En una muestra más de complicidad con la Gendarmería y el gobierno nacional, el juez Gustavo Lleral le negó a la familia de Santiago Maldonado el pedido de que intervenga en la investigación en curso un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la ONU.

La solicitud fue realizada por la familia luego de reunirse con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Montevideo y está fundada textualmente en la necesidad de contar “con una investigación exhaustiva, efectiva, imparcial e independiente con el objeto de determinar las circunstancias de la muerte”. En su respuesta, el juez argumentó que la inclusión del Grupo de Interdisciplinario de Expertos Independientes en la investigación sobre la desaparición forzada de Santiago afectaría la soberanía y aseguró que las exigencias hechas por la familia de que la investigación sea “exhaustiva, efectiva, imparcial e independiente” están garantizadas con la investigación tal como ha sido llevada a cabo hasta el momento.

El accionar de la justicia deja en evidencia una vez más la voluntad de encubrir a los culpables de la desaparición y muerte de Santiago. Resulta algo vergonzoso que el juez Lleral diga que están las garantías exigidas presentes en la actual investigación luego de la remoción del juez Otranto, que no movió un dedo para buscar a Santiago en todo el tiempo que estuvo a cargo del caso y teniendo en cuenta que las investigaciones y peritajes llevados a cabo hasta el día de la fecha están a cargo de las fuerzas que dependen del mismo Ministerio de Seguridad que dio la orden para reprimir el primero de agosto. De esa manera, las fuerzas represivas del Estado se están investigando a sí mismas, cuestión que sin lugar a dudas garantiza la continuidad del encubrimiento y la impunidad.

El gobierno de Macri a la derecha de Peña Nieto

El antecedente más reciente de actuación del GIEI tuvo lugar en el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en México, cuyos informes se desarrollaron hasta que contradijeron la versión del gobierno mexicano, la llamada “verdad histórica” con la que el gobierno de Peña Nieto buscó tapar la participación de las fuerzas represivas y del gobierno en la desaparición de los estudiantes. Es por esto que decimos que el gobierno de Macri queda a la derecha del gobierno de Peña Nieto que, ante el escándalo internacional que resulta la desaparición forzada de personas en países que se dicen democráticos, por lo menos fingió una voluntad de querer hallar la verdad por un tiempo.

La justicia para Santiago la vamos a lograr con la movilización en las calles

Queremos que quede claro que la introducción de los peritos de la CIDH en la investigación no garantiza la resolución del caso, ni el castigo a los culpables, pero que el juez no haya aceptado este pedido siembra más dudas y genera más incertidumbre sobre la confiablidad de la investigación, reforzando así la seguridad de que continúa la complicidad entre la justicia, las fuerzas represivas y el gobierno en encubrir a los responsables.

El día 24 de noviembre se darán a conocer los resultados de la pericia sobre el cuerpo de Santiago, es necesario dar cuenta que esa instancia no será el final del caso, como todos los medios de comunicación nos quieren hacer creer, desde que lo encontraron muerto, sino que debe ser el principio de la investigación y la continuidad de la lucha por el castigo a los culpables.

Sergio Maldonado ha resaltado en entrevistas recientes que le han hecho, que la izquierda ha sido la fuerza política que acompañó el pedido de justicia por Santiago y castigo a los culpables desde el primer momento y en cada ocasión en que fue necesario. En la etapa que viene debemos redoblar las fuerzas para seguir movilizados por la justicia por Santiago y el castigo a los responsables.

Verónica R.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb