la reforma. El movimiento estudiantil tiene planteado ser parte de esta pelea.

Organizate con el ¡Ya Basta! y Las Rojas para enfrentar los ataques de Macri

¡Justicia por Santiago Maldonado! Fue gendarmería. Fuera Bullrich. El Estado es responsable.

¡No a la Reforma laboral de Macri y las patronales! ¡Abajo la negociación secreta de la CGT con el gobierno! ¡Rompamos la inercia con un Paro general!

¡Ya Basta!- Las Rojas Unqui

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 449

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion