La política discutida por nuestro partido en el Encuentro Sindical Clasista de Atlanta (ESC) de realizar acciones contra el ajuste como echo central de la política obrera, tuvo su lugar en la zona Oeste del conurbano Bonaerense. El 10 de abril, unos 250 compañeros llevamos adelante el corte del acceso Oeste a la altura del Hospital Posadas a partir de las 7 am. Con presencia de trabajadores Ferroviarios fundamentalmente, y de trabajadores del Hospital Posadas, el corte se logró con éxito y, a diferencia de lo ocurrido en Panamericana, sin enfrentamiento con Gendarmería.

El gran ausente en el corte en la autopista fue el PO.

Para “diferenciarse” de las organizaciones que conformamos el ESC había organizado (a través del Encuentro que se realizó en Fate)  un corte frente a Pirelli (Merlo) para las 5 am, teniendo en cuenta el cambio de turno de la fábrica es a las 6 am. Para sorpresa nuestra, los compañeros llegaron a las 7 am horario en que ya todo el mundo estaba trabajando. Esto demuestra una combinación entre falta de conocimiento de los tiempos que se manejan en las fábricas (que no es la misma que la de los trabajadores estatales)  vinculada a la orientación “piquetera” que tuvo y que arrastra como problema estructural, y su (des) orientación política: al igual que hace la oposición patronal y también el kirchnerismo, utilizar el ajuste en un sentido de desarrollo propagandístico electoral priorizando sus propios cortes como trampolín mediatico. La opción proselitista del PO tuvo su consecuencia, más allá del fiasco político del no-corte en Pirelli: el SUTEBA de la Matanza, dirigido por Romina del Plá (PO),  cuyos docentes fueron protagonistas de la histórica lucha salarial-educativa,  no participó en el corte del acceso Oeste, contribuyendo por responsabilidad de su dirección, al desarrollo de el paro dominguero que tanto querían Moyano y Barrio Nuevo.

El Nuevo MAS da sus primeros pasos en las construcción de su trabajo político en la zona Oeste, cortando la autopista junto a la vanguardia organizada y combativa de la zona. Queremos plantear una discusión clarificadora: los trabajadores debemos decidir si hay que priorizar el propio desarrollo de frentes electorales  en detrimento de la lucha de los trabajadores contra el ajuste como viene haciendo en los hechos el FIT, o si desarrollar una política común contra el gobierno, todo el personal político patronal, y la burocracia sindical (desde Michelli hasta  Moyano), que es la apuesta que hicimos en el Encuentro Sindical de Atlanta, y que ha sido un acierto.

La clase trabajadora se ha colocado luego de décadas, como un actor político y social central en argentina: ha demostrado que “la muerte de la clase obrera” era un deseo reaccionario e irreal.  El primero de Mayo debe ser una plataforma para el desarrollo de la unidad política de los trabajadores, sus organizaciones políticas y sindicales contra el ajuste, y por la continuidad del paro general por 36 horas. O primero de Mayo de los trabajadores, o acto electoral del FIT.

 

Regional Oeste

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb