Hoy se cumplen dos meses de la desaparición forzada de Santiago en manos de la Gendarmería Nacional. Precisamente hoy quiero aprovechar este momento para dejar en claro tres temas que nos tienen bastante preocupados y cansados.

Primero, son los medios de comunicación que les gusta jugar con dar noticias falsas, estamos hasta la coronilla con ese tipo de noticias totalmente irrespetuosas hacia Santiago, su familia,  sus amigos y todas las personas que están involucradas con el reclamo genuino. Señores periodistas y comunicadores: sean un poco más profesionales, investiguen e indaguen las fuentes fehacientes. No se imaginan el daño que causan al crear noticias inverosímiles para que luego personas que consumen sus periódicos, diarios, noticieros, radios y sitios de internet repitan como loros todas esas barrabasadas deficientes que tienen como único fin crear discusiones, controversias, animosidad entre la población, las cuales vemos reflejadas todos los días en reuniones familiares, en ámbitos laborales e institucionales. Tengan un poco de amor propio, por la profesión y por ustedes mismos, no se dejen usar como marionetas por un par de billetes, pedimos que tengan un poco más de gollete, respeto y profesionalismo políticos.

El segundo tema, a todos los políticos que se llenan la boca hablando de democracia, transparencia y honestidad y después salen en los medios de comunicación, en el Senado y demás ámbitos de la vida pública diciendo “la familia Maldonado está politizando la desaparición de Santiago”, como así también que “algunos partidos políticos y organizaciones de derechos humanos no quieren que Santiago aparezca”. A todos ustedes, zánganos del Estado y parásitos del proletariado, les quiero decir que primero y principal, la familia Maldonado no milita en ningún partido político y segundo, el tema es político desde su inicio, desde el momento en que Gendarmería se lleva a mi hermano, ya que esa institución está supeditada al gobierno, a ustedes que son los políticos de turno y principales responsables de la desaparición de mi hermano. Eso es la verdadera politización, eso es lo que deben aclarar ante la sociedad argentina y, por cierto, me pregunto dónde están que no los veo a ustedes, políticos que quieren que aparezca Santiago, ¿vieron a Carrió por ahí? Yo no la vi… ¿Vieron a Peña, a Michetti, a Macri, a Vidal, a Bullrich? Ellos que dicen que quieren que aparezca nunca vienen a apoyar acá, ni acá ni en ningún lado, nunca llaman, así que hace dos meses y todavía nunca los vi apoyando en ninguna marcha. Los que no quieren que aparezca son ustedes, manga de mentirosos, infames, políticos de cuarta que lo único que hacen es desacreditar a toda la gente que apoya y pide una respuesta desde su humanidad como todos los que están acá presentes y en todo el país. Ustedes con los responsables, son cara de piedra, háganse cargo y dejen de tirarles el fardo a los demás. Bullrich, dijiste en el Senado hace un par de semanas atrás que era fácil tirar un par de gendarmes por la ventana, ahora vas a tener que tirar a un par de escuadrones por la ventana, inclusive deberías tirarte vos también así le haces un favor a la sociedad, por encubrir asesinos.

Y tercero, queremos que aparezca Santiago de una vez por todas; es vergonzoso lo que está pasando en esta sociedad en relación a los derechos humanos que después de 40 años haya que decir “Santiago Maldonado presente, ahora y siempre”. Estamos retrocediendo en la historia, si seguimos así vamos a terminar arrodillados besando en las manos de los señores feudales. Si lo que queremos es una sociedad más justa tenemos que tomarnos un tiempo y replantearnos qué sociedad deseamos construir para nosotros y nuestros hijos.

Y bueno quiero agradecer a todos por apoyarnos, a todos los que están acá que siempre están apoyándonos desde todos lados, también a toda la gente que está en diferentes ciudades apoyando en el mundo, a todos ellos infinitas gracias de corazón, muchísimas gracias a todos.

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 442

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion