Resultados electorales PASO 2017

 

“Cuando al otro día de las PASO entramos a nuestro lugar de trabajo lo primero que recibimos fueron las felicitaciones de nuestros compañeros que vieron luego de varias elecciones que habíamos superado el piso proscriptivo, y las felicitaciones eran muy sinceras, ya que avalaban la coherencia que siempre hemos mantenido, junto con esto y nuestro indisimulable malestar por la montaña de votos que consiguió Cambiemos, comenzaba la discusión entre varios profes, la polarización electoral se manifestaba ahí también, ni qué decir del reclamo ‘ahora ustedes se deben unir’, esa fue la síntesis de muchos de nosotros al otro día de las elecciones”

Primeros elementos de balance

Izquierda al Frente debutó en la Provincia pasando las PASO y realizando una muy buena elección en el marco de una elección conservadora y con  la polarización nacional a la que no escapó ninguna de las fuerzas políticas que se presentaron.

Los primeros elementos de análisis muestran que Córdoba refleja tal vez la parte más aguda, junto con CABA, de una elección corrida a la derecha, donde se nota la consolidación de Cambiemos como una referencia sólida en la población de la Provincia, más allá de sus propios candidatos (Baldassi) y principalmente en nuestra capital, donde sacó prácticamente un 46% de los votos. Y lo que se apreció con toda nitidez fue el debilitamiento de Unión Por Córdoba (UPC), el peronismo de Schiaretti y De la Sota, un peronismo que fue socio de cuanta política de ajuste aplicó Macri, ya que le votaron y avalaron todas las medidas que este gobierno impulsó, y al no tener ninguna diferenciación clara,  sacó sólo un 26 % en la provincia y apenas un 21,5% en la Capital.

Por su lado, el kirchnerismo, con figuras nuevas realizó una campaña de confrontación con el gobierno de Macri sacando un 9,6 % y la izquierda de conjunto hizo una buena elección, sacando aproximadamente un 6,5 % de los votos totales en la Provincia y un 9,1% en Córdoba capital.

Estos resultados confirman la tendencias nacionales electorales a la derecha, al agudizarse una coyuntura reaccionaria nacional, con las duras derrotas de las huelgas de choferes, el desalojo de Pepsico, la sucesión de cierres y despidos en las fábricas de la zona como las minas de Quilpo, despidos de Atanor, y fundamentalmente, la ausencia de respuesta por parte de la dirigencia gremial que no mostraron en ningún momento una resistencia de lucha en las calles que permitiera frenar los embates de este modelo que quiere imponer contra reformas laborales, de jubilación, impositivas, en educación, etc. Y en el marco de una coyuntura reaccionaria caló hondo la campaña honestos versus corruptos, instalada a partir de la campaña contra De Vido.

El día posterior a la elección lo primero que se vislumbró en los lugares de trabajo fueron elementos de enfrentamiento entre los propios compañeros y compañeras de trabajo, con discusiones duras ubicándose a favor y en contra del gobierno de Macri, como así también se reflejó que en las empresas automotrices había un clima más conservador, manteniendo el voto a Macri, mientras que en las empresas autopartistas, más pequeñas y precarizadas, una oposición al mismo.

Excelente elección de Izquierda al Frente por el Socialismo

Los  votos obtenidos por la izquierda, ambos frentes 6,5%, es una muy buena elección en el marco de la polarización que se vislumbró a último momento, pero permitió que en esta importante provincia ambos frentes, el FIT 4,32% e Izquierda al Frente por el Socialismo 2,23%, pasaran las PASO, mostrando de esta manera hoy más que nunca la necesidad de unificar a la misma, reclamo que se escucha en todos los lugares de trabajo.

Este resultado golpeó a la autoproclamación del FIT que son la única izquierda, ya que la relación entre los dos frentes fue 1,9 a 1, y que pone sobre el tapete la necesidad de rediscutir, lo que en todos los lugares de trabajo y en los barrios se escucha, “la izquierda se debe unir”.

La conformación de un único frente electoral de la izquierda es una necesidad, ya que es una realidad que en más de cinco provincias se superó el piso proscriptivo del 1,5% como en La Rioja, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y los más de 105.000 votos en la Provincia de Buenos Aires demuestran más que nunca que no hay una sola izquierda.

La gran elección de Izquierda al Frente por el Socialismo en Córdoba, se basa en el acierto de la conformación del frente, pero también en una campaña llevada adelante con un gran esfuerzo por nuestra joven regional que desde hace años se viene construyendo con coherencia militante sobre un perfil de delimitación de clase de todo sector patronal, del lado de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Una militancia que mañana y tarde salió por las calles de Córdoba a llevar nuestras propuestas, en las fábricas, hospitales y escuelas. Y por las noches hasta altas horas de la madrugada quitándole horas de descanso recorriendo las calles afichando. Orgullosos estamos de conformar esta regional que no dejó nada por lograr una gran campaña.

En esta campaña el Nuevo MAS sumó a la lista del frente referentes importantes de las últimas luchas como Majo Igarzábal, delegada de la Secretaría de Trata y Violencia; Romina Espinosa, delegada de ATE en el SENAF; Walter Román, activista obrero del Molino Minetti; Pablo Jodar, delegado del Hospital de Niños; Pelu Pallero, activista docente de Alta Gracia. Y se logró que Eduardo Mulhall y nuestra joven compañera Julia Di Santi se ubicaran también como figuras de Izquierda al Frente por el Socialismo.

Toda esta exitosa campaña se constató en los 140 fiscales que se sumaron al Nuevo MAS, que permitió desarrollar junto a los compañeros del MST una enorme fiscalización, evitando de esa forma la falta de boletas. Cubriendo prácticamente las ciudades más importantes de la provincia, Carlos Paz, Ucacha, Villa del Dique, Capilla del Monte, Agua de Oro, Alta Gracia, Villa María, Río Cuarto, Pilar, Villa Allende, Río Tercero, etc.

Ahora para el Nuevo Mas se impone la necesidad de ampliar y construir aún más nuestra regional, para poder intervenir en las duras luchas que se avecinan ante las medidas de ajuste y reaccionarias de un gobierno que se vio fortalecido, y por otro lado, fortalecer a Izquierda al Frente para el Socialismo de cara a el desafío de octubre.

Eduardo Mulhall

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb