1° de mayo: acto unitario, obrero y socialista

Ni Macri, ni los K: la Izquierda tiene un Plan B

Estas últimas semanas han estado marcadas por un conjunto de luchas obreras y populares, las cuales han puesto a cientos de miles en la calle enfrentando el ajuste y la represión del gobierno de Macri. Son miles de trabajadores, mujeres y jóvenes que han sacado la conclusión que Cambiemos sólo gobierna para los ricos; que es un gobierno reaccionario y antipopular.

Esto no es casualidad. En estos 500 días de gestión del gobierno empresarial, Macri ha beneficiado exclusivamente a los de arriba mediante la baja del impuesto a la renta agraria y minera, el aumento de tarifas a la luz, el gas y el transporte y demás servicios públicos, la reducción brutal de los salarios (como pretende imponerle a los docentes), los despidos y las suspensiones, la escalada de los precios. Como si esto fuera poco, se ha embarcado en un redoblado endeudamiento externo y una renovada bicicleta financiera donde el objetivo es que la crisis económica creciente la paguemos los trabajadores.

Como no puede ser de otro modo, la contracara de este plan de ajuste es la represión a los que salen a protestar; las luchas que se multiplican a pesar de las agachadas de los dirigentes sindicales (no se ha escuchado decir una palabra a la CGT luego del paro general del 6/04), porque la bronca crece entre amplios sectores como producto de la caída generalizada del nivel de vida.

Esta situación ha generado una vacancia política que crece: se multiplican entre los trabajadores los que se sienten defraudados con Macri, pero al mismo tiempo no quieren volver a un gobierno como el de los K que, en definitiva, no tocó ningún aspecto de fondo de la explotación cotidiana que se sufre en los lugares de trabajo.

La muestra más cabal de esta ruptura política fue el parazo del 6 de abril, un paro histórico a pesar de que luego del mismo la CGT se haya entregado a una larga siesta para no darle continuidad.

En este escenario, la izquierda tiene responsabilidades crecientes: disputar la dirección de los sectores que salen a la pelea; dar una respuesta a todos aquellos que sienten que las expresiones patronales no van más, que es hora de darle una oportunidad a la Izquierda.

Por esto, este Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, Izquierda al Frente por el Socialismo (el nuevo frente que conformamos entre el Nuevo MAS y el MST) acordó de manera unitaria poner en pie un gran acto obrero y socialista en el Obelisco junto a los referentes de las últimas luchas de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Allí se planteará la inmediata satisfacción de los reclamos de los docentes y la exigencia a la CGT y las CTA de que convoquen a un paro nacional activo de 36 horas que culmine con una movilización a Plaza de Mayo contra el ajuste y la represión.

Este primero de mayo hablaran: Manuela Castañeira, Alejandro Bodart, Vilma Ripoll y Martín González Bayón, principales referentes de nuestro frente en provincia de Buenos Aires y CABA. Allí vamos a elevar una tribuna donde se escuchen las propuestas de la Izquierda. Porque frente al plan de ajuste de Macri y el juego cómplice del kirchnerismo, la Izquierda tiene un Plan B:

-Aumento salarial del 35% indexado trimestralmente

-Prohibición de despidos y suspensiones

-Eliminación del impuesto al salario

-Ni una menos. Destitución de jueces y funcionarios que amparan a los violentos

-Basta de represión

Invitamos a todos los trabajadores, las mujeres y los jóvenes a sumarse a esta tribuna unitaria obrera y socialista.

Este 1° de Mayo los esperamos a las 15:00 horas en el Obelisco

 

 

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 426

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion