Se vienen las elecciones de octubre y la sensación entre los trabajadores es de creciente malestar. El gobierno de Macri es ajuste y más ajuste: los salarios caen, los precios aumentan y crece la amenaza de despidos. Los femicidios no paran y la juventud no consigue ingresar al mercado laboral. En sus filas campea la precariedad laboral. Y para colmo ahora tenemos un desaparecido en democracia, Santiago Maldonado, llevado por Gendarmería en el marco de una represión al pueblo mapuche.

El gobierno quiere tapar la desaparición de Santiago y la responsabilidad que tienen Macri y Bullrich con calumnias y mentiras sobre los mapuches para crear la falsa idea de un enemigo interno y justificar la desaparición de Santiago, pero la realidad es que son ellos quienes constantemente atacan y reprimen a las comunidades, así como hacen con todos los sectores oprimidos en beneficio de los empresarios.

El “Pechi” Quiroga, fiel a la línea de Cambiemos, también ajusta a los trabajadores y despide estatales cuando no quieren hacer campaña para su partido. Su gestión es para unos pocos, apenas hace algunos retoques cosméticos en el centro de la ciudad, mientras los barrios populares siguen con calle de tierra y déficit de infraestructura básica para que los trabajadores puedan vivir bien.

Por su parte, los K se presentan sin hacer autocrítica por una gestión de 12 años en la que no hubo ningún cambio de fondo en el país. El MPN tampoco es alternativa, han sido garantes de la entrega de nuestros recursos naturales a las multinacionales, al tiempo que garantizan los ataques a los trabajadores, como los convenios laborales que avanzan en la flexibilización laboral y son responsables del asesinato de Carlos Fuentealba, en manos de la policía de Sobisch.

Macri pretende esconder que prepara un ajuste brutal para después de octubre, y una reforma laboral que será más explotación para los trabajadores. Cristina defendió por la TV el aberrante impuesto al trabajo, y trató de esconder que el Frente para la Victoria le votó a Macri muchas de las leyes del ajuste que está implementando. Ninguno de los dos es alternativa. Toda una franja de los trabajadores, las mujeres y la juventud se han alejado del macrismo pero no quieren volver al PJ.

¡Es hora de poner en pie una nueva alternativa de izquierda para castigar a Macri en las urnas y derrotarlo en las calles!

En Neuquén, Ximena Arroyo diputada nacional, Lucas Ruiz concejal ¡Acompañanos con tu voto!

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 449

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion