Al final del año pasado el gobierno reaccionario de Macri vetó la ley de expropiación del hotel votada apenas unas semanas antes. Los argumentos del gobierno destilaban por todos los poros un profundo odio de clase antiobrero. Para Macri y su gobierno de CEOs era una cuestión de “principios” no dejar pasar la ley que favorecía a los trabajadores, no puede haber ningún antecedente donde los laburantes se “queden” con los bienes de un patrón, aunque estos hayan estafado y perjudicado al estado y menos debía quedar el antecedente que una ley “avale” semejante sacrilegio.

En todo caso hay que reconocer que Macri es coherente: siendo jefe de gobierno de la Ciudad decretó innumerables vetos a las leyes de expropiación a favor de las “recuperadas”. Siempre se ha comportado como lo que es: un burgués que defiende los intereses de su clase.

Después del veto era de cajón que la justicia macrista de la ciudad volvería a la carga con el desalojo. Un mes atrás la Jueza Paula Hualde, titular del Juzgado Comercial N° 9 dispuso nuevamente la restitución de las instalaciones del hotel a la firma Mercoteles, dando hasta el 19 de abril para que se efectivice la orden.

El macrismo tiene la “sangre en el ojo” con el Bauen porque es un emblema de las ocupaciones y tomas que se multiplicaron como hongos después del Argentinazo. Por eso no extraña para nada que la abogada de los empresarios que reclaman el edificio, Susana Espósito, sea comunera del PRO en Caballito ni que su esposo, Ricardo Raúl Pedace, haya sido subjefe de la Policía Metropolitana para pasar, en enero de este año, a encabezar la Agencia de Control Gubernamental de la CABA.

Frente a este nuevo atropello los compañeros del BAUEN realizaron un llamado a todas las organizaciones a defender el hotel recuperado. Para el miércoles 19 de abril desde las 20 hs se programó un Acto-Festival y luego una vigilia para rechazar el desalojo. Desde el Nuevo MAS nos haremos presentes en el evento con una delegación de la Regional Capital y nuestro compañero Héctor “Chino” Heberling para reafirmar nuestro compromiso solidario y  ponernos a disposición para las medidas que decidan tomar.

Ultimo momento: al cierre de esta edición los compañeros del BAUEN nos informan que han logrado una resolución judicial en la Cámara de Apelaciones que ordena frenar el desalojo en forma provisoria.

Celebramos la buena noticia y nos mantendremos alerta a las próximas novedades. No pasarán ¡El BAUEN es de los trabajadores!

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb