Celso (Fraction l’Etincelle)

“Esta guerra feliz no será la misma sin vos”

Ale, militante de una Internacional que no tiene nombre, compañero sin fronteras, amigo de discusiones sinceras y acaloradas, faltará en las reuniones por venir. No compartiremos más sus comidas simples, hechas con nada, ni sus risas cristalinas para reírnos de nosotros mismos ante la inmensidad de la tarea: no evocaremos más esos libros que debíamos escribir, esos que nos hacían sentir ínfimos, ni las preguntas acuciantes para nuestra clase, y todas las cosas hermosas de la vida que amabas tanto. Los amores imperfectos, los desastres anunciados, y las promesas lejanas de victorias nunca impidieron tu fuerza. Esta guerra feliz, este camino contra la corriente y el tiempo ya no será el mismo sin vos. No puedo aceptar el hecho de tu brutal desaparición: mi tristeza, mi bronca, hacen desaparecer la razón.

Y la dialéctica, los planes de organización, de trabajo, de implantación no me sirven para nada. Siempre tuve el eco constante y claro de tu voz en la cabeza, lo mismo que tus silencios cuando te acercabas a las ideas de otros. Apasionado, riguroso, y un poco desobediente, te plantás frente a nosotros todavía vivo y aún no como un recuerdo.

Nos conocimos hace tres años, y con una discusión de dos horas la complicidad era evidente desde el principio: tu cultura era especial e inmensa por su calidad, pasando de debates tácticos, a las luchas obreras en Argentina – sin esconder ninguna de las dificultades y resaltando los problemas-, lejos del triunfalismo tan común en nuestras filas, hasta los problemas sobre el fracaso de la Revolución de Octubre, donde encontramos sorprendentes coincidencias.

Las experiencias de la corriente Socialismo o Barbarie relanzada con casi nada, las (e)lecciones de clase sobre el terreno militante y teórico, del compromiso alrededor de la experiencia de Las Rojas, que descubrimos con mis compañeros ese fin de semana de la feria de Lutte Ouvriere de este año, que hoy parece una eternidad. Yo amaba ese choque de culturas y de prácticas entre nosotros, que veníamos de corrientes del trotskismo tan cercanas y tan lejanas a la vez. No por amor a esas discusiones sin desafíos que vos despreciabas tanto, sino por las que dejaban ver un futuro posible. Esta exigencia no morirá con tu partida. Vos eras el que fuiste gracias a tu familia, a tus compañeros del Nuevo MAS, que supieron revelar lo mejor de vos mismo: y nosotros tuvimos la suerte inmensa de haberte conocido, a vos que supiste bien seguido trastocar nuestras certezas, animar nuestras esperanzas en momentos de grandes dudas.

Te digo hasta pronto Alejandro, y no adiós. Te voy a reencontrar, hermano, en las palabras, las miradas y las luchas de esos jóvenes de Shangai, Nueva York, de Córdoba y de los barrios sin nombre de Lagos o de Téhéran. En sus risas y en sus dudas, ellos tendrán tu alegría de vivir, tu humor, tu paciencia y tu energía. Lo mejor de vos vivirá en nosotros, sin concesiones y sin amargura, y vas a estar ahí en el momento en que la vida se acelere, los años se conviertan en días, y los días en segundos, en el nacimiento de un Mundo Nuevo.


El comité NPA de la Universidad de Nanterre

“Nos aportó muchísimo en el plano político y humano”

Es con tremendo pesar que nos enteramos del fallecimiento, la mañana del martes 20 de junio, de nuestro compañero Alejandro, militante de la juventud del NPA desde 2013 dentro del comité de la Universidad de Nanterre.

Alejandro era un militante activo y convencido, consagrado a la causa revolucionaria. Forjado en su experiencia en Argentina, enriqueció nuestra actividad con sus conocimientos, su convicción y su motivación sin falla.

Alejandro estuvo particularmente implicado en la movilización contra la Reforma Laboral del año pasado. Participó a tiempo completo en la construcción de la lucha del movimiento estudiantil y su alianza con los sectores obreros, dotado de una convicción absoluta en la lucha de clases.

Por su militancia estudiantil, jugó un papel motor en la masificación del movimiento. Sin embargo, la creciente represión y el Estado de urgencia lo obligaron a no poder participar puntualmente en algunas manifestaciones por su situación como estudiante extranjero. Estos obstáculos no lograron frenar su determinación y entusiasmo.

Alejandro fue un camarada benévolo, siempre listo a dar una mano. Fue el militante que, un día de movilización donde la lluvia parisina no nos perdonó, se vino con cantidades de medias secas. Su generosidad y bondad hicieron de él alguien particularmente apreciado por todos los que lo conocían, los estudiantes al igual que los trabajadores de la universidad y también dentro del NPA.

Sus convicciones políticas se expresaban en sus exitosos estudios. Así dedicó sus investigaciones universitarias al NPA y al Nuevo MAS.

Además de sus capacidades como militante, Alejandro fue una persona atenta, graciosa y siempre sonriente, buscando a transmitir su buen humor a su entorno.

Nos aportó muchísimo, ya sea en el plano político como en lo humano, lo que hace su pérdida todavía más dolorosa.

Un homenaje a Alejandro será organizado el lunes a la 1 p.m. en la Universidad en conjunto con sus amigos, compañeros de lucha y profesores.

Alejandro quedará para siempre en nuestra memoria y en nuestras luchas.

Presentamos todas nuestras condolencias a su familia y a sus allegados.


Solidaires étudiant-e-s Nanterre

A nuestro compañero Alejandro

Esta mañana hemos tenido la noticia del fallecimiento de nuestro camarada y amigo   Alejandro, debido a un accidente doméstico que tuvo lugar la madrugada anterior.

Llegado de Argentina y armado de fuertes convicciones, Alejandro se inscribió en sociología en la Universidad de Nanterre, una disciplina en la que sacaba brillantes resultados: acababa de terminar su master.

Muchos y muchas de nosotros hemos tenido el placer de militar a su lado desde 2013, formaba parte de aquellos que permitieron a nuestro sindicato renacer en la Universidad de Nanterre, tener representantes en los consejos universitarios, y obtener un local sindical que nos permite ayudar día a día a varias decenas de estudiantes cada año.

Sindicalista, comunista, revolucionario, Alejandro luchaba por los derechos de las y los estudiantes, por una universidad crítica, gratuita y para el pueblo. Militaba también por el mantenimiento de los servicios públicos, por los derechos de las mujeres, por la solidaridad internacional, contra las violencias policiales.

Él afirmaba la necesidad de la lucha de los oprimidos frente a la explotación que ellos y ellas sufren día a día, la necesidad de la huelga general, de una sociedad más justa que fuese gestionada por aquellos y aquellas que la hacen funcionar.

A pesar de su compromiso, conseguía tiempo libre para otra de sus pasiones en la cual era igual de brillante: la música.

Desde que supimos de su fallecimiento, varios y varias estudiantes nos han trasmitido algunos recuerdos que tenían de él: en la biblioteca de sociología universitaria en la que trabajaba, se ponía a menudo a servicio de los y las estudiantes, ofreciéndoles su ayuda. Sus compañeros de trabajo igualmente nos han hablado de su implicación en su trabajo tanto como en el activismo y en sus estudios, dos cosas que conseguía compaginar.

El recuerdo que guardaremos es el de un amigo y un camarada. Compartimos la pena de su familia, sus amigos, sus amigas y sus camaradas de Francia, Argentina y otras partes del mundo, a quienes dirigimos nuestras condolencias.

¡Hasta la victoria siempre compañero!

21 de junio de 2017


BenJ Amin

Triste noticia… El azar hizo que nos encontráramos en las mismas materias y pasillos en la facu, y además que vivas con uno de mis amigos más cercanos durante un tiempo y es eso lo que nos acercó un poco. Eras comprometido políticamente, sólo hablábamos de vez en cuando de política, yo era más bien tirado a odiar los sindicatos y los partidos políticos, vos militabas en el NPA… ¡Mierda! Tendríamos que habernos esforzado por discutir a pesar de enredarnos, eso nos hubiera dado más recuerdos… Descansa en paz.


Barth Studykovitch‎

Lamentablemente mi único recuerdo fotografiado con Ale fue en plena lucha contra la Ley de reforma laboral. Siempre serás un compañero fantástico, siempre tuviste toda la facha hasta sin esos pelos largos que no llegué a conocer. Voy a recordarte como un compañero convencido, siempre listo para la lucha, entregado a la causa revolucionaria. Voy a recordar las numerosas diferencias en Nanterre y Maupassant, y las excelentes discusiones, lo que aprendí de vos. Te conocí poco pero quedarás para mí como un compañero muy simpático, siempre dispuesto a discutir y atento. Te nos fuiste ayer, pero tu fuerza militante y tu convicción quedaran grabadas en Nanterre. Siempre estarás presente en nuestras luchas y nuestros corazones, compañero!


‎Nathan Phétamine‎

Para Alejandro Vinet, un amigo y un compañero dedicado.

Eras de esas personas que uno tiene la suerte de conocer en la vida, y que nos ayuda a ir para adelante. Aunque sólo te conocí de unas pocas veces, descubrí en vos un ser remarcable, acogedor y solidario. Tu muerte es injusta, te llevó en la flor de la edad y nos arrancó a un ser querido, humilde, de una generosidad y una paciencia remarcables. Ale era alguien a quien admirar; de una profundidad sincera y humana. Era un estudiante brillante, discreto pero sobre todo abierto a otros y al mundo que lo rodeaba. Venía de obtener su Master con las felicitaciones del jurado. Me voy a acordar de Ale, por la fuerza de sus convicciones, que supo llevar con él a través del Atlántico para darles vida acá en Nanterre. También me voy a acordar de vos por tu inagotable generosidad. Vos estabas siempre ahí para ayudar a los que lo necesitaban. Siempre dabas lo mejor de vos para ayudar a las personas que te rodeaban. Yo nunca hubiera tenido la suerte de ir a estudiar a Argentina sin tu ayuda, tus consejos sabios y tu apoyo. Mi testimonio no es más que un ejemplo dentro de la multitud de personas que supiste ayudar. Nos harás falta siempre a los que tuvimos la suerte de conocerte y de contarte entre nuestros amigos.

Para Ale, un amigo y un compañero dedicado.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb