Además de movilizarnos junto a los cientos de miles que salimos a la calle en cada “Ni Una Menos”, Las Rojas marchamos a montones de juzgados y comisarías junto a víctimas de violencia y sus familiares.

No confiamos en la Justicia ni en los gobernantes: creemos que los derechos de los de abajo, de las mujeres, de los trabajadores, solamente se hacen valer luchando, con la presión de la gente en la calle denunciando y exigiendo.

Así lo demuestra la reciente liberación de Higui, la chica que fue presa por defenderse de una patota que la quiso violar, a la que tuvieron que dejar en libertad gracias a las crecientes movilizaciones por su causa. O el triunfo de Alika Kinan, la primera víctima de trata que denunció al Estado como cómplice de su explotación. También con la lucha liberamos a Belén, la joven tucumana que fue del hospital a la cárcel acusada de homicidio por haber sufrido un aborto espontáneo.

Y a todas esas luchas, tanto cuando gobernaba Cristina como ahora con Macri, Las Rojas siempre llevamos una bandera: “¡El gobierno es responsable!”.

Macri está vaciando los pocos programas que había para ayudar a las víctimas de violencia. Los jueces liberan a los violentos y los policías se burlan de las mujeres que van a hacer denuncias. Lo único que garantiza el Estado es la impunidad de femicidas, violadores y explotadores de mujeres.

Y ahora Macri quiere imponer una ley de “libertad religiosa” que no es ninguna libertad, sino una excusa para prohibir: prohibir los abortos no punibles en caso de violación, prohibir la educación sexual en la escuela; en suma, quitarnos más derechos aún a las mujeres, mientras los femicidios, secuestros y violaciones crecen sin parar.

En las listas de Cristina hay muchos que se sacan fotos con el cartelito “Ni una menos”, pero el gobierno K no movió un dedo para frenar los femicidios y prohibió el derecho al aborto legal en el hospital. ¡El primer Ni Una Menos se lo hicimos a Cristina! Los gobernadores del PJ están todos entongados hasta el cuello con las redes de trata de las provincias.

Para frenar la violencia contra las mujeres, hay que obligar al gobierno a poner plata en programas de ayuda, destituir a los funcionarios cómplices, hay que lograr perpetua para femicidas y violadores, hay que garantizar vivienda y trabajo para las víctimas.

Y para lograr igualdad de género hay que garantizar trabajo genuino para las mujeres, para que podamos tener una vivienda y un proyecto de vida independiente.

Y garantizar también el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo y nuestra maternidad, legalizando el aborto y con programas de anticoncepción en el hospital público.

Por esto luchamos Las Rojas, y queremos que la voz de esa lucha desde abajo que compartimos con tantas de ustedes, llegue también al parlamento: Manuela no se hizo conocida pagando espacios en los medios, sino plantándose en la puerta de un hospital donde le estaban negando el derecho al aborto no punible a una víctima de violación.

Macri y Cristina son plata para la iglesia y violencia y pobreza para las mujeres. Te invitamos a sumarte a la campaña de Manuela y Las Rojas para defender este programa:

  • Ni Una Menos. Perpetua a femicidas y violadores. Destitución de los jueces, policías y funcionarios que amparan a los violentos y a las redes de explotación sexual.
  • Que el Estado garantice vivienda y trabajo para las víctimas de violencia, trata y explotación sexual. Presupuesto para refugios y defensa legal.
  • Aborto legal en el hospital. Anticonceptivos gratuitos.
  • Educación sexual pública, laica, científica y feminista.
  • ¡Abajo la ley de “libertad religiosa” con la que Macri quiere impedirnos el acceso al aborto no punible y a la educación sexual!
  • Trabajo genuino para las mujeres en iguales condiciones que los hombres. Jardines maternales en las empresas y en los barrios.
  • Becas para las mujeres que quieren estudiar. Jardines maternales en las escuelas y universidades.
  • ¡Ni un peso más a la iglesia encubridora de pedófilos y enemiga de los derechos de las mujeres! ¡Que todo ese presupuesto vaya para asistencia a las víctimas, para salud, vivienda, guarderías y educación!

Patricia López

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb