Paro Internacional de Mujeres

Las mujeres copamos la ciudad de las diagonales, de eso no hay dudas. Fue una histórica movilización de unas quince mil compañeras por las calles de la capital de la provincia de Buenos Aires. Allí nos hicimos presentes Las Rojas, junto a una veintena de organizaciones políticas y sindicales y referentes del movimiento de mujeres. La movilización arrancó desde la plaza Moreno, frente a la Municipalidad, y terminó en la Gobernación, con la lectura de un documento que elaboramos el conjunto de las organizaciones.

Un documento a la altura de las circunstancias

Es de destacar la elaboración conjunta que logramos formular para el documento: de alto contenido político, pudo denunciar a los gobiernos nacional, provincial y municipal, dando muestras concretas de cómo se vienen vaciando las políticas de género y cómo se profundiza el ajuste y la impunidad. Además, tomamos nota del rol que están ocupando los dirigentes de las centrales obreras de nuestro país, así como también dimos cuenta de los espacios y comisiones de mujeres que son muy importantes al momento de garantizar el paro.

En el documento también dejamos claro cuáles son nuestras demandas: el aborto legal seguro y gratuito, el trabajo genuino para todas, la exigencia del fin de la violencia de género, la implementación del cupo laboral trans, y la libertad inmediata a Higui –compañera lesbiana presa por defenderse de sus agresores-, resonaron otras consignas como: la solidaridad con las luchas de las y los docentes, de las obreras textiles de Neuquén, de los trabajadores de AGR-Clarín y de los trabajadores de la línea ESTE.

Desde el #NiUnaMenos el movimiento de mujeres de nuestro país dio un salto en calidad, y en este 8M en particular, ayudó mucho la Women’s March para que más compañeras comprendan la responsabilidad que los gobiernos tienen sobre la situación de las mujeres, el colectivo LGTTB y los trabajadores y jóvenes. Vemos cómo ante cada convocatoria que pone en el centro a los problemas de las mujeres, aparecen en la calle miles de muestras de solidaridad activa; resulta que ante los hechos recientes como el paro de octubre del año pasado, esas muestras superan las fronteras nacionales y se convierten en hechos políticos de gran magnitud a nivel mundial.

El rol de la burocracia sindical: la otra cara de la jornada

Sin embargo, un elemento que podría haber contribuido a la jornada de hoy, hubiera sido que las centrales sindicales convocaran a un paro general en apoyo a nuestras demandas. En lugar de hacerlo efectivo, los dirigentes de las centrales dejaron a su suerte a miles de trabajadoras para que se las arreglen solas ante sus patrones. A pesar de esto, muchas dependencias estatales provinciales pudieron garantizar el paro en sus estructuras, como lo hizo el Ministerio de Agroindustria en conjunto con el de Educación, la Secretaría de DDHH, en una importante cantidad de escuelas, entre otros. Donde hay activismo dispuesto a organizarse, las actividades previas a la movilización salieron muy bien a pesar de las presiones.

El 8M llega en un momento donde hay un sector importante de la sociedad que viene haciendo una experiencia con el gobierno, y empalma con dos hechos muy importantes: la huelga docente y la movilización de la CGT. Es muy importante batallar en el movimiento de mujeres para que se integren cada vez más estas peleas, y que se encaminen en la perspectiva de derrotar a Macri y su política de ajuste. Las Rojas estamos al servicio de estas luchas. ¡Adelante, compañeras!

Las Rojas La Plata

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 448

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion