1° informe sobre las tareas del poder soviético

¡Camaradas! La revolución obrera y campesina, de cuya necesidad han hablado siempre los bolcheviques, se ha realizado.

¿Cuál es el significado de esta revolución obrera y campesina? Ante todo, el significado de esta revolución consiste en que tendremos un gobierno soviético, nuestro propio órgano de poder, en el cual la burguesía no tendrá ninguna participación. Las propias masas oprimidas crearán un poder. Será destruido de raíz el viejo aparato del Estado, será creado un nuevo aparato de dirección a través de las organizaciones de los soviets.

Se inicia hoy una nueva etapa en la historia de Rusia, y ésta, la tercera revolución rusa, debe conducir, finalmente, a la victoria del socialismo.

Una de nuestras tareas más urgentes es poner fin inmediato a la guerra. Está claro para todos que para terminar esta guerra, estrechamente vinculada al actual régimen capitalista, hay que combatir al propio capital.

En esto nos ayudará el movimiento obrero mundial, que comienza ya a desarrollarse en Italia, Inglaterra y Alemania.

La paz justa e inmediata que proponemos nosotros a la democracia internacional encontrará en todas partes una ardiente acogida entre las masas proletarias internacionales. Para reforzar esta confianza del proletariado, deben publicarse inmediatamente todos los tratados secretos.

Dentro de Rusia, un inmenso sector del campesinado ha dicho: basta de jugar con los capitalistas, nosotros marcharemos con los obreros. Conquistaremos la confianza de los campesinos con un solo decreto que pondrá fin a la propiedad terrateniente. Los campesinos comprenderán que la salvación del campesinado está únicamente en la alianza con los obreros. Estableceremos un verdadero control obrero sobre la producción.

Ahora hemos aprendido a trabajar fraternalmente. Testimonio de ello es la revolución que acaba de tener lugar. Disponemos de la fuerza de la organización de masas, que todo lo vencerá y conducirá al proletariado a la revolución mundial.

Ahora, debemos dedicarnos a edificar en Rusia un Estado socialista proletario.

¡Viva la revolución socialista mundial!

Declaración del congreso de toda Rusia de los Soviets de diputados obreros y soldados

¡A los obreros, a los soldados y a los campesinos!

Se ha inaugurado el Segundo Congreso de toda Rusia de los Soviets de diputados obreros y soldados. En él está representada la inmensa mayoría de los soviets. También están presentes muchos delegados de los soviets campesinos. La plenipotencia del CEC conciliador ha terminado. Respaldado por la voluntad de la inmensa mayoría de los obreros, los soldados y los campesinos, respaldado por la insurrección victoriosa de los obreros y de la guarnición de Petrogrado, el Congreso toma en sus manos el poder.

El gobierno provisional ha sido derrocado. La mayoría de los miembros del gobierno provisional ya han sido detenidos.

El poder de los soviets propondrá una inmediata paz democrática a todas las naciones y un armisticio inmediato en todos los frentes. Asegurará el traspaso sin indemnización de la tierra de los terratenientes, de la corona y de los monasterios a los comités campesinos; defenderá los derechos de los soldados implantando la democracia total en el ejército; implantará el control obrero sobre la producción; asegurará la convocación de la Asamblea Constituyente en la fecha establecida; se preocupará de abastecer a las ciudades de pan y a las aldeas de artículos de primera necesidad; garantizará a todas las naciones que pueblan Rusia el verdadero derecho a la autodeterminación.

El Congreso decreta: todo el poder en las localidades debe pasar a los soviets de diputados obreros, soldados y campesinos, que deben garantizar el orden verdaderamente revolucionario.

El Congreso llama a los soldados de las trincheras a ser vigilantes y firmes. El Congreso de los Soviets está convencido de que el ejército revolucionario sabrá defender la revolución contra todos los ataques del imperialismo, hasta que el nuevo gobierno logre obtener una paz democrática, que propondrá directamente, a todos los pueblos. El nuevo gobierno tomará todas las medidas necesarias para abastecer al Ejército revolucionario, mediante una enérgica política de requisas e impuestos a las clases poseedoras; mejorará también la situación de las familias de los soldados.

Los komilovistas —Kérenski, Kaledin y otros— intentan enviar tropas contra Petrogrado. Varios destacamentos que Kérenski había trasladado con engaños, se han pasado al pueblo insurreccionado. ¡Soldados, opongan resistencia activa al komilovista Kérenski! ¡En guardia!

¡Ferroviarios, detengan todos los trenes con tropas enviados por Kérenski contra Petrogrado!

¡Soldados, obreros, empleados, la suerte de la revolución y la suerte de la paz democrática están en manos de ustedes!

¡Viva la revolución!

El congreso de toda Rusia de los Soviets de diputados obreros y soldados.

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 448

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion