Un regalo para imperialismo y la burguesía tradicional, que les permite justificar su intervención y el simultáneo aliento a un golpe de Estado

Por Rafael Salinas, para Socialismo o Barbarie, 26/07/2017

Finalmente, el próximo domingo 30 de julio, se realizarían las elecciones de “Asamblea Constituyente” convocada por el gobierno de Maduro.

En respuesta, la oposición de derecha, los llamados “escuálidos” agrupados en la MUD (Mesa de Unidad Democrática) están llamando para mañana, jueves 27, un nuevo “Paro Cïvico”; o sea un paro patronal idéntico al del pasado jueves 20, y que ya comentamos en Socialismo o Barbarie[1]. Aunque a esto los medios le dan el nombre de “paro” o “huelga general”, no son movilizaciones ni huelgas de la clase trabajadora.

Se trata de “lock-outs”; es decir, de patrones que cierran sus empresas. Esta es una vieja práctica de la patronal venezolana opositora, que ya fue usada contra Chávez en los primeros años de su gobierno.

Ahora, la principal y más tradicional corporación patronal, Fedecámaras, llamó oficialmente a realizar este “Paro Cívico”. Es lo mismo que hicieron en vísperas del golpe de Estado del 11 de abril del 2002 contra Chávez.

Es importante aclarar esto, porque los medios de prensa falsifican estas medidas de fuerza patronales, y los disfrazan internacionalmente como “paros” o “huelgas generales” realizados por trabajadores… Y, lamentablemente, a estas falsificaciones también adhieren algunas organizaciones de izquierda, como es el caso en Venezuela del PSL (Partido Socialismo y Libertad) y sus socios en Argentina, Izquierda Socialista del FIT (Frente de Izquierda y los Trabajadores), que además realizaron en Buenos Aires un acto bajo la consigna “¡Abajo Maduro!”, lanzada por la derecha venezolana.

No podemos saber aún qué alcances tendrá esta medida. La adhesión y movilización de Fedecámaras, por un lado, y la cercanía de la votación del próximo domingo, pueden darle una amplitud quizás mayor que la anterior del jueves 20. Esta se limitó esencialmente a las zonas de barros ricos donde tradicionalmente se desarrollan las movilizaciones de la derecha. En ellos, la patronal cerró comercios y otras empresas. En la industria, muy alejada de esas zonas, no hubo mayor impacto… aunque hay que tener en cuenta la situación de gravísima crisis de esos sectores productivos.

La “Constituyente” de Maduro, un engendro antidemocrático

Ya explicamos en Socialismo o Barbarie cómo la “Constituyente” de Maduro es un engendro anti democrático. Recordemos que esta “Constituyente” –que debería ser una instancia de máxima democracia– se basa en la exclusión de los partidos y organizaciones políticas como tales. Como decíamos en un artículo anterior:

“En verdad, la “Constituyente” es una pantomima bastante burda para disimular que todo lo manejará el partido del gobierno. O sea, la Constituyente será una asamblea del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela).

“La Asamblea Constituyente ‘made in Maduro’ estará formada por 545 representantes. De ellos, 364 serán elegidos mediante votaciones territoriales en los 335 municipios que existen Venezuela. O sea, prácticamente, un constituyente por municipio, así tenga cien habitantes o cien mil.

“El resto –181 constituyentes– se definirán mediante elecciones divididas en ocho sectores: indígenas, trabajadores, estudiantes, pensionados, empresarios, discapacitados, etc. Entonces, cada elector votará dos veces: una vez, por el candidato de su municipio; la segunda, por el candidato de su sector.

“Como los partidos y organizaciones políticas fueron dejados de lado, cada ciudadano (teóricamente) podía postular por cuenta propia su candidatura en su municipio o sector. Bastaba sólo el apoyo de un número mínimo de firmas. Así, casi 55.000 ciudadanos se propusieron como candidatos…

“Pero había un detalle final y decisivo. Sus candidaturas debían ser aprobadas por el llamado ‘Poder Electoral’… un organismo del Estado nada imparcial…”

Este “Poder Electoral” vetó a unos 50.000 de los inscriptos para candidatos. Quedaron pie algo más de unas 5.000 candidaturas… de fieles sirvientes del gobierno…

Pero el fraude no acaba allí. Que haya apenas uno o quizás dos electos por municipio terminaría de garantizar una mayoría artificial del PSUV–el partido de gobierno– que sería incapaz de lograr en una votación “normal”.

Esto lo explica bien una declaración de rechazo de numerosas personalidades provenientes del chavismo –la “Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución”– que repudian a Maduro & Cia.

La Plataforma define la convocatoria a esa falsa Constituyente “como una usurpación por parte del Presidente Maduro y así mismo rechaza la política de la cúpula de la MUD, dirigida a generar una fractura institucional a través de la creación de un gobierno y un Estado paralelo con el apoyo de Washington…”.

Como marca esta denuncia, el truco final de Maduro –después de vetar la participación de los partidos y seleccionar desde arriba a esos 5.000 “candidatos”–, es “la sobre-representación de los municipios con menor población, y sub-representación de la población de los municipios con mayor población.

“Violando los principios constitucionales de la representación proporcional (Artículos 63 y 293 de la Constitución) y de igualdad entre todos los ciudadanos (un ciudadano un voto), los votos de habitantes de los municipios donde el gobierno considera que cuenta con mayor apoyo electoral valen mucho más que los votos de los habitantes de los principales centros urbanos, donde reside la mayor parte de los habitantes del país y donde es mayor el rechazo al gobierno.

“De acuerdo al último censo nacional de población del año 2011, los diez municipios de mayor población contaban con una población de 8.354.071 habitantes, lo que representaba el 32% de la población total del país: Distrito Capital, Maracaibo, Valencia, Caroní, Iribarren, Sucre, San Francisco, Maturín, Girardot y Simón Bolívar (Barcelona).

“Por la forma tramposa como se han diseñado las bases comiciales, estos diez municipios solo contarían con 22 representantes territoriales en la Asamblea Nacional Constituyente, esto es, una representación de solo 6,0% de los miembros escogidos territorialmente.

“En contraste con esto, los 212 municipios que tienen una población menor de 50 mil habitantes, que en total cuentan con una población mucho menor que la población de los diez municipios más poblados, contarían con 212 miembros escogidos territorialmente, esto es, 58% del total de los integrantes de la ANC electos territorialmente. El Municipio Simón Rodríguez del Estado Táchira con 2.445 habitantes elegiría un representante, mientras que en el Distrito Capital se elegiría un representante por cada 277.700 habitantes (siete representantes por 1.943.901 habitantes). El número de representantes de cada Estado tampoco tiene que ver con su población…”[2]

En resumen: todo esta arreglado para dar una mayoría casi unánime a un partido y un gobierno que están en minoría…

Aunque Maduro hace el juego a la derecha, hay que enfrentar al gobierno desde la izquierda…

Pero su rechazo debe hacerse desde el punto de vista de los intereses de los trabajadores y sectores populares. Y no para llevar agua al molino de la burguesía tradicional “pre-chavista” y su amo de siempre, el imperialismo yanqui.

En ese sentido, quizás la consecuencia más grave de este engendro de falsa Constituyente ha sido esa. Maduro ha servido en bandeja a esos sectores de capitalistas y a EEUU hoy gobernado por Trump, las facilidades para vestirse de “defensores de la democracia”… Y, lo peor, le ha dado los pretextos “democráticos” para intervenir groseramente, como en los buenos tiempos en que podían organizar golpes de Estado, e impulsar invasiones e intervenciones militares.

Eso revelan las declaraciones días atrás de Mike Pompeo, el jefe de la CIA nombrado por Trump. Siguiendo los modales descarados y la falta de discreción de su jefe, Pompeo reveló en un foro el Aspen Institute que el gobierno de Trump y la CIA están tejiendo los planes –junto con los gobiernos de México y Colombia– “para ayudar a las cosas que hay que hacer para que haya una transición en Venezuela…”[3]

Exultante por estas revelaciones, Maduro salió al ruedo a exigir “explicaciones”. Pero el primero que debería rendir cuentas son él y su gobierno.

¿Quiénes le han dado a la derecha (y a su amo de Washington) municiones y justificativos para pasar al ataque? ¿Quiénes han desmoralizado a millones de trabajadores y a amplios sectores populares con el desastre de la economía, las penurias para conseguir comida y medicinas, y el desempleo arrasador? Y eso, mientras los ricos de antes –agrupados en la MUD– y los de ahora –Maduro y su “boliburguesía–, están muy por encima de esas penurias populares.

¿Y, ahora, quiénes organizan esta farsa antidemocrática de una Asamblea Constituyente donde todo ya se ha decidido desde arriba?

En síntesis: Es necesario enfrentar el engendro de esta falsa Asamblea Constituyente, pero sin hacerle el juego a la derecha de la MUD ni a sus patrocinadores de Washington.

¡Abstente para rechazar la Constituyente! ¡Si te obligan vota nulo!

Creemos que hay que expresar de alguna manera una posición independiente, opuesta tanto a la del gobierno como a la que sostiene la derecha proimperialista de la MUD. Para eso, nos parece correcta (y posible) la posición del documento que antes citamos. O sea, rechazar la Constituyente mediante la abstención. Y si hay presiones difíciles de evitar, votar en blanco.

Es que el gobierno, temiendo un rechazo masivo ha iniciado una presión brutal sobre los empleados públicos, los beneficiaros de los CLAPs, y otros sectores populares necesitados. Agita el garrote de perder el trabajo y/o morir de hambre o falta de medicinas, para castigar a los que se atrevan a dar la espalda a la fraudulenta “Constituyente” de Maduro.

……………………..

1.- Rafael Salinas, “Venezuela – Las ‘votaciones’ del domingo pasado y el ‘paro’ patronal convocado para el jueves 20”, SoB 433, 20/07/2017.

2.- “Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución llama a la Abstención y el voto nulo en la Constituyente”, Aporrea, 25/07/2017.

3.- Andrew Buncombe, “CIA chief hints agency is working to change Venezuelan government – The US has a long and bloody history of meddling in Latin America’s affairs”, The Independent, July 25, 2017.

 

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 435

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion