Este 3 de Junio para Las Rojas y el Nuevo MAS no sólo se cumplió un nuevo aniversario de la  masiva marcha del  #NiUnaMenos, a la que asistimos no sólo para acompañar y ser parte del movimiento de mujeres que sale a la calle a ponerle fin a la violencia machista, para denunciar la complicidad del Estado y la justicia que amparan y benefician a abusadores, violadores, violentos y femicidas.

Sino, que este 3 de Junio  se cumplió un mes desde que nuestra compañera Laura fue acosada sexualmente por 4 militares de Campo de Mayo.  Ataques como el que sufrió Laura no son la novedad. ¡Lo diferente es que alguien se les plantó! Y Laura se plantó porque tiene mucha fuerza y porque hace rato que es militante y se organiza para cambiar esta sociedad basada en la miseria de las mayorías para beneficio de unos pocos. Las Rojas contra la impunidad exigimos que se investigue la cadena de encubrimientos. Porque un alto mando del ejército apareció uniformado la noche del ataque en la comisaría y se los llevó a los cuatro militares. Ningún fiscal había autorizado que se puedan ir, de hecho la Comisaría todavía no había  dado intervención a ninguna fiscalía. El fiscal Marini de la UFI 14 conoció la denuncia por el comunicado público que fue replicado en las redes sociales y por los medios. Es decir, que esa noche se activó una de las cosas que mejor saben hacer los mandos del ejército y las fuerzas de “seguridad”: encubrirse unos a otros. Y es que se creen completamente impunes, especialmente esa noche en que acababa de conocerse el fallo del 2×1.

Desde Las Rojas y el Nuevo MAS no dudamos ni un segundo en apelar al movimiento estudiantil, las y los docentes de la UNGS y docentes compañeros de Laura en Tigre, al movimiento de mujeres y al conjunto de las organizaciones sociales y políticas.

Por eso desde las primeras horas de haberle sucedido este nefasto hecho de violencia machista a nuestra compañera, Las Rojas y la Agrupación Estudiantil ¡Ya basta! emprendimos una exhaustiva campaña de visibilización por las cursadas lanzando un  petitorio con el cual llegamos a juntar  más de 1.500  firmas para que la causa no quede impune, pintadas en la zona, carteles dentro y fuera de la UNGS donde cursa Laura, volanteos, radio abiertas como la que se hizo el miércoles 24/05 en la entrada de la Universidad, y donde varias agrupaciones estudiantiles, políticas y docentes se hicieron presentes para acompañar el caso y darle su apoyo a nuestra compañera.

El viernes 4/5 Las Rojas nos hicimos presentes con Laura y su abogada en la UFI Nº 14 de San Martín. El fiscal de Instrucción Mario Marini le tomó declaración a Laura durante más de dos horas. Además de la declaración con todos los hechos, y de la exigencia de que no haya impunidad para los soldados Franco María Garzón, Lucas Emanuel Pace, Alfredo Claudio Mamani y el cabo Víctor Esteban Caucota, planteamos que vayan presos y que sean exonerados de la fuerza.

Ese mismo día emprendimos una serie de actividades, se realizo un acto en la puerta de la Universidad  donde no sólo Laura pudo dar voz a lo que le sucedió  frente  a las autoridades universitarias, sino ante un basto público estudiantil que se hacía eco del horror y la impunidad, que finalizó en una marcha espontánea que nucleó a más de 500 estudiantes, agrupaciones estudiantiles y docentes, que dio paso  a  la unificación con  la masiva movilización contra el 2×1 y justicia por nuestra compañera, que se realizo días después en Plaza de Mayo, lo que  fue un gran acierto porque no sólo fuimos a repudiar el fallo reaccionario, sino también a exigir basta de impunidad, ya que estaban involucrados los tan despreciables militares.

El jueves 1° de junio, a casi un mes de sucedido el caso y viendo la inmovilidad a la que nos tiene acostumbrados la justicia en lo que son los casos de abuso, violencia o de asesinatos de mujeres, realizamos una segunda marcha desde las puertas de la Universidad hacia la cueva de misóginos y machistas que es Campo de Mayo, en la cual nuevamente se hizo presente el movimiento estudiantil, sus organizaciones y docentes que levantaron cursadas para gritarles bien fuerte delante de sus rostros: ¡basta de impunidad! ¡justicia por Laura y por todas! Y que sepan que no nos vamos a dejar de movilizar y reclamar hasta que los culpables y cómplices sean exonerados de la fuerza.

Por todo esto es que vimos la imperiosa necesidad de unirnos este aniversario del #NiUnaMenos en las calles, como venimos llevando el caso de nuestra compañera, con una gran bandera y un gran grito en común.

¡Justicia para Laura!
¡Basta de impunidad!
¡Cárcel efectiva y exoneración de la fuerza de los soldados Franco María Garzón, Lucas Emanuel Pace, Alfredo Claudio Mamani y el cabo Víctor Esteban Caucota!¡Investigación de la cadena de encubrimientos!
¡Destitución de jueces y funcionarios que amparan a violentos, violadores y femicidas!
¡El gobierno es responsable!
¡Por Laura y por todas! ¡Basta de Impunidad! ¡Que sean ellos los que tengan miedo!

                                                                                               Las Rojas/¡Ya basta! UNGS

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb