El día martes 31 de enero por la noche, la patronal de Textil Neuquén, fábrica que abastece en gran parte al estado provincial con la confección de indumentaria de trabajadores estatales, vació la fábrica por la noche, llevándose criminal e ilegalmente las máquinas de producción, dejando así a 35 trabajadoras en la calle, que se encontraban en vacaciones y que debían reincorporarse en los próximos días.

Ante esta grave situación, sobreponiéndose al impacto inicial, las trabajadoras decidieron tomar la planta, ocupación que hasta el día de hoy mantienen, iniciando un plan de lucha con volanteadas, cortes de ruta y movilizaciones.

Desde el Nuevo MAS llevamos nuestra solidaridad a las compañeras, señalando claramente que este conflicto se da en un contexto nacional de constantes ataques por parte del gobierno de Macri contra los trabajadores, con políticas de ajuste que vemos todos los días, como los nuevos tarifazos en la luz, rebaja salarial, despidos como en AGR-Clarín y cierres de fábrica que vienen sucediendo en distintas partes, y que los gobiernos provinciales, en sintonía con esta situación, actúan directamente en complicidad con a las patronales.

Sin ir más lejos, éste es el caso con los Huerta (dueños de la fábrica y de los locales de ropa Amici) que en su momento fueron beneficiados con un crédito del Iadep, con el cual pudieron levantar la fábrica hace más de una década, crédito que nunca pagaron, por lo cual las máquinas que se llevaron se encuentran “prendadas”.

Es esta situación la que revela la entera complicidad del gobierno provincial, verdadero responsable, junto con los Huerta, de este atropello a las trabajadoras, al permitir estos manejos despóticos de patronales que no tienen ningún tapujo en hambrear a las familias de los trabajadores.

En este sentido, planteamos que es necesario concentrar todas las fuerzas en preparar una gran movilización a Casa de Gobierno convocando a los distintos sindicatos y las centrales como la CTA y también la CGT, para exigirle al gobernador Omar Gutiérrez que de forma inmediata debe garantizar los salarios de las trabajadoras textiles, al mismo tiempo que se haga responsable de la restitución de las máquinas que se llevó la patronal, y de ese modo generar las condiciones para plantear concretamente la estatización de la textil bajo control de sus trabajadoras.

Masifiquemos el conflicto, en unidad con los más amplios sectores, para golpear con un solo puño al gobierno y a las patronales ajustadoras.

Nuevo MAS Neuquén

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 442

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion