¡BARADEL NO VA MAS!

El gobierno de Macri ha mostrado claramente su estrategia educativa: culpabilizar a los docentes del creciente deterioro de la escuela pública para ocultar las verdaderas causas del problema:

1) la política de descentralización de la educación, con un ministerio de educación nacional sin escuelas,

2) un presupuesto miserable y la succión de una parte de ese miserable presupuesto para empresas que lucran con la educación, desde colegios privados hasta “consultoras” que evalúan (¿o alguien cree que las evaluaciones externas son gratuitas?), auditan, dan recomendaciones, “controlan” a los docentes. Aquí entran las empresas de reconocimientos médicos,

3) una creciente precarización económica, social y cultural que expropia a las familias trabajadoras de la esperanza de progreso y por lo tanto del estímulo para la educación

4) la consecuencia de estas tendencias que es la consolidación de un sistema escolar fragmentado según estratos sociales, que mantiene bien separaditos a los niños y niñas según el “poder adquisitivo” de su familia y cristaliza el origen social como destino.

La conducción Celeste del SUTEBA ha sido incapaz de derrotar este discurso del gobierno, porque para derrotarlo tendría que reconocer la precarización del sistema educativo de la que fue cómplice (de la ley federal  de los ’90 que la Celeste apoyó, de la educación “pública de gestión privada” que defienden, del salario conformado con sumas en negro que presentaron como grandes logros los últimos largos años).

Los docentes necesitamos una conducción sindical que, como viene haciendo la Multicolor, le demuestre a la sociedad que el deterioro de la educación pública fue el resultado buscado por los gobiernos, que quieren reducir los presupuestos de educación y salud para beneficiar a instituciones educativas y de salud privadas y regalarles jugosas ganancias a los empresarios. ¿O quién pagaría educación y prepagas si los gobiernos no hubieran minado las escuelas y hospitales a los que íbamos todos?

Consecuente con su política de gobierno de empresarios, la gobernadora Vidal lanza una campaña contra los docentes, buscando una rebaja salarial, y también atacando el derecho a la protesta imponiendo el inédito “bono antihuelga”, el (fallido) “voluntariado”, y ocultando la precarización salarial.

La conducción Celeste ha sido incapaz de enfrentar la precarización salarial de Macri y Vidal porque quedó atrapada en su propia trampa: hace años que acepta sumas en negro y propagandiza el salario inicial ocultando el básico de miseria.

La Multicolor en cambio, ¡viene discutiendo desde las bases y rechazando todos los acuerdos que incluyeran sumas en negro!

Para enfrentar este doble ataque del gobierno, la docencia bonaerense ha realizado una huelga con altísimo acatamiento, hemos hecho marchas, caravanas y todo tipo de actividades ¡PERO los docentes FUIMOS LOS CONVIDADOS DE PIEDRA A LA HORA DE DECIDIR! ¡Todo lo ha decidido la conducción Celeste entre 4 paredes! La mayoría de los docentes nos enterábamos de las medidas por WhatsApp y muchas veces la noche anterior. Protagonizamos una heroica huelga con una conducción que nunca evaluó ni el conflicto ni los pasos a seguir en asambleas abiertas, y solo “consultan” ¡para simular que las bases deciden cuando ellos quieren levantar!

La conducción Celeste de SUTEBA ha sido incapaz de ganar esta huelga y, también en forma sorpresiva, intentan montar una escuela itinerante,  para “seguir luchando”, ¡sin convocar a nadie a su instalación!

La brutalidad de la respuesta del gobierno, pegándoles a dirigentes sindicales ante las cámaras de TV, nos llenó de indignación a muchos. El conjunto de la docencia del país, incluyendo también a los docentes universitarios y al movimiento estudiantil se unifica contra semejante atropello. La conducción Celeste, una vez más, ¡decide entre cuatro paredes convocar a un paro SIN MOVILIZACION!

Por todo esto desde la Lista Gris en la Multicolor decimos: ¡Baradel y la celeste no van más! Se ha apropiado del SUTEBA una camarilla que dirige con sus amigos, que controla con favores y pequeños privilegios a su círculo, ¡pero que le CIERRA LA PUERTA EN LA CARA A LA MAYORÍA DE LOS DOCENTES!

Para enfrentar este ataque del gobierno necesitamos una nueva conducción para el SUTEBA, que funcione en base a asambleas abiertas y plenarios de delegados de escuela con mandato. ¡Una conducción al servicio de las necesidades de todos los docentes! ¡De lucha e independiente de todos los gobiernos!

Las seccionales multicolores marcan un camino y una estrategia. Con sus asambleas abiertas, sus declaraciones, sus plenarios de delegados provinciales, pero también con su disposición a la lucha y su trayectoria de haber enfrentado todas las políticas de precarización del salario, las condiciones de trabajo y la educación.

Por eso en estas elecciones ¡¡vota a la Multicolor!!

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 426

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion