La semana empezó mal para el Gobernador Schiaretti. A la noticia de que según el INDEC el Gran Córdoba tiene la población más indigente del país (siendo esta provincia la que aseguró a Macri el triunfo en el ballotaje ante Scioli en 2015) se le suma el escándalo generado por la contaminación que está provocando la empresa Taym luego del desborde que sufrió el martes 28 por la noche. Esto se dio porque el temporal que azotó el sur de la provincia provocó inundaciones que sobrepasaron el predio de la planta y llegaron al canal los Molinos. El agua que arrastró la inundación contaminada fue a parar al canal y la planta potabilizadora debió cortar el suministro de agua para el centro y sur este de la ciudad de Córdoba dejando a numerosos barrios sin agua y con la preocupación en la población por el nivel de contaminación que pueda tener.

Aquí hay dos grandes cuestiones para mencionar. Por un lado, las inundaciones siguen azotando no solamente Córdoba sino a todo el país, desnudando la responsabilidad de los gobiernos que no evitan los mal llamados “desastres naturales”, sino que los fomentan al incentivar la tala de bosques, el levantamiento de predios cerrados que desvían canales y arroyos y fomentando los agronegocios que demandan la desaparición del monte y el uso de agrotoxicos indiscriminadamente y sin control. En ese sentido las inundaciones en todo caso son crímenes sociales con responsables directos. Por otro lado, los negocios de los gobiernos tanto provincial como nacional con sus socios empresarios debemos pagarlos aquellos que sufrimos los desastres ambientales que generan como el último derrame de la Barrick Gold en Valedero (San Juan) o la contaminación de Taym en Córdoba. Son los gobiernos de Macri y Schiaretti los que subsidian y eximen de impuestos a estas empresas que no invierten en infraestructura, se la llevan en pala y quedan impunes ante los desastres que provocan.

Si hay algo que caracteriza a Córdoba es su tradición de lucha contra estas políticas. Como se está dando contra la Ley de Bosques que quiere hacer pasar Unión por Córdoba, la lucha en Bouwer contra el basural a cielo abierto, la lucha contra el basural que quiere instalar Cormecor en Villa Santa Ana y como se dio con Monsanto que fue echada de la provincia por la resistencia popular.

¡BASTA DE DESASTRES AMBIENTALES! ¡MACRI Y SCHIARETTI SON LOS RESPONSABLES!

¡QUE LOS EMPRESARIOS PAGUEN LOS DAÑOS PROVOCADOS!

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb