Acaban de pasar las elecciones de agosto y con ellas la alegría inmensa para Izquierda al Frente por el Socialismo en La Pampa por pasar las proscriptivas PASO y poder estar en las elecciones de octubre.

Para todos fue una gran sorpresa esta elección, ya que era la primera vez que el partido (y la IFS) se presentaban en la provincia. No solo superamos el piso proscriptivo de la ley electoral sino que  llegamos a un 2% de los votos, terminando arriba de la lista del PTS (al perder este año el PO la legalidad no se pudieron presentar como FIT, sin embargo la lista incluía candidatos de los dos partidos), lo que es un logro dado que el FIT ya tenía una instalación previa en La Pampa de hace años y su candidata ya se había presentado en ocasiones anteriores.

Consideramos que este resultado es un enorme logro, no solo por las limitaciones que tenemos las corrientes de la izquierda revolucionaria cuando enfrentamos aparatos enormes, sino porque nuestro primer escollo vino de parte del FIT. En reiteradas ocasiones recurrieron a la justicia burguesa pretendiendo impugnarnos por el color, por las consignas, llegando al ridículo de pretender impugnar en la provincia el nombre Izquierda al Frente por el Socialismo cuando ellos se presentaban… como PTS. No podemos dejar de resaltar lo equivocado del accionar de los compañeros del FIT, quienes parecen no entender que la justicia y las herramientas del enemigo de clase se usan siempre contra nuestro enemigo de clase, nunca contra otras organizaciones de la izquierda revolucionaria.

Superando ese inconveniente que no esperábamos y que nos retrasó todo el trabajo político militante, podemos decir con orgullo que nuestra campaña fue completamente a pulmón, a pura militancia, en una provincia donde recién estamos comenzando políticamente. Los resultados dejan a las claras que nuestra política es la correcta y eso pega en cada lugar donde nos presentamos. Una campaña clara de posicionamiento de denuncia a los gobiernos nacional de Macri y provincial de Verna, donde con la llegada de las elecciones todos se la jugaban de “opositores”, una campaña en defensa de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Y mayormente consideramos que la consigna con más llegada a la gente fue la de que somos laburantes que no viven de la política y que en sus ratos libres salíamos a realizar volanteadas, charlar con ellos, etc. Y por sobre todo que abogamos por la unidad de la izquierda, una unidad que podría ser mayor cualitativamente si dejaran de lado el sectarismo los compañeros del PTS y del PO. Porque si nuestro frente llegó a constituirse en cuarta fuerza en varios departamentos, sería mayor el impacto de toda la izquierda como opción real de fuerza.

Nos queda ahora un largo camino hasta octubre con una gran tarea que realizar, continuar con nuestro trabajo de llegar a la mayor cantidad de trabajadores, para que no solo nos vean como los representantes de sus reclamos en las próximas elecciones, sino también para continuar con la tarea de construir una regional que sume a cada lucha que se avecine.

Ayelén Pilcic- Nuevo MAS La Pampa

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb