Buenas tardes a todos y a todas. La Izquierda al Frente por el Socialismo es una realidad compañeros y lo hemos venido demostrando ya hace un par de meses. Hemos tenido la perspectiva de trabajar en común con los compañeros del MST y a diferencia de otros sectores hemos tenido declaraciones políticas que fijaban la posición de este nuevo frente hacia la gente y eso tiene su importancia; es decir, no nos hemos escondido frente a los grandes hechos que han ocurrido. ¿Por qué? Porque justamente tratamos de tener una práctica distinta. No se pueden estar todos los días diciendo cosas distintas y después ir a las elecciones y decir que esa es la unidad. La unidad se va construyendo, no la unanimidad, sino la unidad se va construyendo.

En ese sentido el desafío es enorme porque el gobierno de Cambiemos apenas va quince meses y ya está derrapando. Y eso es importante porque se pensaba que este era un gobierno que iba a durar muchos años, que no iba a tener problemas. El gobierno de Cambiemos vino a cambiar cosas pero en contra de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Hemos visto en estos quince meses una vuelta de tuerca de cosas que ya venían del gobierno anterior pero que se han profundizado a un nivel espectacular. Y que condicionan el futuro del país y el futuro de la clase trabajadora.

Una es que este gobierno nos endeudó en 70 mil millones de dólares en quince meses. ¿Quién va a pagar eso? Ya conocemos la historia de la Argentina: lo pagamos con hambre de los trabajadores y sus familias, pagamos con menos salud y educación, con menos perspectivas para los sectores populares. Y eso es lo que está ocurriendo: por eso no le quieren dar el aumento a los docentes. Es así de simple: si hay que pagar la deuda que se está tomando no va a haber plata para los docentes. Inclusive se hace la denuncia de que el Fondo Monetario (que ya es un nuevo amigo de este gobierno) ya le ha impuesto una serie de pautas para seguir trabajando con la Argentina. Esas son las pautas: ningún aumento para los docentes.

Ya, cuando se hacía la campaña electoral presidencial se hablaba del fin de ciclo del kirchnerismo y para eso venía Cambiemos. Bueno, a quince meses ya nos hemos dado cuenta y la población se ha dado cuenta, para dónde va a este gobierno. Entonces vuelve otra vez la discusión del problema del futuro de país. Son variantes patronales que obviamente tienen sus matices pero todas van para el mismo lado: mantener el statu quo de este sistema de hambre y explotación. Este gobierno está forzando eso.

Nosotros hablamos de un proyecto más profundo y ahí viene nuestro aporte al debate. Para la Izquierda al Frente las elecciones son un instrumento con el cual poder aportar no solamente a la resolución de los problemas inmediatos o más acuciantes. Sino que queremos empezar a transitar un camino más profundo, que no es el problema del PJ o del PRO, sino que es el problema del sistema, del capitalismo, cosa que no hace el resto de la izquierda. Nosotros queremos aportar a que quede algo en la cabeza de los trabajadores y el pueblo. Que no es solamente cada dos años votar sino que hay que poner en marca un movimiento obrero, de trabajadores, de las mujeres y la juventud que cuestione este sistema y para nosotros se llama socialismo.

Héctor Heberling, candidato a senador por la provincia de Buenos Aires. 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb