En el escrutinio definitivo, los integrantes del FIT coronaron su camino de impugnaciones en la justicia patronal, en cuya fachada están las manchas de pintura roja que simbolizan la impunidad por la desaparición de Julio López, con un nuevo comportamiento sin principios propio del PJ y la burocracia sindical.

Pese a no tener nada en juego porque pasaron las PASO con claridad, destinaron fiscales… a intentar impugnar votos de Izquierda al Frente por el Socialismo. Con sus candidatos y dirigentes a la cabeza, miraban nuestros votos en cada planilla y en donde podían, intentaban recurrirlos para ver si lograban evitar que pasemos las PASO en La Plata. Es decir, actuaron como verdaderos gendarmes de las PASO. Su retórica de “única izquierda” se chocó con que sólo lo son PASO del régimen mediante, y si de todas maneras así no alcanza como en esta elección, con métodos de punteros tratando de tapar lo evidente, el crecimiento del Nuevo MAS. La militancia de Izquierda al Frente por el Socialismo les puso un freno a los militantes del PTS, del PO e incluso del grupo Poder Popular, que rastreramente se sumaron a estos métodos ajenos a los trabajadores.

Ariel Orbuch

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb