La situación de los trabajadores está en un momento de punto de inflexión, todavía no está muy claro en la cabeza de los compañeros y compañeras, que el plan que tiene el gobierno de Macri para garantizar las ganancias de los empresarios consiste en reventar a los trabajadores y no sólo desde el punto de vista salarial, quiere mayor productividad, desocupación, flexibilidad y precarización. Todo esto a costas de nuestra salud, nuestros ingresos y el de nuestras familias.

En Córdoba el plan del gobierno nacional se lo está implementando a rajatabla. En la industria en particular, la idea de las patronales y el gobierno es ir contra los convenios colectivos de trabajo; esos convenios que nos costaron años y años de lucha conseguir, que les falta un montón en cuanto a derechos, pero que son producto de las luchas que dieron y que seguimos dando de conjunto el movimiento obrero. La táctica para esto es, primero, despedir a los compañeros que se destacan, referentes que no bajan la cabeza, que se organizan para defender nuestros derechos, y además compañeros que están con carpetas médicas prolongadas producto de las malas condiciones en las que se trabaja casi en la totalidad de las fábricas.

La industria automotriz y autopartista en Córdoba

La fábrica Renault de Santa Isabel, tras un acuerdo con Nissan, Mercedes–Benz, para fabricar las nuevas pick-up, lograron avanzar en reventar conquistas de los trabajadores producto de la flexibilización sobre el convenio colectivo del SMATA en la Renault. La patronal, con la complicidad de la burocracia del SMATA, con el argumento que esto iba a generar muchos puestos de trabajo, logró sacarse de encima a muchos trabajadores a través de retiros “voluntarios”, que son en realidad retiros compulsivos (agarrá porque sino te echamos por menos plata), y así contratar trabajadores más sometidos por las nuevas condiciones del nuevo convenio, tercerizados por agencias o consultoras y con un salario mucho más bajo.

Debido a esto, las patronales que realizan autopartes para la Renault, ya empezaron con la “reestructuración” de sus plantas para poder garantizar la producción que exige la multinacional francesa.

Por eso es que se desataron despidos en varias fábricas, Feurecia, Valeo, Fumiscor. Los trabajadores de estas autopartistas están sindicalizados en la UOM, que son los que peor la pasan con estas políticas flexibilizadoras.

Pero la reacción de los trabajadores no se hizo esperar, en Feurecia se realizaron piquetes en los portones, parando a los camiones con materiales para la producción, que garantizó el paro en la planta de dos turnos. En Valeo se está peleando por la reincorporación de los despedidos con quite de colaboración y asambleas por turno. Fumiscor está en etapa de conciliación obligatoria, con los despedidos en planta. Por su parte, la dirigencia de la UOM no propone medidas más contundentes y de conjunto para poder frenar los planes del gobierno y las patronales.

La clave para poder torcer el brazo a las patronales son medidas más radicales con asambleas, piquetes, paros y movilizaciones, con la exigencia al secretario general del gremio para que llame a un paro general de la UOM, con movilización, para que estos despidos injustificados no pasen.

Situación en la industria láctea y alimenticia

En estos sectores el plan del gobierno es muy parecido, despedir activistas, para poder garantizar condiciones más precarias en cuanto a salarios y condiciones en las fábricas, sin que nadie diga nada.

En Coca Cola se están despidiendo trabajadores contratados y efectivos.

En Sancor el intento de avanzar con despidos es tal, pero no se logra concretar por la extraordinaria lucha que están llevando adelante los trabajadores, a pesar de las provocaciones de la patronal. Con el argumento de crisis no pagan en término los salarios y horas extras hace ya mucho tiempo, hay compañeros que terminan de cobrar sus haberes los días 26, 27 de cada mes. Es un verdadero escándalo que la conducción del gremio lo viene justificando con el argumento que hay que cuidar a la pobrecita fabrica que no tiene plata. Esto es un engaño porque a nivel de ventas, la cooperativa sigue manteniendo su liderazgo entre los principales productos en el mercado lácteo y de yogures.

Por el momento, los trabajadores vienen resistiendo apelando a métodos de lucha tradicionales e históricos del movimiento obrero: asambleas, paros y toma de planta. En este momento se encuentran de paro hasta que no se depositen todos los haberes correspondientes del mes.

La reacción de los trabajadores ante el avance de los empresarios y el gobierno de Macri y Schiaretti es estupenda, pero para poder derrotar estos planes hay que ir mas allá, convertir las luchas sindicales de cada sector, en una verdadera lucha política, largar una exigencia de paro general a la CGT y CTA, no se puede esperar hasta la segunda quincena de Marzo, es una verdadera burla de estas centrales, que están haciendo todo lo posible para dilatar el paro. Hay que empezar ya, con ver de coordinar con otros trabajadores medidas de conjunto, arrancarle a la burocracia el paro general y así darle un duro golpe al gobierno, para hacerlo retroceder con las medidas de ajuste a los trabajadores.

POR PARITARIAS LIBRES Y SIN TECHO

BASTA DE DESPIDOS Y SUSPENSIONES

NOS TOCAN A UNO, NOS TOCAN A TODOS

PARO GENERAL YA, CON MOVILIZACIÓN PARA PARAR EL AJUSTE DE MACRI Y LAS PATRONALES

 

Metalúrgicos Nuevo MAS

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 448

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion