Del 10 a 17 de Octubre pasados se desarrollaron las elecciones de Centro de Estudiantes en el ISFD Nº 41 de Adrogué en las que Educar es Incluir (La Cámpora) obtuvo el 30%, manteniendo así la conducción del Centro (aunque cayendo un 5% de los votos en relación al año anterior), el FEIIL (La comuna, ¡Ya Basta!, PO, PTS) obtuvo el 25,5%, la Walsh el 21,5%, Entre Docentes obtuvo el 16% y la Martí (Patria Grande) el 7%. En estas líneas trataremos de explicar cómo se llegan a estos resultados.

Por tratarse el 2017 de un año con grandes luchas más que nada a principio de año (sobre todo Marzo, antes que comenzaran las clases en el profesorado) y que luego el gobierno de Macri lograra (con complicidad de la CGT y la CTA) reabsorber la bronca que había por abajo y canalizarla a través de las elecciones y salir victorioso en las PASO a nivel nacional, este año tuvo poco de debate político en las aulas y los pasillos. Por supuesto que hubieron luego grandes movilizaciones como la marcha contra el 2×1 o por aparición de Santiago Maldonado, que tomaremos más adelante.

Educar es Incluir aprovechó esta situación de “plancha” para combinarla con su propia orientación de plancha también, y nunca intentar organizar a los estudiantes para pelear al Gobierno Nacional que dicen denunciar. Peor aún, cada intento de los estudiantes de organizarse en algún espacio “oficial” del CE fue rápidamente boicoteado por EEI, rompiendo dichos espacios o desoyendo sus mandatos.

Por otro lado, la izquierda (agrupada electoralmente en el Frente de Estudiantes de Izquierda e Independientes en Lucha) tuvo su mayor actuación durante el año en la Comisión de Géneros, tratando de ayudar a las compañeras que denuncian y exigiendo a la Dirección que tomara cartas en el asunto. También estuvo a la cabeza de actividades como la gran agitación al cumplirse un mes de la desaparición de Santiago Maldonado, donde todas las agrupaciones salvo EEI, nos manifestamos tanto en la calle como dentro del profesorado. A pesar de esto, el conjunto de la izquierda no pudo romper el clima ambiente de plancha y falta de debate político, que en parte explica su caída en votos, en relación al año pasado, de aproximadamente 12,5%.

La Walsh (que también cayó un 5% de votos en relación al año pasado) no pudo crearse un perfil propio. Se sabe que no son una agrupación de lucha, pero no han sabido tampoco diferenciarse de EEI. Eso, sumado a que aparecieran para las elecciones dos listas más (Entre Docentes y la Martí) colaboró a que se dispersaran los votos de las “agrupaciones de gestión” y la Walsh terminara no peleando el segundo lugar en las elecciones.

Las tareas de las agrupaciones de izquierda deben ser las de politizar los cursos y los pasillos, tener políticas claras para cada conflicto y discutirlas de cara a los estudiantes y el activismo, nunca a espaldas. Conseguimos la unidad para las elecciones, pero solamente poniendo todos los esfuerzos en hacer avanzar la conciencia de los y las compañeras sobre la base de la lucha contra el gobierno de Macri vamos a lograr contrarrestar el clima conservador y arrancarle a EEI la conducción del centro para defender los intereses de todos los estudiantes.

Leazo Hiro

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb